ENTÉRESE DESDE SU MOVIL,
CONECTESE A INTERNET Y SOLO ESCRIBA:
http://eljejen.com

fapermex_small.jpg (1518 bytes)  band_mx.gif (16678 bytes)
 
   

INICIO          CULTURA          ENTRETENIMIENTO          OPINIÓN          VIDEOS

 

RECOMIENDE ESTE CONTENIDO 

ESTADO DEL TIEMPO

TV INTERNET

 

 

 

INFORME ROJO

Mussio Cárdenas Arellano

LAS CHOAPAS: LA SINIESTRA POLICÍA

* Tortura y mata en las cárceles * Mujer policía que patea * El crimen del regidor * Renato y la represión * Amenaza a Eva Cadena * Si regresa, van a “darle en la madre” * Granadas de fragmentación en el sur * Las mentadas de Belem * Y sus lagunas mentales * SEV: el marcelismo inunda la nómina.

21 de agosto de 2017

Agreste su serranía, imponente, Las Choapas fue nido de matones, su refugio y su guarida, ocultos los violentos para burlar la ley y para evadir a otros sicarios contratados para cortarles la vida. Hoy, la sangre la derraman ellos, los malos, y la policía municipal.

Por años gobernó la ley de la selva, los caciques del petróleo, y con ellos los asesinos que por encargo van por sus víctimas y regresan a sus chozas, como si matar fuera un ritual santo, concentrando violencia sin par en Veracruz.

Y luego llegó el tronquismo que usó el poder para servirse y saciar ambiciones y revanchas, empleando la fuerza pública para reprimir y someter al pueblo, a los adversarios, a quienes disentían, mientras el atraso social decía “aquí estoy” y las fortunas de nuevos ricos surgían de la nada, asociadas a lo malo y a lo peor.

Por ahí se trafican droga y migrantes, impunes las bandas criminales que se adueñaron del territorio choapense, en un corredor que viene desde Tabasco y Chiapas, tocando el Veracruz que colinda con Oaxaca hasta empatarse con las zonas primera y cañera para seguir al norte.

Es Las Choapas tierra impune, administrada por los caciques políticos, rufianes que acceden a la plenitud del poder y ahí comienza el desvarío y la pérdida de razón, un Renato Tronco que habrá abrevado en La Ley de Herodes como Biblia de sus desenfrenos y excesos, el atropello al indefenso, la felpa en prisión al que saliendo ha de morir.

De la mano de Renato Tronco fue el crimen de Alfredo Pérez Juárez, el regidor panista con quien construyó el proyecto para alcanzar la alcaldía y una vez en ella, desde la presidencia municipal, comenzó el asedio, el linchamiento público, la ofensa y la descalificación hasta la noche infausta en que a punta de bala lo sacaron de la vida.

Ese crimen lo envió a los brazos de Fidel Herrera Beltrán. A cambio del perdón, de no ser desaforado ni enjuiciado, el edil respondón, altivo, echador, se convirtió el perro faldero del sultán de Nopaltepec, su “mejor guerrero”, su cómplice en el fraude electoral y financiero y, por encima de todo, en el administrador del corredor en que a los migrantes se les trafica y a la droga se le trasiega.

Lo demás se cuenta solo. Renato, con poder, es sádico. Mítines y protestas de hombres y mujeres que llevan niños con ellas, de ancianos con espíritu de lucha y, sobre todo, dignidad. Y a una voz les llega la represión, golpeados por la tropa policíaca, apaleados, gaseados, reponiéndose a duras penas en una cama de hospital.

Otros sufrieron el levantón. Sus verdugos no fueron malosos sino la policía municipal. Pararon en la cárcel, les dieron una tunda. Y todavía los hicieron pagar una multa.

Al maestro Duque —Miguel Ángel Castillo Duque— no le fue mal, le fue de muerte. Reclamó que a un menor, por un problema familiar, lo confinaran a pasar en custodia una noche tras las rejas. Alegó, se encrespó. Recibió una golpiza. Días después, lo que es la casualidad, murió. Murió por un derrame cerebral. Murió de causas naturales, según registró el dictamen oficial.

Usaba Renato Tronco a la policía, las patrullas, la logística, para su beneficio personal. Guardias para él, guardias para su mujer, guardias para su recinto de operación política, guardias en eventos de playa aunque ahí no haya playa.

Proclive al crimen es la policía de Las Choapas. Hoy los casos alarman. Si no matan a golpes a un reo en una cárcel de una congregación, hay denuncia por acoso sexual y laboral, o el caso del detenido que casi es degollado por el exceso de golpes, torturado casi hasta el límite de su vida, o la enferma mental con uniforme policíaco que tunde a golpes a un detenido que, indefenso, trae las esposas en las manos.

Brutal, terrible, aquel día, 15 de enero de 2015, en que por escandalizar en la vía pública, Gonzalo Hernández Esteban fue detenido. Lo llevaron a una prisión en Ixtacomitán. Horas después debió ser trasladado a Coatzacoalcos donde falleció.

A golpes le dañaron sus órganos, el páncreas, el hígado, cercenada su vida por los excesos de los policías que lo tenían bajo su resguardo.

Justificó la muerte el director de la Policía Municipal de Las Choapas, Eugenio Palma Arjona: Tenía dolores de hígado de “tanta caña y cerveza que tomaba”.

Y negó que sus oficiales lo hubieran matado a golpes.

Pronto huyó. Pronto se le declaró cómplice del asesinato, de encubrir a sus policías criminales.

Otros casos son actuales. A ellos se refiere INFORME ROJO, el 16 de agosto:

“A ellas dos, policías municipales de Las Choapas, las agravió su superior. Un día, Antonino Gómez Ezquivel, su jefe, su director de la policía municipal, las llevó consigo y en un fiestón donde hasta militares hubo, las conminó a ser “damas de compañía”. Ocurrió en el rancho del alcalde Marco Antonio Estrada Montiel.

“Ebrio, armado, pretendía que convivieran con los efectivos del 44 Batallón de Infantería. Y las dos lo denunciaron por acoso sexual-laboral.

“Segundo caso: policías a cargo actuaron con fuerza bruta y se les pasó la mano. Detuvieron el domingo 13 a dos jóvenes que presuntamente habían intentado robar en una vivienda. Uno de ellos paró en el hospital con una cortada profunda debajo del mentón, casi degollado, producto de la tortura a que lo sometieron los subordinados de Antonino Gómez Ezquivel.

“Tercer caso: Carlos Mario Aguirre Domínguez intentó evadir una revisión de rutina. Fue apresado por elementos de la Policía Municipal, reportado como sospechoso en las cercanías de la tienda Dipepsa.

“Esposado, controlado, caminaba junto a los elementos que cumplían con su labor. A su encuentro sale una policía alevosa, prepotente, cargada de ira. Se trata de Yeni Hernández, quien lo abofetea y patea ante la mirada cómplices de los elementos policíacos.

“A la distancia, algunas voces se escuchan. Son los reproches de los testigos que con su teléfono celular captan la escena, y luego la suben a las redes sociales, y luego se vuelve viral”.

Se reedita su historia violenta. Y lo más grave es no saber de qué se está hablando, cuando no se sabe qué es peor, o quién es peor: la delincuencia o la policía.

Y el silencio del alcalde Marco Antonio Estrada Montiel, que va de fracaso en fracaso en el tema de seguridad, en uno de los municipios más violentos de Veracruz.

De tantos agravios, de tanta barbarie, resultan ser iguales. Sólo que uno, la Policía, debía ser garante de la seguridad.

Fue Las Choapas refugio de matones. Es tierra violenta y la policía, su policía siniestra, es criminal.

Unos pegan, otros levantan, otros matan.

Archivo muerto

Ronda la sangre a Eva Cadena. Le allanaron su hogar y ahora la amenaza. Cuatro empleados suyos, a bordo de una camioneta de su empresa, son interceptados el viernes 18. Un par de tipos armados, uno con pistola, el otro con escopeta, los hacen descender del auto. Los someten. Tendidos sobre la carretera, boca abajo, alcanzan a escuchar: “Díganle a Eva Cadena que estamos esperando que regrese para darle en la madre”. Uno de los hombres actúa violentamente contra uno de los empleados, pero al oír ruidos, deciden marcharse. Les quitan sus teléfonos celulares, sus carteras y el vehículo, que aparece horas después. Acude Eva Cadena, diputada sin fuero, a la Fiscalía General del Estado de Veracruz e interpone la denuncia. Su comunicado cita el tema de los videos en que se le ve recibir cantidades de dinero para el dueño de Morena, Andrés Manuel López Obrador, que luego devolvió —“una trampa para grabarme y usarme como parte de sus estrategias de campaña”, dice—; el allanamiento a su casa, hurgando entre sus objetos personales, sin llevarse nada; las amenazas de muerte a ella y a su familia en redes sociales, y ahora la advertencia de que si regresa a Las Choapas la van a matar. S la ejecutan el infierno político devora todo… Se activa y adiós. Una granada, hallada en el basurero de Villa Allende, alerta a todos. Se despliegan los militares, la policía, ante el riesgo de una explosión. Al mediodía del miércoles 16, un grupo de pepenadores observa la granada de fragmentación y da aviso. Llega la policía, le siguen los efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional, que de inmediato acordonan el área. Con equipo especializado la desactivan y la retiran. No es la primera. En Tatahuicapan, son detectadas dos granadas, medio enterradas, en el cerro de San Martín. Las hallaron dos campesinos cuando se dirigían a realizar su faena y dieron aviso. Lo de Villa Allende suena a delincuencia organizada, donde prolifera el control Zeta, las bandas que mueven y controlan al poder político; en Tatahui, o son los Zetas o son los grupos políticos. Hay un video. En él se ve y se escucha a Eloy González, líder en el pejepartido en aquel municipio gritar algo insólito. “Aquí están las armas”. Hay un tercer evento. Rafaguean una empresa de grúas en Acayucan, en el barrio La palma, el Y todos callaron… Insulta Belem Reyes para defender la “honra” del célebre Saúl Wade León, alcalde real de Minatitlán y autor del engaño a la Auditoría Superior de la Federación. Su caso, implicado el alcalde irreal de Minatitlán, Héctor Cheng Barragán, se ventila aún en el Congreso de Veracruz, promovida la denuncia por seis regidores hace casi nueve meses, sin que la diputada local por Morena, July Sheridan, mueva un dedo. “Mussio Chinga tu madre por tus PINCHES MENTIRAS PIERDO A MI BEBÉ. Escribiste sin corroborar cabron para mi eres un vividor del sistema Explicanos que haces con el sueldo de DIZQUE COMISIONADO DE LA CEAPP??? Jamas me diZque diste derecho de replica. Le haces daño al PAN PRI Y MORENA JUNTOS”. Ha de padecer mitomanía y lagunas mentales la tipa. Nunca envió su réplica a un comentario en el que, de entrada, ni siquiera la identifiqué. Ofrecí el espacio, remití la dirección electrónica y nunca respondió. Tengo los registros. Dice Belem Reyes que cobro sueldo como “dizque comisionado de la CEAPP”. Falso. Nunca cobré en la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas, como consta en documentos y actas, y renuncié al cargo el 14 de febrero pasado. Repito: ha de padecer lagunas mentales la mujer. Dice primero que “por tus pinches mentiras pierdo a mi bebé”. Ni que fuera yo abortivo. Dos años después, el 30 de julio de 2016 me solicitó cordialmente que le proporcionara una fotografía de Sergio Cortés para ilustrar un reportaje sobre el puente Capoacán, fraude en el que se involucró a la ex alcaldesa de Minatitlán, Guadalupe Porras David, y al ex alcalde de Coatzacoalcos, Marco César Theurel Cotero. Le expresé que no tenía dicha fotografía. Se despidió así: “Gracias. Bendiciones”. Y una carita sonriente. O sea, suelta su trillado cuento de que casi pierde a su bebé por culpa mía y luego me manda bendiciones. Y también tengo los registros de la conversación en Facebook. Que se cheque porque se le bota. Lo soez sólo denota el vacío intelectual y la corrientez. Pero sus lagunas mentales, su delirio de persecución, esos sí que son graves. De todos lados sale mal doña Belem, sea Olmeca TV, sea TV Azteca, repudiada por un sector del gremio, de la misma CEAPP, que hasta le instaló cámaras de vigilancia por el asedio y resultó que eran vecinos que se movían dentro de los límites de su propiedad. Si no la amenazan, la miran feo. Y así su vida miserable. Sus insultos, téngalo por seguro, pronto hallarán respuesta… ¿Sabrá Miguel Ángel Yunes que en el sur, en la SEV, con cargo al erario se sostiene la estructura de uno de los operadores del priista Marcelo Montiel? Tiene Alfonso Morales Bustamante en la delegación de la Secretaría de Educación, recomendados y achichincles, incrustados en la nómina, resolviendo gracias al gobernador del cambio, el gasto de los activistas del marcelismo. Por la SEV anduvo Morales Bustamante ya dos veces, la última en tiempos de Marcos Theurel —“Te rompo tu puta madre”—, y que con los recursos públicos se cubran los salarios de quienes mueven el voto del PRI para regresar al poder. ¿Lo sabe el gobernador?…


INFORME ROJO

Mussio Cárdenas Arellano

JAVIER DUARTE: FARSA DE HAMBRE

* Acusa cacería de brujas * “Son presos políticos” * En Guatemala decía que cada quien era responsable de sus millones * Sus cómplices lo desnudan * Es un voraz ladrón * Flavino anda de shopping * Impunidad domiciliaria * Uribe, el sacrificado por el PAN * La cuñada de Saúl Wade * Con parientes nutre minisindicato municipal * Los Chagra y el H * Habrá segunda parte.

18 de agosto de 2017

Otra farsa, la de su huelga de hambre con té, muestra a Javier Duarte desquiciado y en el delirio total. Sus cómplices ahora son “presos políticos”, víctimas de una juez y un dictador —el gobernador Yunes—, blanco de una “cacería de brujas”, de una persecución. Algo así como House of Cards.

Hundido, se sabe teatral. Inicia una huelga de hambre sólo de alarde verbal, ingiriendo sólo té y lanzando un rollo que mueve a la sorna popular.

Su argumento es que la mano de Miguel Ángel Yunes Linares —“dictador que actualmente se ostenta como Gobernador”, le lanza con más ardor que tino— mueve a una juez, Alma Aleida Sosa Jiménez, para encarcelar a sus ex colaboradores y librarles órdenes de aprehensión.

Así, dice el ex gobernador de Veracruz, los harán declarar en su contra. Así los intimidarán.

Sufren pues los duartistas en prisión una “cacería de brujas”, “persecución política”, confinados en “el infierno por el que están pasando”.

Y se lanza a una huelga de hambre —farsa de hambre— para replegar al aparato judicial yunista.

Si eso no es teatralidad, ¿qué es?

Dice en su carta al periodista Ciro Gómez Leyva, aquel defendiera la honra de Xóchitl Tress, la novia del gordobés —“la amante, la puta”, expresó al aire—, airado por lo que llamó un linchamiento mediático.

En Imagen TV, lee el contenido el comunicador:

“A partir del día de hoy comienzo mi ayuno y mi confinamiento por voluntad propia y solicitado estar encerrado permanentemente en mi estancia y a diferencia de lo que se ha publicado en algunos medios de comunicación, no cuento con ningún lujo, vamos, no tengo ningún aparato electrónico.

“Esta decisión la tomo con la finalidad de que se detenga la persecución política y la cacería de brujas que existe en mi contra y en contra de mis excolaboradores en el estado de Veracruz.

“Mis excolaboradores que se encuentran privados de su libertad arbitrariamente en el penal estatal de Pacho Viejo en Coatepec, Veracruz, fueron detenidos con el objeto de:

Primero: presionarlos para que declaren en contra mía.

“Segundo: para crear una cortina de humo que distraigan a la sociedad del desastre de gobierno que existe actualmente en el estado de Veracruz.

“Por tal razón es que solicito la intervención inmediata del Consejo de la judicatura Federal y estatal para frenar a la juez Alma Aleida Sosa Jiménez que curiosamente es la juez que ha librado todas las órdenes de aprehensión y quien actúa bajo las órdenes del dictador que actualmente se ostenta como Gobernador.

“Ella es quien ha obsequiado todas las órdenes de aprehensión en contra de mis excolaboradores sin fundamentos legales, respaldándose en argumentos ridículos, complaciendo de esta manera las órdenes que recibe, repito, de su jefe, el gobernador del estado.

“Mi solidaridad está con Arturo, con Gina, con Mauricio y con Francisco. Estoy consciente del infierno por el que están pasando. Son presos políticos, víctimas de la desesperación de un mandatario que no tienen nada que ofrecerle a la sociedad, a la que sirve, salvo el circo que ha montado en mi contra en Veracruz.

“Creo en las instituciones, a lo largo de mi vida profesional y política he dedicado mi tiempo y concentración en fortalecerlas.

“Es por ello que estoy seguro que al final, este montaje creado para distraer a la sociedad veracruzana de los temas que en verdad interesan y permitan su desarrollo, se caerá y prevalecerá la justicia.

“La verdad nos hará libres”.

No es una carta común. Es la radiografía de un enfermo mental que habla de su respeto a las instituciones, por las que pasó como servidor público, ufanándose de haberles dedicado “mi tiempo y concentración en fortalecerlas”.

Lo que dice es demencial. Si alguien atropelló a las instituciones, las saqueó, las desmanteló, barriendo con el futuro de Veracruz, fue Javier Duarte, el ladrón.

Y a sus cómplices en prisión, Arturo Bermúdez y Gina Domínguez, Mauricio Audirac y Francisco Valencia, los usa para justificar la “cacería de brujas”, que no es de brujas sino de transgresores de la ley.

No dice Javier Duarte que semanas atrás —27 de junio—, confinado en la prisión militar Matamoros, en Guatemala, se lavó las manos en torno al saqueo de las arcas públicas de Veracruz. Si alguien robó, no fue él. Si alguien desvió recursos, habrán sido los secretarios de gabinete.

Les imputaba que si alguno participó en “la extracción”, que asumiera su responsabilidad, que pagara sus culpas.

Allanado a la extradición, decía al tribunal guatemalteco:

“El Gobernador del Estado no tiene esa competencia, para ello existen los secretarios de cada una de las dependencias, que como la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo del Estado establece, son responsables de cada una de sus actuaciones en sus secretarías, así que no tiene que ver con la actuación del jefe del Ejecutivo del estado, por lo cual verdaderamente considerarlas irrisorias y una falta de respeto a las autoridades aquí presentes”.

De aquel episodio, INFORME ROJO planteó el 7 de julio:

“Siempre sí hubo saqueo. ‘Extracción’, le llama Javier Duarte, el puntilloso, soberbio y locuaz ex gobernador, perfilando a su séquito, los secretarios de su administración, como los autores reales del robo al erario, los que le metieron la mano al cajón.

“Allanado a la extradición, acusa que son ellos los responsables de los recursos, su uso, las acciones que por la naturaleza de sus encargos les confiere la ley.

“Su dicho es fuego para el duartismo que lo vio encabezar el peor saqueo a las arcas públicas, desviando los dineros de orden federal, simulando acciones e inversión, engañando a la Auditoría Superior de la Federación, unas veces con efectivo que trasladaba en helicópteros oficiales, otras vía transferencias bancarias en cantidades descomunales.

“Y hoy dice que si hubo saqueo que respondan los secretarios de gabinete.

“Su declaración sacude a quienes llevan la bitácora del robo, los que participaron y sus perseguidores, los que recuerdan al sátrapa en el poder, dispensando órdenes demenciales luego de meter la mano al cajón.

“Una vez que admitió allanarse a la extradición por los delitos que le imputa la Fiscalía General de Veracruz —27 de junio— suelta su alegato, avizorando que el duartismo que lo ayudó a saquear, y que ya pactó su impunidad con el yunismo, tendrá que entregar cuentas.

“Van al paredón los titulares de Finanzas: Tomás Ruiz, Mauricio Audirac, Fernando Charleston, Gómez Pelegrín; el falso general Bermúdez, que en la Secretaría de Seguridad halló un botín, desatando la violencia para vender seguridad privada; o en la Sedarpa, donde el ínclito Ferrari está acusado de todo”.

Hoy, sus cómplices son “presos políticos”. Ya no son los secretarios que tendrían que asumir su responsabilidad por el manejo de los recursos que pasaban por sus manos. Hoy son “presos políticos”, presionados con cargos de la Fiscalía por malversar recursos para que lo terminen de hundir.

Si por Javier Duarte hubiera sido, quienes participaron en la “extracción”, los Bermúdez y las Ginas, los Audirac y los Valencia, tendrían que quedarse en prisión.

Uno de ellos, Arturo Bermúdez, el falso general, no es la víctima que Javier Duarte pretende vender. Bermudez es su acusador, el que ante la Procuraduría General de la República reseñó cómo se realizaba el desvío de dinero, a instancias del tesorero, hoy diputado denunciado, Tarek Abdalá Saad, por orden del ex gobernador.

Tira dardos sin tino. Dice Javier Duarte que la juez Alma Aleida Sosa Jiménez es juez de consigna y que va contra sus ex secretarios de gabinete. Pues no. Ella lleva parte de los juicios, otros jueces desahogan causas penales distintas, todas sobre el atraco a Veracruz.

Javier Duarte no es un luchador social, ni un activista por los derechos humanos, ni perseguido político. Es un truhán que saqueó a Veracruz, su erario, sus bienes, llevado de la mano de su esposa Karime Macías, la que goza de cabal impunidad en Londres, solapada por la PGR, por el círculo de control priista, por Peña Nieto y su mafia en el poder.

No hay sobre Javier Duarte una “cacería de brujas”. Ese término se atribuye a los inocentes que son ejecutados por una imputación infundada.

Su caso es diametralmente lo contrario. Saqueó, robó, atracó las arcas públicas, y con él una banda delincuencial, la parentela y los amigos que usaron el poder para provecho personal.

Lo desnudan Moisés Mansur, José Juan Janeiro, Alfonso Ortega, los cómplices cuyas revelaciones grabadas lo retratan, lo describen, lo incriminan, lo exhiben como un voraz ladrón.

Y ante lo que ve venir, su farsa de hambre.

Archivo muerto

Goza Flavino Ríos de impunidad domiciliaria. Debía estar confinado en su hogar, en Xalapa, tal como lo determinó un juez, sujeto a proceso penal, pero no. Anda de shopping el ex gobernador interino de Veracruz, el que movido por su ambición asumió el poder —lo que quedaba de él— cuando Javier Duarte dejó el cargo y huyó. Lo captan en centro comercial y en las redes le dan con todo. Anda libre, impune, tras el show que armó para dejar el penal de Pacho Viejo, un preinfarto, su vida en riesgo, el traslado a un hospital privado y de ahí a su hogar. De treta en treta, con la venia del Poder Judicial, con la farsa del fiscal Jorge Winckler que sólo fingió que se inconformaba por la decisión, Flavino se pudo zafar. Días atrás se sabía que estaría libre. Una vez que el priismo en el Congreso de Veracruz avaló la propuesta del gobernador Miguel Ángel Yunes para reestructurar la deuda estatal, Flavino Ríos debía salir. Y salió. Ahora va de shopping. Se le ve en los centros comerciales, quitado de la pena, burlando la justicia, con su sonrisa mordaz. Era prisión domiciliaria y ahora es impunidad domiciliaria. Y luego por qué la sociedad piensa que hubo negociación… Ya está. Nada le quitará a Pepe Uribe ser el candidato del PAN a la diputación local por el distrito Coatzacoalcos Urbano. Va con la venia de los Yunes azules, que ven en el sur un escenario caótico. Va, también, directo a una estrepitosa derrota. Con el fallido equipo yunista, los Rendón, los Esparza, los Abreu, los León, que no ganan ni en el juego de perinola, y la incapacidad de los panistas tradicionales, que resuelven el mundo desde el café, alejados de las colonias y congregaciones, de los problemas y sus víctimas, lo único que el médico y el PAN verán será el triunfo, una vez más, de Morena. Mal momento escoge Uribe para manchar su trayectoria política, sabiendo que al pejepartido, en Coatzacoalcos, simplemente no se le puede ganar… Se llama Vania Silva Barraza y es cuñada de Saúl. Con ella y otros rellenos, armó su sindicato municipal el alcalde real de Minatitlán, Saúl Wade León, para enfrentar y socavar al Sindicato de Empleados Municipales de Minatitlán, titular del contrato colectivo con el ayuntamiento y que le ató las manos cuando pretendió tener el control de toda la plantilla laboral. Sirve la cuñada y otros 40 empleados para la trastada, las ínfulas de poder de l’enfant terrible, el junior que usa a TítereCheng, el alcalde de pacotilla que le avala el saqueo, los contratos de obra con los que otro pariente, su cuñado Jaime Silva Barraza, ha hecho fortuna. Unos 50 millones de pesos entregados a siete compañías… A July Sheridan —Miriam Judith González Sheridan— no le indigna que diputados vayan a la boda del legislador Rodrigo García Escalante, en la Riviera Maya. Le purga que no la inviten. Fiestera como es, bohemia como le gusta, la diputada de Morena por Minatitlán les imputa que no acudan a la primera sesión de la Comisión Permanente del Congreso de Veracruz por acudir al enlace matrimonial del legislador del Partido Verde Ecologista de México, hoy desvinculado del Grupo Mixto Juntos por Veracruz. La corrige la diputada del PAN, Mariana Dunyaska García, quien refiere que la sesión no se realizó en solidaridad con la presidenta del Congreso estatal, Mariely Manterola Sáinz, por la muerte de su hermano, el ex subsecretario de Gobierno, Pedro Manterola. Dice July Sheridan que ella mejor se dedica a ir “visitando comunidades y atendiendo necesidades”. Su fama no es esa, la del servicio a los demás. Es la única diputada de Morena que acude a festejos con sus pares del PAN —¿lo sabrá Andrés Manuel López Obrador?—. Es la única que se ha quedado dormida en plena sesión del Congreso de Veracruz —la foto con esa estampa fue viral en las redes sociales—. Es la única que teniendo un caso de corrupción documentado en su distrito, el que implica a Saúl Wade, el poder real en Minatitlán, ha dejado pasar el saqueo, los negocios, el engaño a la Auditoría Superior de la Federación, a la que el gobierno de Saúl Wade, vía el alcalde formal, Héctor TítereCheng Barragán, le mintió para ocultar el destino de 117 millones de pesos. Por si July Sheridan no lo sabe, la omisión también es corrupción… Irrita al chagrismo la difusión de sus ligas con el Comandante H, la renta de inmuebles, su vínculo con Fidel Herrera, la fascinación que el ex gobernador sentía por el Clan Chagra, sobre todo por Mily, y el desprecio hoy del jet-set de Coatzacoalcos en el que insertaron al líder zeta. El video es mío. Y lo que les falta por ver. Habrá segunda edición…


INFORME ROJO

Mussio Cárdenas Arellano

SPINOSO: TAN LIMPIO, TAN SUCIO

* Devolvió 12 propiedades y aún debe * “Mi fortuna es producto de una herencia” * ASF le halló desvío de 2 mil millones * Y Duarte lo perdonó * SEV: siguen los aviadores * Y los jefes se roban los salarios * La foto de Ramos Alor y Nahle * Echado del Hospital Regional * Un alcalde y su moreno amor.

17 de agosto de 2017

Lo suyo no es robo. Su fortuna —presume Edgar Spinoso— proviene de una herencia, producto del crimen de su padre y es de monto reservado. “Es un tema privado”. Y esa reserva incluye las empresas sujetas a investigación, las viviendas en Woodlands, las pistas que tocan a Carlota, su esposa, a los hermanos.

Tan limpio está, dice el diputado federal, que no hay observación en sus días en el gobierno duartista. Sí la hay y él lo sabe.

Tan sucio está, acusa el gobernador Miguel Ángel Yunes, que devolvió 12 propiedades por las buenas, por el temor a ir a prisión, y quedó a deber algo más.

Lo suyo, pues, apunta a la corrupción que distinguió al duartismo, el desvío de recursos, el descomunal saqueo que precipitó la quiebra de Veracruz.

Otra ficha en el esquema duartista es Spinoso Carrera, que pasó por la Secretaría de Educación de Veracruz, por la Oficialía Mayor, tanto con Fidel Herrera Beltrán como con Javier Duarte, con cuya firma se dice qué sí y qué no se puede pagar, los millones y más millones con destino incierto, una de las puntas del iceberg de corrupción.

Yunes le imputa responsabilidad manifiesta y pronto habrá juicio de desafuero para enfrentar denuncias por malversar recursos públicos y servir, por sí o con familiares, al saqueo vía la red de prestanombres del ex gobernador Javier Duarte.

Spinoso, según el guión yunista, habría entregado 12 propiedades de las 22 que logró recuperar Miguel Ángel Yunes antes de asumir el cargo de gobernador. Acudió Miyuli con los prestanombres, los citó, los encaró y les exhibió evidencia del saqueo y su participación. Y se quebraron.

“Spinoso devolvió una parte y no ha cumplido con lo que aún falta”, diría luego Miyuli.

Un despacho de Aristegui Noticias evidencia a detalle que el diputado Spinoso no es tan limpio como afirma.

En la Oficialía Mayor de la SEV, “avaló los contratos concedidos por la dependencia a empresas fantasma, unos 325 millones de pesos a compañías fantasma, que fueron inhabilitadas por el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

“Spinoso Carrera fue parte activa en el caso que se sigue contra Javier Duarte de Ochoa por lavado de dinero y delincuencia organizada, al autorizar transferencias financieras el domingo 23 de diciembre de 2012 desde las cuentas de esa dependencia, según consta en documentos internos.

“En ellas, la empresa Solaria Technologies Sociedad de Responsabilidad Limitada de Capital Variable recibió en su cuenta de Banco Multiva 132180000039623262 una transferencia de 38.5 millones de pesos, desde la cuenta 014840655042417786 de Banco Santander. La cuenta aparece a nombre de GVER Secretaría de Educación de Veracruz.

“Solaria Technologies a su vez, transfirió 6 millones 55 mil 257 pesos a Sakmet Inmobiliaria y después 3 millones 984 mil 606 pesos a Bepha Inmobiliaria.

“Ambas compañías, el 20 de enero de 2016, enviaron 4 y 15 millones de pesos a Consorcio Brades S.A de C.V., misma firma que entre sus accionistas tenía Nadia Isabel Arzate Peralta, quien trabajaba como secretaría de Moisés Mansur, verdadero dueño de dicha firma.

“El diputado federal por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) representante del distrito de Martínez de la Torre, devolvió hasta el momento 12 propiedades, según las oficiales de la Sefiplan.

“Spinoso Carrera regresó además un helicóptero Robinson 66 modelo R-66 número de serie 063 año 2011 y el avión un Lear Jet 45 XCR serie 102 modelo 102.

“Entre los 12 bienes inmuebles regresados por el ex Oficial Mayor de la SEV se encuentra el local comercial número 203 de 36.45 metros cuadrados, ubicado en el segundo piso de la Torre Animas ubicada en Xalapa.

“En un recorrido realizado para verificar las propiedades del congresista veracruzano este domingo, se constató que en el tablero de propietarios aparece la empresa Transpover S. A. De C.V., una de las firmas que según el Registro Público de la Propiedad tiene en su directorio a Spinoso Carrera.

“En la administración de la Torre Animas, en la libreta de recepción aun aparece a nombre de Edgar Espinoso Carrera dicho local, pero no se tienen mayores registros. El oficial de guardia informó que la oficina se encuentra vacía.

“Spinoso Carrera acordó entregar 11 lotes para mantenerse lejos de las investigaciones oficiales por parte de la administración de Yunes Linares.

“Los lotes puestos a disposición del Gobierno de Veracruz con el Número 2 Zona 4, en avenida Los Tabachines, un predio de 610.15 metros cuadrados casi al final del Club de Golf en el municipio de Emiliano Zapata, colindante con Xalapa.

“Otro terreno entregado es el Lote 1 Manzana 2 carretera en el kilómetro 140 de la carretera federal en Corral Falso también en Emiliano Zapata municipio aledaño a Xalapa.

“Otras propiedades ‘devueltas’ por Spinoso Carrera son el número 8, 9, 10 y 11 Fraccionamiento 3 Manzana 1 sección ‘A’ predio rústico Pastoresa, en Xalapa. Medidas 383.88, 913.46, 834 y 348 metros cuadrados, respectivamente. Estos predios aún no tienen un valor catastral registrado ante la Dirección General de Patrimonio del Estado (DGPE).

“Spinoso Carrera también habría entregado ya el Lote de terreno número 1 consecutivo al 5 manzana BG en el Fraccionamiento Monte Magno Animas, Residencial Predios denominados Modelo y Las Lágrimas, en la misma capital veracruzana.

“Las medidas de los cinco lotes son las siguientes 120, 120, 105, 105 y 105, respectivamente. Estos predios aún no tienen un valor catastral registrado ante DGPE.

“Estos predios colindan con las oficinas de Transpover S.A. de C.V., cuyo domicilio es Andador Bancos 3 SN en la colonia Central de Abastos en Xalapa, Código Postal 91090. Los vecinos de Monte Magno ubican el inmueble como La Finca Modelo”.

Spinoso sostiene que no, que está limpio, y es ajeno a esa relación de bienes. Su fortuna, le expresa a Jair Ávalos, corresponsal del semanario Eje Central, es producto de una herencia, la de su mamá.

Su padre, Edgar Spinoso Corral, junto con sus tíos Sergio y Roque Spinoso Foglia, fueron acribillados en noviembre de 1084. Roque era líder nacional de los productores de caña. De aquella tragedia derivó su riqueza.

Se resiste a responder de cuánto es la herencia. “Es un tema privado”, asegura. Y se desvincula de las empresas con que se le relaciona. “Conozco a los empresarios pero no son mis amigos ni tengo trato con ellos”.

Y de las empresas Ganprover y Alecde, de donde él es socio con sus hermanos César y Alfredo, asegura: “Me he mantenido alejado de mis hermanos y cada uno ha salido adelante por su cuenta”.

Y así su rollo verbal, sin asumir que el filo de sus uñas se haya hundido en las empresas con las que habría participado en el saqueo a Veracruz.

No es menor el rol de Spinoso en la vida política de Javier Duarte. A su lado estuvo en los días en que el gordobés desde la Secretaría de Finanzas —Edgar subsecretario— construyó su camino a la candidatura al gobierno de Veracruz y luego su ascenso al poder.

Spinoso fue su operador, hombre de confianza, siempre donde corrían los dineros públicos. Y luego, junto con su esposa Carlota Besil, apareció en la compra e viviendas en el complejo inmobiliario de Woodlands, Texas. Por ello, Yunes Linares les endilgó que fueron parte de la red de prestanombres para el atraco a las arcas públicas.

A su paso por la Oficialía Mayor de la SEV, la Auditoría Superior de la Federación le atribuyó adeudos a proveedores por 2 mil 156 millones de pesos y lo denunció por peculado, evadiendo la justicia por el fuero de diputado federal.

Se ufana Spinoso de estar limpio. Y le imputa Yunes que está sucio.

Se va a quebrar.

Archivo muerto

Una foto y Ramos Alor tronó. Junto a Rocío Nahle, atizando la diva de Morena los fuegos por el caso Lozoya-Odebrecht, Roberto Ramos Alor ocupaba el primer plano. Su mirada en la lente de los reporteros gráficos, el rostro serio, y un gafete con la leyenda “Visitante” y una letra B, el nombre del edificio que aloja la fracción parlamentaria de Morena. Hacia las 11 de la mañana del martes 15 se viraliza la fotografía. Por la tarde deja de ser director del Hospital Regional de Coatzacoalcos. No es la fotografía la razón; son sus ligas con la diputada Rocío Nahle, la evidencia de que aún orbita en torno a la diputada federal que le sirve de ariete al Peje López Obrador para enfrentar al yunismo azul. Y esa no se la pasó el gobernador. No salgo por corrupto ni por ladrón”, dice el neumólogo pediatra, perredista, hombre de compromiso social, que ayuda porque esa es su vocación. Se va, refiere Ramos Alor, por un linchamiento político. Y apunta razones diversas: acudió a Rocío Nahle por un problema personal, y porque le gusta la grilla política, y porque su posición en el esquema de gobierno no la defendió el PRD. “Mi partido no me apoyó”, agrega. Se fue, dicen los enviados de la Secretaría de Salud, porque los cambios se vienen dando en todos los hospitales de Veracruz. Ajá. No, se fue por pérdida de confianza. Y más cuando Ramos Alor se vincula con Rocío Nahle, con quien tiene afinidad desde 2006. Para Ramos Alor había la promesa de hacerlo jefe de la Jurisdicción Sanitaria No. 11. Se lo habría ganado si la votación para el PAN-PRD en Minatitlán hubiera provocado el triunfo en la elección del 4 de junio de 2016, pero no fue así. Le dieron el Hospital Regional a manera de consolación. Dice Ramos Alor siempre ha sido lopezobradorista, lo que presume que no se acomodó con el gobierno Yunes y vuelve al redil. O era un Caballo de Troya en el yunismo. Y también fue seguidor de René Bejarano, líder de Izquierda Democrática Nacional, en 2004, y días después abdicó cuando un video exhibió al operador de López Obrador recibiendo fajos de billetes —y sus consecuentes ligas— del empresario Carlos Ahumada Kurtz, lo que desplomó al Peje y le restó los votos con los que pudo ser presidente de México en 2006. Si Ramos Alor se reunió con Rocío Nahle por un problema de índole personal, ¿por qué dijo que ya sabían que le gusta la grilla política y que eso determinó su cese? Pronto se le verá en la operación de Morena. Reza la conseja popular: “No hagas cosas malas que parezcan malas”… Mota ya no está pero los aviadores sí. Y en la Secretaría de Educación de Veracruz siguen las nóminas abultadas, el personal fantasma, los salarios que no cobra el trabajador, porque no existe, pero que va a parar al bolsillo de la casta yunista azul. Como en los tiempos de Javier Duarte, y del hoy diputado Adolfo Mota, otro inmune e impune que se ríe de la ley, la nómina es negocio. Unos cobran sin trabajar, pero algo cobran. Hay, sin embargo, salarios promedio de 15 mil pesos que no llegan a manos de los empleados; los cobra íntegros el jefe de área, el director. Como si Javier Duarte fuera aún el gobernador. ¿Sabe acaso Enrique Pérez, titular de la SEV, de esa fuga de recursos, del negocio de las nóminas, de los nuevos aviadores, los aviadores azules, de los funcionarios que se quedan con salarios que suman decenas de miles de pesos al mes. Si el gobernador Miguel Ángel Yunes voltea al sur, algo encontrará. Peor que en el duartismo… ¿Quién es ese edil, ojo alegre, al que ya le pusieron sombra, lo espían y lo siguen, lo graban y le guardan el video para hacerlo detonar? Unas pistas: le dicen “El Mil Amores” y es alcalde; es todo fidelidad mientras no sale de casa; una vez fuera es un frenético rompecatres, y su nueva conquista es, dicho con toda suavidad, un pecadito de oposición, morenaza de reciente adquisición. Fácil…


INFORME ROJO

Mussio Cárdenas Arellano

BERMÚDEZ: LA INDIGNACIÓN DE LAS VÍCTIMAS

* Fiscalía sólo pide 10 años de cárcel * Y nada de la desaparición forzada * “Sería una condena infame”: Colectivo Solecito * Las Choapas: la policía, peor que los delincuentes * Y el alcalde en la luna * Confirma TEV triunfo de Fernando Yunes * Nanchital: el viejo PRI a cogobernar * Oficina de gobierno y nido de amor.

16 de agosto de 2017

Justicia y gracia para el Capitán Tormenta o Arturo “N” o Arturo Bermúdez Zurita, al que no se le juzga por los crímenes del duartismo ni la violencia tolerada de los cárteles, ni por la desaparición forzada o por los miles que yacen en fosas clandestinas.

Justicia y gracia para el ex secretario de Seguridad Pública, para quien el fiscal del yunismo, Jorge Winckler Ortiz, pide una condena barata, 10 años en prisión, por otros delitos, delitos de cuantía menor, los de abuso de autoridad y tráfico de influencias.

Ahí no figuran los crímenes que lo hundirían para siempre y lo confinarían a terminar sus días en la cárcel. Nada por el agravio a las víctimas. Menos por el escenario siniestro en que ejerció el poder cuando era el número 2 del régimen.

Era la policía y el levantón.

La policía y la tortura.

La policía y el asesinato.

Y por eso no se le juzga.

A Bermúdez se le da trato de general. Sí, de general de cero estrellas, sin formación militar, sin más méritos que los que el duartismo le inventó.

Sus juicios van por el daño patrimonial al gobierno de Veracruz, el pago a empresas vinculadas a su familia, las que operaban los subalternos, los millones que logró liberar antes de su cese, el 4 de agosto de 2016, cuando el arribo del yunismo azul al poder enloqueció a Javier Duarte.

Justicia y gracia para Bermúdez, al grado de no avanzar sus juicios, incluido el de enriquecimiento ilícito, hasta que no se desahoguen los amparos interpuestos para evadir la ley.

Quizá por eso sonríe Bermúdez. Quizá por eso departe con quienes lo ven en los juzgados de Veracruz, la sonrisa franca, el apretón de manos, el trato afable como si supiera que pronto estará en libertad.

Pide la Fiscalía que sean llamados a declarar seis familiares del Capitán Tormenta. Una de ellas es su madre, María Guadalupe Zurita García; su esposa, Sofía Lizbeth Mendoza Hernández, y sus hermanos Carolina, Jesús Gabriel y Miguel Ángel.

Es su familia y serían sus prestanombres, los que conforman el pull de empresas que permitió que detonara la fortuna de Arturo Bermúdez.

Son sus negocios, firmas con las que trasluce algo turbio: inmobiliarias, agencias de viaje, constructoras, seguridad privada, turismo, transporte y aviación, casinos y casas de préstamo, restaurant y cantina, un antro y hasta una pulquería. En el argot judicial, diríase que es servicio completo de lavado y blanqueo de capitales.

Bermúdez tiene ahí a quienes le operan los negocios. Y por lo menos uno de sus hermanos y su esposa aparecen en la compra de viviendas de lujo en el complejo habitacional de Woodlands, un suburbio de Houston, en Texas, Estados Unidos, según documentación oficial, aparecida a raíz de que arreció el escándalo por el saqueo a las arcas en los días en que Javier Duarte gobernaba Veracruz.

Otro personaje es Roberto Esquivel Hernández, comisario y socio en casi todas las firmas de la familia, aquel con la dualidad de subalterno y proveedor en la Secretaría de Seguridad, el que a punto estuvo de cobrar casi 72 millones de pesos cuando el sexenio duartista llegaba a su fin.

Son los dineros y la riqueza lo menos grave en el caso Bermúdez. Lo peor está en su rol violento, su pasividad ante el avance criminal, su policía involucrada con los cárteles, pasando información, como si se tratara de halcones, en el agravio a la sociedad.

Nada hizo Bermúdez por enfrentar la fuerza de los cárteles, dueños de regiones y territorios. Les permitió actuar y tomar el control político de municipios.

Y ante la violencia sin medida, vendía sus servicios vía empresas de seguridad privada a lo largo y ancho de Veracruz.

Hoy, enfrenta una nueva reacción. Es la indignación de las víctimas. Es el dolor de los que por años han buscado a sus familiares, rascando en la tierra, siguiendo pistas, hallando lo que la autoridad, la Fiscalía de Veracruz en los tiempos de Javier Duarte, en los días de Miguel Ángel Yunes, no han podido encontrar.

Una voz, la de Lucy Díaz de Henao, se alza contra la condena de 10 años que pide para Bermúdez el fiscal Winckler.

“Es una condena injusta, muy infame —acusa la directora de Colectivo Solecito—, cuando este señor es responsable de la libertad y posiblemente de la vida de tantos muchachos en el estado de Veracruz. Es inconcebible y está más lejos de la justicia”.

Diez años, dice, es ridículo, “cuando la libertad de cientos de muchachos que diezmó. Entonces estamos hablando de algo infame”.

Lleva Lucy Díaz el dolor del hijo sin destino, al que un día ya no volvió a ver. Llevan las integrantes de Solecito Veracruz y otros colectivos, la angustia y el valor para desafiar al crimen organizado y al gobierno encubridor.

Lo peor es que a Bermúdez se le enjuicie por su riqueza y la malversación y no por la desaparición de miles, por la policía —su policía— que se vincula a los cárteles, por el atropello policíaco, la tortura, el levantón de inocentes, la muerte y la creación de escenarios para encubrir la violación a la ley.

“En las narraciones de los casos están los testimonios —agrega Lucy Díaz—. Están todos, todo sale de ahí y se necesita hacer un esfuerzo mayor por parte de la Fiscalía y hay un caso documentado en la ONU de desaparición forzada”.

Son colectivos que buscan por su cuenta, los que acreditan que la policía duartista se involucró con el crimen organizado. Y sustentan que ahí hay delitos lesa humanidad.

Es recurrente el elemento policíaco en la ola de violencia. Los hay levantando personas, los hay aplicando tortura, los hay desapareciendo cuerpos, borrando huella.

Un caso, el del cantante Gibrán Martiz Díaz, evidenció que fue la policía estatal la que lo plagió. Lo sacó de su departamento en Xalapa y lo llevó al fraccionamiento Las Ánimas, presuntamente a la casa de Arturo Bermúdez, y de ahí a la Academia de Policía El Lencero, donde en las tortura se les quedó.

Luego vino el montaje, el supuesto enfrentamiento entre delincuentes y los únicos cuerpos hallaron fueron los de Gibrán y un amigo suyo.

Otro caso, el de los cinco jóvenes originarios de Playa Vicente, que al retornar del puerto de Veracruz, al pasar por Tierra Blanca, fueron levantados por una patrulla policíaca. Nunca aparecieron. Presuntamente los llevaron al rancho El Limón, en Tlalixcoyan, y los entregaron a una célula zeta, que tras torturarlos les habría dado muerte y luego los coció en ácido.

Sobre el falso general y su tropa hay denuncias que habrán de configurar la desaparición forzada, las de los jóvenes de Playa Vicente y otras más. Pero la Fiscalía no las mueve, no las consigna. En ese punto, Bermúdez es impune.

Hay policías en cientos de levantones, tortura y muerte. Y hay evidencia que Arturo Bermúdez, siendo secretario de Seguridad, conoció la conducta de sus subalternos, sus crímenes y los encubrió.

Fue la desaparición forzada una constante. Fue la conducta de la policía bermudista, cuyos altos mandos eran señalados de agravios contra la población y de levantar y desaparecer.

De ahí la indignación, el reclamo de los colectivos por la falta de justicia, por la resistencia del fiscal Winckler a actuar contra Bermúdez por desaparición forzada.

Sus delitos por dinero son nada. Lo suyo, lo suyo, es la implicación de su policía en crímenes lesa humanidad.

De ahí la indignación de las víctimas.

Archivo muerto

A ellas dos, policías municipales de Las Choapas, las agravió su superior. Un día, Antonino Gómez Ezquivel, su jefe, su director de la policía municipal, las llevó consigo y en un fiestón donde hasta militares hubo, las conminó a ser “damas de compañía”. Ocurrió en el rancho del alcalde Marco Antonio Estrada Montiel. Ebrio, armado, pretendía que convivieron con los efectivos del 44 Batallón de Infantería. Y las dos lo denunciaron por acoso sexual-laboral. Segundo caso: policías a cargo actuaron con fuerza bruta y se les pasó la mano. Detuvieron el domingo 13 a dos jóvenes que presuntamente habían intentado robar en una vivienda. Uno de ellos paró en el hospital con una cortada profunda debajo del mentón, casi degollado, producto de la tortura a que lo sometieron los subordinados de Antonino Gómez Ezquivel. Tercer caso: Carlos Mario Aguirre Domínguez intentó evadir una revisión de rutina. Fue apresado por elementos de la Policía Municipal, reportado como sospechoso en las cercanías de la tienda Dipepsa. Esposado, controlado, caminaba junto a los elementos que cumplían con su labor. A su encuentro sale una policía alevosa, prepotente, cargada de ira. Se trata de Yeni Hernández, quien lo abofetea y patea ante la mirada cómplices de los elementos policíacos. A la distancia, algunas voces se escuchan. Son los reproches de los testigos que con su teléfono celular captan la escena, y luego la suben a las redes sociales, y luego se vuelve viral. Sigue esa barbarie, con su estilo periodístico, Janeth Cardona, reportera de Presencia, revelando cómo la policía municipal es peor que la delincuencia común. Y el alcalde Marco Estrada nada dice. Y los ediles se agazapan. Y Las Choapas es, como en los guiones de cine, un pueblo sin ley… Se agencian los Yunes el corredor Veracruz-Boca del Río. Confirma el Tribunal Electoral de Veracruz el triunfo de la alianza PAN-PRD en el puerto histórico, donde Fernando Yunes Márquez, hijo del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, gobernará a partir del 1 de enero de 2018. Desechó el tribunal las impugnaciones del PRI y Morena por presunta violación a los topes de campaña, luego que el área e fiscalización del Instituto Nacional Electoral había establecido que Fernando Yunes había excedido el gasto permitido. Luego se expresó un nuevo criterio y se alejó la posibilidad de que la elección se anulara. Sólo por la vía federal podría revertirse el fallo del TEV, pero difícilmente se le podrá revertir el triunfo…Muy híbridas serán las alcaldías del sur. Una de ellas, la de Nanchital, tendrá funcionarios panistas, perredistas, priistas, ex priistas, lo que queda del balderismo y los enemigos de Ramón Hernández Toledo, el líder de la Sección 11, a quien sus otrora amigos y beneficiarios no dudaron en traicionar. Llega la doctora Zoila Balderas de Piña, hija del extinto dirigente, Francisco Javier “Chico” Balderas Gutiérrez, abanderada por la alianza PAN-PRD, cuyo éxito no fue derrotar al PRI sino a Morena, el partido de López Obrador, que no operó porque no tuvo con qué, divididos los morenistas porque la candidatura resultó imposición, porque la diputada federal Rocío Nahle se empeñó en enviar al ruedo a su incondicional, Esmeralda Mora, y aquello no detonó. Con Zoila Balderas llegan muchos, y entre ellos los allegados al ex alcalde, Salvador Hernández Castro, que a fin de cuentas terminó más lejos de Hernández Toledo de lo que él mismo pensó… ¿Cuál es esa oficina del sur que de día es dependencia de gobierno y de noche es nido de amor, de tórrido romance entre quien fuera su titular y un funcionario de segundo nivel? Una pista: el galán anduvo en temas de vialidad. Otra pista: en Mina…


INFORME ROJO

Mussio Cárdenas Arellano

MEADE: LO VA A DESTROZAR EL PEJE

* Representa el peñanietismo * El PRI quita candados para que sea candidato * Arrastrará a Pepe Yunes * Sin estructuras en Veracruz * Agresión policíaca a Verónica Huerta * La reportera cubría protesta ciudadana * La concuña incómoda de Yunes * Muertos, heridos, levantados en Coatza * Grúas Vázquez guarda vehículos robados * Magistrado en licitación fraudulenta.

15 de agosto de 2017

Meade no ve ni siente al México real, ni al pobre ni al olvidado, al que apenas tiene para vivir, aquel que perdió hasta las ganas de protestar, aquel que si no muere de hambre, le arrebata la vida una enfermedad. A ese México que no siente, quiere Meade gobernar.

Allá, en las élites políticas, no se mide el repudio social. Allá no se mide la intensidad del hartazgo ni cómo se fue incubando el rencor.

Allá, en el México real, sólo se la viven pensando cómo y cuándo se las van a pagar.

Es José Antonio Meade Kuribreña el delfín del presidente. Lo hace canciller y de ahí a Desarrollo Social y a la fuente de riqueza que es la Secretaría de Hacienda. Y elimina los candados que impedirían que el PRI lo pudiera postular.

Y ya está, que sea el sucesor.

Sin militancia real en el PRI, Meade no acreditaba el requisito de 10 años afiliado como mínimo para ser candidato presidencial. Enrique Peña Nieto lo arregló con un tronido de dedos: eliminar la prohibición contenida en el artículo 166 fracción X, como resolvió la Asamblea Nacional priista, el sábado 12.

Así, Meade va por una candidatura que de entrada es un fiasco, enfrentando al líder de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador, que desde su partido, Movimiento de Regeneración Nacional lo va a destrozar.

Meade representa la opulencia y la clase gobernante, el drink y la cúpula de oro, la mafia en el poder y las políticas que han llevado a México a niveles de desigualdad sin precedente, con 50 millones de pobres.

Es alfil del peñismo voraz, el que diseña reformas estructurales, no para lograr desarrollo y mejores condiciones de vida, sino para destroncar sindicatos y vender la riqueza nacional.

Con Peña Nieto hubo reforma fiscal, energética, educativa, laboral, y México va peor.

Meade es ficha del peñismo, del régimen marcado por la corrupción, de la Casa Blanca que evidenció que al presidente le dan sus moches en especie, con mansiones que insultan a la masa de los pobres, que —decía la esposa de EPN, Angélica Rivera— pondría a venta para acallar las críticas. Y la residencia sigue ahí. La mentira también es lo suyo.

Meade es una pieza del gobierno peñista, incapaz de articular acciones para enfrentar el reto migratorio, las amenazas de Donald Trump, siquiera con una gota de dignidad.

Meade es miembro del gobierno que no habla con la verdad, que oculta el destino de los 43 normalistas de Ayotzinapa, la droga y la mano militar, que vende una mentira histórica que a la postre nadie le quiere comprar.

A ese régimen pertenece Meade, al del caos social y la violencia que cada día reclama más vidas, permeando la narcopolítica por todos los poros del país, dejando a los cárteles actuar, modificando leyes a su favor, instaurando un nuevo sistema penal a modo, con sus diputados, con sus senadores, con sus gobernadores, con sus alcaldes, con jueces, magistrados y ministros que viendo el desastre legal deciden callar.

Pasó mister Meade por Sedesol. Ahí están los programas sociales, los millones que se dilapidan en dádivas para mantener familias sin moverlos al trabajo, sin constituir empresas, con Progresa y 65 y Más, con los pisos y los techos firmes, conformando el ejército de pobres que van saliendo del control político.

Meade representa al jet-set político y López Obrador al México de los pobres, así tenga a su lado salinistas y panistas impresentables a los que el dios Peje ya perdonó, así sea terco e intolerante, así se haya agotado la reserva de ideas y su discurso huela ya a viejo y gastado, a un simple pleito por el poder, la mafia en el poder que sutilmente ahora se vuelve morenista. Como sea, los votos de los pobres van a contar.

Meade es pieza de las élites, formado en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), la cantera de los grandes capitales para ejercer el poder. AMLO es el populismo que marea y enardece a los olvidados, que los mueve a su antojo, que le creen su dicho de que con él los pobres gobernarán.

Por Meade votarán los ricos, que son unos cuantos, y por AMLO los pobres, que son millones.

Aún si fuera postulado por el frente amplio PRI-PAN-PRD y anexas para la elección presidencial de 2018, el Peje lo va a destrozar.

Aún si la suma del voto duro el PAN y del PRI se uniera, la sombra del peñismo en Meade fortalece a López Obrador.

Sobre Meade, el presidenciable, se ha dicho todo. Que si el requisito de la militancia de 10 años le impediría ser postulado. Que si las corrientes priistas no lo dejarían pasar.

De sus nulas posibilidades de ser candidato presidencial, escribía la periodista Martha Anaya, el 24 de julio de 2015, en el portal 24 Horas, sin advertir que el PRI se ajustaría al tamaño de Meade:

“Es aquí cuando surge el nombre de José Antonio Meade Kuribreña, actual secretario de Relaciones Exteriores y ex titular de Hacienda (con Felipe Calderón). Las menciones vienen acompañadas de algunas de las cualidades del personaje —sencillo, educado, inteligente— y de algunos otros detalles relacionados con el poder: como el que muchos asuntos de otras secretarías están pasando por sus oficinas, sea para definir soluciones o para dar el visto bueno.

“En su equipo han notado la confianza, las deferencias y la importancia que desde Los Pinos —y por parte del propio Videgaray— se le está dando a Meade. Tanto que ellos mismos lo están viendo (y perfilando ya) como presidenciable”.

Y cuestionaba Martha Anaya su condición de priista o no.

“¿ESTÁ AFILIADO AL PRI?- Las elucubraciones de estos políticos, a los que poco les falta para ver a Meade con la banda presidencial al pecho, se han topado con algunos descolones de parte de priistas bien colmilludos.

“El primero suena a sopapo: ¿De veras creen que Meade podría ganar una elección? ¡Imagínenlo en campaña frente a (Rafael) Moreno Valle o frente a (Andrés Manuel) López Obrador! No tiene la menor posibilidad.

“El segundo lleva veneno. Inicia con una pregunta mordaz:

“—¿Y de qué partido (sería Meade candidato)?

“—Pues del PRI…—, responde el interlocutor.

“—Pero si no es priista—, refuta el viejo político.

“A renglón seguido manda buscar los estatutos del partido. Da con el Artículo 166 fracción X. Lee con todas sus letras: (…) para ser candidato a gobernador, presidente y jefe de Gobierno se requieren 10 años de militancia.

“Otro priista de antaño, de la época de Augusto Gómez Villanueva, mencionó entonces algo que clavó la duda en la mesa. Contó que en una ocasión escuchó a Meade confesar que él era priista. Y esto, siendo secretario de Hacienda en el sexenio de Felipe Calderón.

“¿Tiene Meade credencial del PRI? ¿Alguien la ha visto?

“Ninguno pudo asegurarlo”.

Peña Nieto le corrigió el escenario. Acomodó los estatutos del PRI, vía la Asamblea Nacional, para retirar el candado de la militancia y el cargo público para ser candidato presidencial.

Dicen los priistas que eso es leer la realidad nacional, actualizar al PRI, abrir al tricolor a la posibilidad de postular un candidato ciudadano o no militante.

No, eso es la sumisión de los priistas y la dignidad perdida. Es la confección de un traje a la medida de Meade. Es el molde para que el sucesor sea también el encubridor de los yerros de Peña Nieto.

Hasta ahí, es válido. Es el juego de Peña Nieto, como en su momento lo hicieron otros presidentes. Y es la naturaleza del priista dejarse planchar, aletear y aterrizar, negociar e hincar la rodilla. Se hace en el priismo lo que el presidente impone. Es sus ritual.

Meade tiene ya el camino libre. Lo secundarán los priistas que quedan, regateando espacios, senadurías y diputaciones, las cuotas de poder.

Pero de ahí a ganar la elección presidencial, hay un mundo.

Meade es políticamente débil, con el fierro de un gobierno impopular, que desdeñó el reclamo popular, la exigencia de mejores condiciones de vida, de los pobres que aspiran al desarrollo y a vivir con dignidad.

Veracruz es otro eslabón del caos. Aquí comienza a mandar Pepe Yunes —José Francisco Yunes Zorrilla— para alinear al priismo en torno a Meade.

Será el candidato que aspiró a gobernador cuando ya no había condiciones para ganar.

Gris, apocado, Pepe Yunes tiene la derrota asegurada, para sí y para Meade.

Aspira a ser gobernador cuando los priistas andan a la greña y en pleno éxodo.

Unos van al PAN y otros a Morena. Unos se vinculan con el gobernador panista Miguel Ángel Yunes Linares, y otros ven en Morena el futuro del país.

Pepe Yunes no lee el drama tricolor, la estampida del priismo que en otros partidos ve mejores posibilidades de triunfo.

Yunes azul pacta con el priismo, así sean fidelistas o duartistas, y los inscribe en su proyecto de poder, llevando a su hijo, Miguel Ángel Yunes Márquez, a la candidatura panista para imponerlo como sucesor.

Morena comienza a definir su ruta al poder. Va con candidatos propios o con aspirantes externos, sea Dante Delgado Rannauro, sea el diputado federal Cuitláhuac García, sea el priista Ricardo Ahued, quizá el mejor alcalde que haya tenido Xalapa, sin olvidar que en sus días de diputado local le aprobó caprichos a Javier Duarte. Y con Ahued va el gremio de los empresarios.

Nada le va quedando a Pepe Yunes. Cuando llegue la hora de contender, se quedará con el senador Héctor Yunes Landa —“Javier Duarte es mi jefe político”— y las huestes de César del Ángel Fuentes —los 400 gángsters—. Y nadie más porque ay de aquel que le apuesta al perdedor.

Y mientras, a Meade lo destrozará el Peje.

Archivo muerto

Dos, tres veces dijo Verónica Huerta que era periodista. Y un par de veces, en el forcejeo, el celular con el que graba fue al suelo. “Qué madres que seas periodista”, le respondió la mujer policía de identidad oculta, embozada, con casco y lentes negros. Y la reportera de AVC no cejaba en su labor. Cubría Verónica Huerta la protesta de los habitantes de Casitas, municipio de Tecolutla, bloqueando los habitantes la carretera Nautla-Poza Rica por falta de energía eléctrica y los daños ocasionados por el paso del huracán Franklin. Arribó la policía, intentó disuadir a las manifestantes, unas 30 mujeres en su mayoría, y se escuchó su argumento: “llevamos cuatro días sin luz, padeciendo moscos y calor. Sólo queremos que recolecten la energía”. Luego vino el desalojo, y entre el forcejeo un policía encara a Verónica Huerta e intenta arrebatarle su teléfono móvil. El aparato cae al suelo. Sigue la trifulca y ahora es una mujer policía. La toma de los brazo, la empuja, cae e nuevo el celular, que es recogido por las manifestantes, quienes la acuerpan y la protegen. Días atrás, siete reporteros fueron detenidos y llevados a la cárcel en Veracruz. Les imputaron que escandalizaban en la vía pública. Y ahí permanecieron horas. Salieron porque no había delito alguno, porque el encargado del operativo los confundió con motociclistas que suelen llegar al lugar y causar desmanes. Javier Duarte en los días en que desgobernaba a Veracruz, llamó a la prensa “manzanas podridas” y auguró días peores, días de violencia, días de agresión. Y así ocurrió. Hoy es igual o peor. Nada dice el yunismo, si acaso el gobernador Miguel Ángel Yunes sostiene que a Verónica Huerta nadie la agredió. Protestan organizaciones de periodistas y compañeros de Verónica Huerta. “La Red Veracruzana de Periodistas exige a la SSP y al Gobierno del Estado que se detengan las agresiones contra los periodistas, ya que no es la primera vez —durante el actual gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares— que los policías estatales atentan contra el derecho a la libertad de expresión y mantienen la dinámica de impedir el libre ejercicio periodístico”. Y acusa que los policías agresores no pueden ser identificados por llevar el rostro cubierto y en sus uniformes no tenían impreso su nombre… Sin otro mérito que un fracaso, y otro, y otro, Isabel Wong ya se ve en el Congreso. Se ve ahí la concuña del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, como si ganar una elección o tener los votos para una plurinominal, fuera cosa de necedad y capricho. No arregla nada la lideresa del PAN en Minatitlán, ni los temas del agua, el abasto y la calidad, lo que siendo directora de la oficina local de la Comisión del Aguas del Estado de Veracruz es su responsabilidad. Peor es el escenario del PAN, acumulando derrotas, la de la diputación federal, la de la diputación local, la de gobernador, la de alcalde, atomizados los grupos panistas, pues Isabel Wong sólo traía en mente enchufarse ella y enchufar a sus cercanos en la ubre presupuestal. Y de paso, si los incondicionales tienen propiedades, que le renten inmuebles al gobierno del concuño Yunes. O sea, negocio familiar a partir de que llegan al poder, pregonando que las trastadas del duartismo no se volverían a repetir. Ya se ve que no sólo Felicitas Alcántara, la defenestrada ex delegada de Sedesol estatal en Mina, le metía la mano al cajón… Una empleada de Cinemex cae, tocada por una bala perdida. Un agente consignatario de barcos es plagiado en su hogar y devuelto horas después. Una mujer sufre un levantón, mientras su esposo se tira a matar con los plagiarios. Un hombre es secuestrado en la colonia Petrolera. Un joven de 24 años es perseguido, deja el auto, se interna una unidad deportiva; muere alcanzado por los sicarios que le vacían sus armas. Transcurren horas entre uno y otros casos. Es la violencia que golpea a Coatzacoalcos. Y de ahí el patrullaje intenso, el sobrevuelo de helicópteros, los operativos que intentan dar con las células del crimen organizado. A veces le dan, a veces no. Ya ocurrió el golpe a la banda del Comandante H, alias Hernán Martínez Zavaleta, desmantelada la pandilla que perpetraba la mayoría de los secuestros, arrojando luz sobre las actividades del líder zeta, y de otros personajes más que orbitaban en torno al H. Fuera de eso, la violencia sigue siendo un flagelo mientras Coatzacoalcos se debate entre el miedo y la sangre… Grúas Vázquez aloja vehículos robados y nada pasa. Un trailer con varilla fue asaltado entre Nuevo Teapa y el puente Antonio Dovalí, el Coatzacoalcos II. Su propietario, Enrique Rodríguez, lo ubicó vía GPS en el corralón de la empresa de grúas. Ahí estaba la cabina, no el remolque ni la varilla, que suman en costo un millón de pesos. Enteró a la Fiscalía en Nanchital y oficialmente no les dieron parte. Lo mismo Tránsito federal, ni estatal, ni el Mando Único Policial. Grúas Vázquez tampoco explica cómo llegó el vehículo robado ahí, o quien se lo dejó a guardar, o alguien suele usar el corralón como zona vedada para la justicia. Ocho días después, el tractocamión sigue en Grúas Vázquez, sin que la Fiscalía Regional mueva un dedo. ¿Qué zeta lo robó y lo llevó ahí? ¿Qué fiscal lo sabe y encubre al zeta? Y luego no quieren en el yunismo que el pueblo piense que todo es igual que en el duartismo… ¿Quién es ese magistrado, pillado en una licitación amañada, involucrados los hijos y un allegado de confianza, por una obra que, la verdad, ni valía la pena? Una obra y tres invitados. Y tenían que ser el padre, el hijo y el abogado. Sí la nada santísima trinidad. A eso, señor magistrado, se le llama fraude y es delito federal…


INFORME ROJO

Mussio Cárdenas Arellano

COMANDANTE H: YA CANTARON LOS SECUESTRADORES

* Los contactos del jefe zeta * Datos para proceder contra otros * Detienen al “50”, líder criminal de Poza Rica * Los agachados del PRI * La imposición de Meade * Yeny, la policía golpeadora * El bufón de Wade sale caro * Destape de Cuitláhuac * Falleció Lupita Salgado * Nahle, su esposo y el contratista.

14 de agosto de 2017

Por una picana o por el pocito, cualquiera habla. O por una negociación. Hablan ya los secuestradores, el grupo sanguinario que sembró miedo y dolor en el sur, implicando en su delación al H, a sus socios, y soltando otros datos, otros nombres, de la banda criminal.

Unas horas después, lo rudo se les quita. Unas horas en prisión y cuentan todo lo que hay de Hernán Martínez Zavaleta, su jefe, el Comandante H o El H, tildados por unos de jefe de plaza y para otros de operador financiero de la célula zeta en el sur de Veracruz.

Horas después de aquella aprehensión, la del lunes 7, los plagiarios van flojitos y cooperando, soltando cuanto saben del H y sus contactos, aportando “datos muy importantes para proceder en contra de otras personas”, refiere el gobernador Miguel Ángel Yunes.

Son nueve secuestradores, tres mujeres y el resto varones. Unos cayeron en un operativo en la vieja zona de tolerancia de Coatzacoalcos, la colonia Benito Juárez Sur, parapetados en una casa de seguridad donde tenían a una víctima. A otros los fueron a buscar a diferentes puntos de la ciudad.

Cantaron, pues. Y con ello, seguro, jalaron el gatillo que acabará con su miserable vida, la que se nutre del dolor ajeno, del llanto ajeno, de la angustia ajena, del dinero que produce la zozobra de los plagiados y sus familias, o la muerte de aquel por el que no pudieron pagar.

Jalaron el gatillo en su contra por delatores, porque en ese mundo quien habla y delata, firma su sentencia de muerte.

Vapuleado por la ola de violencia, Yunes azul dibuja un balance mejor este domingo 13. Destaca dos hechos: la aprehensión de la banda de secuestradores al servicio del Comandante H y la aprehensión de la cúpula de la organización 35-Z, incluido su líder, el 50, en el norte de Veracruz.

Lo de los secuestradores del H no es tema menor. Lo que hablaron hará dar a otros allegados a Hernán Martínez Zavaleta para proceder contra ellos.

Con los integrantes del Grupo de Coordinación Veracruz —militares, navales, Policía Federal y estatal, algunas municipales— a su lado, dice Yunes:

“Se tienen evidencias de que se encuentran vinculados a homicidios, así como a secuestros, y se trabaja para vincularlos también por estos hechos.

“Esta banda formaba parte del grupo criminal encabezado por ‘El H’, quien hoy ya se encuentra detenido.

“Debo significar que han aportado datos muy importantes para proceder en contra de otras personas”.

Luego apunta:

“Es muy importante darle el valor y el peso adecuado que ha tenido, para el Estado de Veracruz, la detención de individuos como Hernán ‘N’, alias ‘El H’, quien se encuentra en este momento sometido a un procedimiento de carácter legal y que, seguramente, como consecuencia del mismo, y como consecuencia de las investigaciones que se siguen llevando a cabo, será sometido a prisión, será sometido, será sentenciado a prisión por muchos años.

“La detención de este individuo ha permitido iniciar el proceso de desarticulación de la banda más importante que operaba en todo el sur del Estado, de la cual, él era cabeza.

“Estos nueve individuos que han sido presentados ya, que se encuentran ya en proceso judicial, sometidos a proceso judicial, formaban parte de esta estructura delictiva, que tenía realmente muy, muy presionada a la zona de Coatzacoalcos y muy atemorizada a la región sur del Estado”.

¿Son los socios en la organización o sus ligas con el jet-set y con el poder? ¿O ambas?

Sabíase de tiempo atrás de la vida del H, su roce social, sus negocios, sus viajes aéreos en línea comercial, charlas interminables con figuras de la vida pública, alcaldes del sur de Veracruz, diputados, caciques, aspirantes a cargos públicos, empresarios, constructores.

De todos ellos, los más allegados resultaron ser los hermanos Chagra. El principal, Roberto Chagra Nacif, consentido por el régimen fidelista, en el que fue subdirector de Infraestructura de la Comisión de Aguas del Estado de Veracruz y director de Carreteras Estatales.

De la mano Fidel Herrera, su impulsor, su padrino, Roberto Chagra construyó el edificio en que albergó las instalaciones de la Oficina de Hacienda del Estado.

Suponíase que el presupuesto aplicado se destinaría para realizar obras de remodelación a la oficina recaudadora estatal —así aparece en un informe de gobierno de Fidel—, pero de pronto se construyó un edificio.

Ahí, cuando Hacienda del Estado se mudó, Roberto Chagra esperó pacientemente a que alguien le quisiera rentar. Y llegó el H.

Dos pisos le dio para instalar un gimnasio de lujo, el Golden Bull. Y luego se vería a menudo con Hernán Martínez Zavaleta en el restaurant Port House, también de Roberto Chagra y un par de socios, donde lo menos que hacían era platicar.

Una vez detenido el Comandante H, acusado de la masacre de cuatro niños y sus padres en la colonia Nueva Calzadas, Yunes Linares aludió a empresarios de Coatzacoalcos que convertían en lícitos los negocios ilícitos del jefe u operador zeta.

Y en esos momentos el gobierno federal aseguraba los inmuebles de Roberto Chagra Nacif, el protegido de Fidel Herrera.

¿Casualidad? No.

Su otro tema se sitúa en Poza Rica. Ahí, un crimen, detonó una embestida que llevó a la captura de un sicario, Andrés “N”, alias “El Cinco”, a su jefe, Ricardo “N”, alias “El Cincuenta”, y el resto de su banda.

Un asesinato, el del empresario Sergio Juan Tremari Gaya, afuera de un antro, La Bamba, en Poza Rica, confundido por sus ropas negras con un guardia de seguridad.

Por ese hecho, se llegó al sicario y cobrador de cuotas, “El Cinco”. Y luego su patrón y a toda la banda.

Yunes proyectó videos y fotografías en las que evidenciaba cómo fue el crimen de Tremari Gaya. Ahí los movimientos del sicario, los rostros, el taxi que lo esperaba para huir.

“Aquí lo ven, transitando hacia el lugar donde cometió el crimen. Trae en la mano una cartulina, que dejó sobre el cuerpo de la persona que fue ejecutada, que ahora mismo les comentaremos cuál fue el móvil para ejecutarlo, y debajo de la cartulina lleva la pistola con la cual ejecutó a la persona.

“Este individuo era el principal integrante, era el cabecilla de la banda 35-Z, en Poza Rica, Andrés ’N’. Esa persona se encuentra ya detenida.

“Cámaras de video, que captaron el hecho criminal, confirmaron la participación de este individuo. El criminal era jefe de sicarios de la banda conocida como 35-Z, en la región norte del Estado, con base de operaciones en Poza Rica, Tuxpan y Papantla. Igualmente, era el encargado de cobrar derecho de piso a distintos establecimientos y personas en esa región”.

Agrega:

“Es muy importante señalar que este individuo, “El Cincuenta”, que ya se encuentra detenido, no sólo fue el autor intelectual del crimen al que ya nos referimos, sino que es el jefe más importante de la banda 35-Z, no sólo en el Estado de Veracruz, sino, cuando menos, en cuatro entidades federativas”.

Eso en el norte. De la banda del H, en el sur de Veracruz, surgen los vínculos del jefe zeta con personajes a los que, dice Yunes, habrán de proceder.

Sabrá si fue con picana o pocito, o una negociación, pero los secuestradores del H ya cantaron.

A ver quién cae

Archivo muerto

Atole con el dedo, atole tricolor. Sin candados, sin el requisito de militar en el PRI, José Antonio Meade será el candidato a la Presidencia y nada más. Será, por supuesto, el gran derrotado en la elección de 2018, aplastado por el repudio social, la venganza de un pueblo que ha visto cómo Enrique Peña Nieto y su banda saquean las arcas y violan la ley, cómo mancillan la moral ciudadana con las Casas Blancas que a la fecha y tras el escándalo, la señora Gaviota, madame Angélica Rivera, no ha desincorporado de sus bienes, como ofreció, o la inmensa corrupción del peñanietismo con las obras para los amigos del preciso, o el estancamiento del país porque nada, absolutamente nada, ni un gramo de sus reformas estructurales le funcionó a EPN. José Antonio Meade Kuribreña es más de lo mismo. Es operador del fallido gobierno priista. Nadie con fama de cobrador de impuestos puede caerle bien al electorado. Nadie desde su posición de Secretario de Hacienda, pudiendo haberle tendido una mano a Veracruz y no haberlo hecho —se trataba de extender el periodo de crisis derivado del saqueo duartista— tendrá el voto de los veracruzanos de bien. ¿Nuevo PRI? Ni en sueños. Es el PRI de siempre, el que convoca a una asamblea nacional para abrir los candados, suavizar los requisitos y entregarle la candidatura a Meade, que nunca quiso ser priista. EPN extraviado en su laberinto… Yeny pega por placer. O por sadismo. Su uniforme le da valor. Sus compañeros más. Saber que su víctima está esposado, mucho más. Un video muestra a Yeny Hernández muy madreadora, tirando golpe a puño limpio, lanzando patadas. Sádica, violenta, la mujer policía de Las Choapas sale al encuentro de su víctima. El tipo, apodado Chaly, camina escoltado por dos uniformados. Está inerme, a expensas de esta enferma mental. Camina esposado y sin manera de evitar la agresión. Son unos segundos, captada en un video a distancia, Yeny Hernández ya es famosa. Y peor cuando se sabe que no es la primera vez que golpea detenidos. Yeny es violenta y prepotente, y tiene en el alcalde Marco Antonio Estrada Montiel a su gran solapador. Más o menos como si el gobernador de Veracruz siguiera siendo Javier Duarte. Más o menos como si con Miguel Ángel Yunes la policía fuera igual o peor… Bufones caros los de Saúl Wade. Uno de ellos, Baltazar González Mendiola, que en su calidad de auxiliar en sistemas percibe 21 mil pesos mensuales en el ayuntamiento de Minatitlán. Su nombramiento está suscrito por el pseudoalcalde Héctor Damián Cheng Barragán, con fecha 1 de abril de 2015, y con ello, dice el texto, “se formaliza la relación jurídico laboral”. Le otorga nombramiento “definitivo” y lo adscribe al Departamento de Catastro. Lo incrusta Saúl Wade en su feudo, donde sabe qué propiedades tienen los minatitlecos, los que pagan predial y los que no, los se atrasan en cumplir sus obligaciones y a quién los puede exprimir. Baltazar González es incondicional de Saúl Wade —l’enfant terrible—, el alcalde real hasta la fecha, el que manda vía TítereCheng, y ahí seguirá porque cuentan los preclaros miembros de la mafia Wade, Morena les debe haberse quedado con la alcaldía de Minatitlán, y el futuro alcalde, Nicolás Reyes Álvarez, será un hueso fácil de roer… Madrugando, Cuitláhuac García ya se ve gobernador. O al menos con un albazo intentan los morenistas veracruzanos impedir que el candidato de la alianza Morena-Movimiento Ciudadano-Partido del Trabajo sea Dante Delgado Rannauro. De gira por Coatzacoalcos, en tareas partidistas, el diputado federal por Xalapa dice que si se lo proponen, ahí estará, compitiendo por ser candidato, una vez más, al gobierno de Veracruz. Lo destapa el alcalde electo, Víctor Manuel Carranza Rosaldo, obvio con la línea de la diputada federal, Rocío Nahle García, pues nada hace el futuro presidente municipal si no lleva el visto bueno o la orden expresa de su mentora, impulsora y dueña. Un evento de capacitación a alcaldes electos, en el salón de la Sociedad Mutualista, sirvió para el destape anticipadísimo de Cuitláhuac García. Un día después, el legislador fue nombrado coordinador estatal de organización de Morena para el proceso 2018. Sólo que frente a Dante Delgado, de mala y pésima fama, dueño de Movimiento Ciudadano y el único que podría enfrentar al proyecto de sucesión monárquica de los Yunes azules, Cuitláhuac poco tiene que hacer… Un alma buena se ha ido. Guadalupe Salgado Gama, mujer de fe, panista que luchó por un Coatzacoalcos digno, regidora municipal, falleció el sábado 12. Aquejada por un cáncer al que se enfrentó en diversas etapas de su vida, finalmente la venció. Se le recuerda en la recomposición del PAN hasta lo que es hoy, un partido que compite por el poder, lo gana o lo pierde, pero no deja de estar en el escenario público. Se le leía cada domingo en su reflexión sobre la Palabra de Dios. Se le veía en congresos diocesanos con su guitarra y sus Cantos o en su interpretación del Evangelio, cuando llegaban Darío Betancourt o Emiliano Tardif, o Marilyn Kramar o con monseñor Víctor Philips. Siempre su sonrisa, su broma, su actitud positiva, su reclamo ante lo injusto, lo que ella concebía como el bien común. Se le va a extrañar inmensamente. Permanece en el corazón de quienes la trataron y la amaron. Lupita Salgado, gran amiga. A sus hermanos y sobrinos, un abrazo solidario. Dios y el tiempo les darán la resignación… ¿Quién es ese contratista de vara alta en Pemex, amigo de la diputada Rocío Nahle y su esposo, José Peña Peña, al que le auguran un halagüeño futuro una vez que Morena asuma el poder municipal en Coatzacoalcos? Una pista: se apellida Quintanilla…


INFORME ROJO

Mussio Cárdenas Arellano

ROCÍO NAHLE: QUE LOS ESPÍAS NOS TRAIGAN LA PAZ

* En carta a Osorio Chong pide al Cisen para Veracruz * Contra la violencia, la inteligencia * Voy a desaparecer el Cisen: AMLO * Duarte y sus amparos * PRI Coatza: la unidad no existe * Se dicen de todo * Cayó la delegada de Sedesol estatal * Usaba el nombre de la esposa de Yunes.

11 de agosto de 2017

Con los espías del sistema, el CISEN que hurga en la vida de la oposición y la prensa, de AMLO y Aristegui, asaltando conversaciones y secretos, sueña Rocío Nahle enfrentar la violencia y pacificar el sur de Veracruz. Su desmemoria es brutal.

Nahle, que hará un mes condenaba el espionaje con Pegasus, la intromisión de Peña Nieto y mafia en el poder, la violación de la privacidad en todos los ámbitos, hoy pide al CISEN.

Nahle, la coordinadora de Morena que en mayo de 2016 fustigaba el espionaje en la Puebla de Moreno Valle y los audios con que Miguel Ángel Yunes vinculaba al gobierno de Javier Duarte con el pejepartido, el subsidio vía Gabriel Deantes, hoy quiere al CISEN para recuperar la seguridad.

Suscribe un oficio —papel membreteado de la Cámara de Diputados, sellos, firmas— y lo cursa a Miguel Ángel Osorio Chong, y en él le pide “su valioso apoyo para que esta Secretaría de Gobernación a su digno cargo intervenga de manera inmediata a través de la Policía Federal y el CISEN y pueda instalarse de forma permanente en el sur de Veracruz”.

Acusa Rocío Nahle, la diputada federal por Coatzacoalcos:

“Coatzacoalcos presenta índices de violencia inusual y anti natura. Hay una ausencia de seguridad pública. La casi desaparición de la policía municipal ha dejado a la sociedad indefensa ante el embate de una ola o marea de secuestros, asesinatos, desapariciones que con toda impunidad han hecho de esta región una zona de anarquía y desorden”.

Enfatiza:

“Los diferentes grupos delictivos dejan mantas o notas en espacios públicos. Las amenazas son constantes y a diario se presentan muertes violentas”.

Y luego justifica:

“El sur de Veracruz es considerada Zona Económica Especial. Sin embargo, es un hecho que este plan no podrá tener éxito, entre otras cosas, por la violencia que sólo es comparada con Tamaulipas”.

Seguro que Rocío Nahle no lee. Y además olvida. No lee a su gurú, Andrés Manuel López Obrador, ni a Ricardo Monreal, ni a Cuauhtémoc Cárdenas, ni a la vieja guardia de la izquierda, pues a fin de cuentas ella no es de izquierda, es del jet-set.

Olvida que el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) tiene un padre: Carlos Salinas de Gortari.

Olvida que el CISEN tuvo un antecedente: la Dirección Federal de Seguridad, la policía política del sistema, la que reprimió a luchadores sociales y los torturó, la que estuvo implicada en la masacre de Tlatelolco en 1968, la que orquestó la Guerra Sucia en los años 70, la que aplastaba toda disidencia y exiliaba periodistas incómodos, la que desapareció por su implicación en el crimen del columnista Manuel Buendía, autor de Red Privada, el primer narcoasesinato en la prensa.

O sea, murió la DFS y nació el CISEN bajo la sombra de Carlos Salinas de Gortari y la estricta y siniestra mirada de su asesor, Joseph Marie Córdoba Montoya, el vicepresidente sin corona.

Y quiere Rocío Nahle al CISEN salinista para pacificar el sur de Veracruz.

No lee Rocío Nahle al dueño de Morena, el partido por el que llegó a San Lázaro y por el que es coordinadora de sus diputados federales.

Hará un mes y medio —junio 22—, López Obrador condenaba el espionaje a opositores al régimen, a activistas sociales y periodistas, a empresarios y artistas. Era Pegasus el programa con el que violaron la intimidad de los “incómodos”. Y concluía AMLO que la autoría era del CISEN y de la Secretaría de Gobernación.

“No hay duda que la Segob y el Cisen están encargadas de intervenir teléfonos de dirigentes opositores y de periodistas”, dijo sin titubeo el Peje.

Y apuntó:

“Hay un organismo en Gobernación, una oficina de espionaje que se le conoce como Cisen. No tengo la menor duda que es la Segob, el Cisen, la que se encarga de andar espiando, de estar interviniendo teléfonos de dirigentes opositores y de periodistas”

“Nosotros reprobamos esa actitud —reprochaba López Obrador—. Es una estrategia perversa que corresponde a un régimen autoritario”.

Y aseguraba que de ganar las elecciones presidenciales en 2018, el CISEN desaparecerá.

“No habrá espionaje político, ni intervenciones telefónicas, se van a garantizar las libertades”, prometió.

Habla el Peje como sólo el Peje lo puede hacer. Habla como patriarca que cree en su verdad. Habla en un video que se viralizó en las redes sociales, y en él el dios Peje acusa a Gobernación de actuar de manera perversa.

“Se encarga de andar espiando —dice AMLO—, de intervenir teléfonos de dirigentes opositores y de periodistas”.

Agrega:

“Eso debe de terminarse, porque es muestra de un régimen caduco, autoritario, corrupto, putrefacto. Ya hay que cambiarlo, por eso es nuestra lucha”.

Y apuntó que es lamentable que el CISEN se dedique a espiar a los opositores y ahora a los periodistas, “hasta a los de casa, es decir, a los periodistas que están al servicio del régimen”, en lugar de atender el problema de la inseguridad.

AMLO había definido al CISEN —marzo 13 de 2016— como “oficina de espionaje”.

“Ahora le llaman elegantemente Cisen, pero es una oficina de espionaje. Que escuchen todo, que indaguen todo, que busquen todo y que no encuentren nunca nada”

Otro líder de Morena, Ricardo Monreal, fustigó al CISEN por el espionaje detectado en instalaciones del Senado de la República, en enero de 2012.

“Sin duda, los órganos de gobierno de espionaje y no de investigación como el Cisen se dedican a intervenir nuestros teléfonos, nuestras casas, nuestra vida privada, pero lo han hecho de manera sistemática, y yo estoy seguro que estamos totalmente intervenidos, así es de que el Senado también debe estar totalmente intervenido, las principales oficinas de los dirigentes y de los coordinadores de grupos parlamentarios y de opositores”.

Nahle es patética. No se recuerda ni a sí misma. No recuerda haberse pronunciado —junio 21 de 2017— ante el acuerdo parlamentario condenando el espionaje del gobierno de Enrique Peña Nieto a través del programa Pegasus, adquirido por la Procuraduría General de la República y empleado para entrometerse en la vida de figuras públicas, políticos y periodistas, luchadores sociales e intelectuales críticos.

PRD-PT y Morena anunciaron un punto de acuerdo solicitando la comparecencia del Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, del titular del CISEN y del procurador general de la República “a fin de explicar el espionaje a periodistas y defensores de derechos humanos”.

Ahí, Rocío Nahle titubeó. Decía que era irrelevante la comparecencia de funcionarios de primer nivel, para que expliquen el espionaje. Lo procedente “es que el Presidente de la República, renuncie”.

Nahle, insistió: “Por este asunto, prácticamente, el Presidente, se debería de ir. Es muy grave. Siempre están espiando a la oposición, a los políticos. Antier sale publicado, en el New York Times, que son activistas, que son periodistas, en cualquier parte del mundo por este caso el Presidente se va”.

Y ahora los quiere aquí. Que sea el CISEN con su sello de espionaje. Que respondan al llamado de la diputada por Coatzacoalcos. Que sean los espías del CISEN los que bajen a apagar la violencia, a enfrentar con inteligencia oficial a las bandas que provocan muerte, que secuestran y asesinan, los que dejan mantas y amenazan ahuyentando la inversión, quizá frustrando la Zona Económica Especial.

Un CISEN que dé en el centro de operaciones financieras del crimen organizado, fallida la estrategia del combate armado que sólo provoca la sustitución de mandos y reacciones violentas contra la población.

Quiere Rocío Nahle al CISEN que en 2016 condenaba por estar atrás del espionaje político, las escuchas, la entrega de grabaciones a los miembros del PRI-AN para embestir a Morena, según pregonaba.

A ese CISEN, antes Dirección Federal de Seguridad, que asedia al opositor, al luchador social, al militante y sobre todo al dirigente de izquierda que fustiga al régimen de la desigualdad y la corrupción.

O a ese CISEN al que tilda de perverso López Obrador porque violenta la privacidad, porque hurga en las conversaciones, porque irrumpe en los secretos de quienes luchan por desterrar al régimen que ha empobrecido a México, según la Biblia de los pejefans.

Pues ese CISEN que viola la ley es el que invoca Rocío Nahle para salvar a Veracruz.

Con los espías de Salinas quizá todo sea mejor.

Desmemoria brutal.

Archivo muerto

Goza Javier Duarte de su confort judicial. La PGR se hace bolas en la audiencia inicial. Lo vinculan a proceso pero su esposa Karime y la pandilla en pleno siguen siendo intocables. Ahora una juez federal le otorga la suspensión definitiva para dejar sin efecto dos órdenes de aprehensión en el juicio que se le sigue en Veracruz. Seguirá ahí el ex gobernador, en el Reclusorio Norte, enfrentando el juicio por delitos federales. Según la juez, no se acreditan los elementos para imputarle delitos de abuso de autoridad, incumplimiento de un deber legal, peculado, tráfico de influencia y coalición. En un lapso de tres días, los jueces de Veracruz determinarán hora y día para realizar la diligencia vía videoconferencia. Y luego dicen la PGR y el fiscal estatal, Jorge Winckler, que sobre Javier Duarte recaerá todo el peso de la ley. Seguro que sí… De los pies a la cabeza, el PRI es un caos. Hay fisuras en su sede y grietas en su unidad. Un edificio que se cae a pedazos y el priismo que no sale del pasmo de haber perdido el poder. Con ese PRI, el de la inquina y el rencor, dicen ir por la elección de 2018, desoyendo los llamados a reconstruir su plataforma y a mejorar la oferta política para cosechar votos. Un ejemplo del caos, el de priismo de Coatzacoalcos. Reunidos en su sede, el martes 8, no se insultan ni se escupen para no evidenciar que sus odios son su motor. A su lideresa local, Lourdes Yurixy Matus Padilla, la dan duro. Nereida Santos Hernández, operadora de Fidel Herrera Beltrán, ex directora del Hospital Regional, reclama donde están las cuotas de la militancia. Matías Pacheco, líder de la FSTSE, increpa a los que dejaron solo al PRI. Carlos Vasconcelos Guevara, ex candidato a la alcaldía, lanza dardos contra el marcelismo, a un alcalde como Joaquín Caballero al que se cansaron de esperar, y a Jesús Moreno Delgado, que del PRI saltó al PAN y les robó votos para enfrentar a Morena, que les ganó con el empuje de los que creen en el partido de López Obrador. Álgido el ambiente, flotando el repudio, las iras y el resquemor, hubo uno que terció para pedir porras al PRI. Fue Felipe de Jesús Rodríguez Gallegos, hermano del operador marcelista, Víctor Rodríguez, que con unos vivas y unas loas quiso maquillar el zipizape del priismo local. Es el PRI en su catarsis, moribundo, los priistas a la greña, destilando odio, todos contra todos. Así, Morena les va a pasar encima llevándose los votos para Andrés Manuel López Obrador, los de senador, diputados federal y local y, por supuesto, los de gobernador, donde los Yunes azules volverán a perder, pues en el PAN andan peor… “Me la pe…n”, se le escuchó decir. “Y no me voy”, añadió doña Felícitas, que ese día se creyó dueña de Sedesol. Ya está fuera. La echaron sin miramientos, acusada doña Felícitas Alcántara de abuso de autoridad, de explotar a su gremio sin piedad, de viajar con cargo a la Sedesol estatal, de malversar recursos, cobrar los salarios de trabajadores ya despedidos, de ponerle cuota a los programas alimentarios. “Me la pe…n”, vociferaba la hoy ex delegada de Sedesol estatal en Minatitlán, añadiéndole dos razones más: porque es protegida de Isabel Wong Chang, concuña del gobernador Miguel Ángel Yunes, y porque mientras esté bien con “Doña Lety” —Leticia Márquez de Yunes— no había nada que temer. Pues pasó y Felícitas Alcántara cayó. Obvio, Isabel Wong regresó del Caribe hecha una furia y quiso ajustar cuentas con los grupos panistas con los que rivaliza. Si tuviera poder, como presume, Felicitas seguiría ahí… ¿Quién es ese joven priista de mente local y actuar violento, que en la pasada elección, irritado por la contracampaña que enfrentó su candidato, encaró a los desleales, les paró el auto enfrente, se enfiló hacia ellos y los increpó? Empuñaba un arma. Le brillaban los ojos. Les soltó insultos. Los colmó de amenazas. Ocurrió a unos metros del Casino Palace, en el malecón de Coatzacoalcos…


INFORME ROJO

Mussio Cárdenas Arellano

ARREPIÉNTANSE Y SERÁN IMPUNES

* Xóchitl Tress, Janeiro y Ortega, libres * Spinoso devolvió lo que quiso * Karime Macías no es prófuga * Cuentas congeladas para amainar la repulsa * Anilú: la guerra sucia que va a enfrentar * Coatza, con 40 años de retraso social: Carranza * Hillman entre los que lo jodieron * El desafuero del Cisne Silva va * La prestanombre del priista.

10 de agosto de 2017

Fuera de la ley, el perdón es plenario. Así fue con Janeiro y con Ortega, con Spinoso y el duartismo de medio pelo que a cambio de la delación y la entrega de bienes, hoy son impunes.

José Juan Janeiro, operador del saqueo a Veracruz, describió la mecánica del desvío y las piruetas románticas de Javier Duarte, los “regalitos” a Xóchitl Tress, y el rol de Karime Macías Tubilla, la ex primera dama que cogobernó movida por la ambición, en la ejecución del robo.

Alfonso Ortega, el fiscalista, acudió a la Procuraduría General de la República por su propio pie, aterrado por el miedo a terminar en prisión, y ahí soltó los detalles del dinero desviado y dónde fue invertido, la mano de Karime en la transa, el endoso de las acciones, las empresas fantasma, de tal magnitud los millones y más millones que saturaron las tuberías del aparato financiero ideado para el atraco.

Edgar Spinoso, el diputado federal, fue hablantín y mañoso. Soltó lo que sabía y lo que otros llegaron a hacer, ofreciendo su arrepentimiento como acto de redención. Dio un avión, un helicóptero y hasta ahí quedó. Mea culpa a medias es pasaporte a prisión.

A los tres los citó Miguel Ángel Yunes Linares. Les dio la opción de hablar y regresar lo robado a Veracruz, sin ser gobernador, sin tener autoridad.

A los tres los grabó para dejar constancia de lo hablado. Suelta Yunes una parte de las revelaciones. Lo que se reserva es aquello con lo que va a cimbrar a México cuando el sistema lo comience a embestir.

Extralegal, el acuerdo ha funcionado como si la ley se adecuara a quien aún no ejercía el poder. Ha funcionado, no en la devolución total de los bienes adquiridos con dinero de las arcas del gobierno de Veracruz, pero sí en la impunidad de quienes ayudaron a Javier Duarte a robar.

Janeiro está libre. Había una orden de aprehensión en su contra, girada por un juez federal, y la PGR la canceló.

Ortega goza de buena memoria y mejor salud. Ninguna acción hay, ni habrá, mientras se mantenga en la línea de la delación, acreditando los datos de las empresas fantasma que creaba para adquirir viviendas en Estados Unidos o cómo compró los predios ejidales en Lerma, Campeche.

Spinoso salió mejor. Devolvió sólo una parte de lo robado, se niega a cumplir el trato extrajudicial y se ampara en su fuero de diputado federal, más intocable que Tarek Abdalá Saad, el ex tesorero de Javier Duarte, acusado del desvío de 23 mil millones de pesos, y más impune que Alberto Silva Ramos, El Cisne, imputado de malversar más de mil millones siendo vocero del ex gobernador con las empresas fantasma que traía desde que era secretario de Desarrollo social estatal.

A la banda se suma Xóchitl Tress Rodríguez, la diva alegre, la panista que Javier Duarte le robó a los Yunes azules, movida por las consejas celestinas del ex secretario particular de Fidel Herrera Beltrán, Erick Lagos Hernández, hoy operador del yunismo en el poder.

Sólo Xóchitl Tress fue parte de un mecanismo legal. Aprehendida en Puerto Vallarta, el 29 de julio, traída a Veracruz, admitió todo, los departamentos y la casa, lo de Santa Fe, en la Ciudad de México, y lo de Costa de Oro, en Boca del Río.

Diría aún más la señora Tress, viuda del ex diputado panista Gregorio Barradas Miravete, alcalde electo de Rodríguez Clara cuando fue levantado y ejecutado. Diría que recibió 1.5 millones de pesos para adquirir la vivienda, implicando a dos personajes más, Tarek Abdalá, y el secretario particular de Javier Duarte, José Ramón Cárdeno Shaadi —“Viva Javier Duarte”, gritó en el mes patrio—, metido también en el daño patrimonial a la Secretaría de Salud y en la Comisión Estatal de Atención y Protección de los Periodistas.

Contaría también la joven Xóchitl que un día, siendo funcionaria en Espacios Educativos, se fue a Cancún, acompañada de varias amigas. Tomó el teléfono. Habló con Javier Duarte y el gobernador le envió el avión oficial, el Tajín, para retornar.

Relataría la ex panista que se resistió a vivir de vender “lechitas y mazapanes” que otro día se hallaba en Cancún con el entonces gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, porque en esos alambres llegó a andar. Usó de nuevo el celular. Allá los alcanzó Javier Duarte. Y hoy acusa que es linchada por ser mujer.

De los enredos de Spinoso con el gobernador Yunes, la falta de cumplimiento, la burla del duartista, no quiere dar cuenta el presidente del Tribunal Superior de Justicia y cabeza del Poder Judicial en Veracruz, Edel Álvarez Peña. Él, como Sócrates, “sólo sé que no sé nada”.

“No tengo elementos, ni pruebas de que él se reúna con él —advierte—. De ahí que si no tengo, no me consta ese tipo de reuniones. Él —Yunes— anunció de alguna manera de unas devoluciones, pero no sé cual es el mecanismo que haya usado para eso”.

Y Pilatos Álvarez Peña se lava sus pulcras manos.

Obvio, fue un mecanismo extrajudicial. Lo que no se sabe es qué avión fue, qué helicóptero fue y que otros bienes o millones desvió el célebre diputado federal Edgar Spinoso, en operaciones que alcanzan hasta a su esposa, Carlota Besil, en el paraíso del duartismo, Woodlands, Texas, adquiriendo mansiones de lujo en el auge del duartismo.

De Spinoso se conoce su habilidad para crear empresas fantasma. Y esa virtud le viene de los tiempos en que Fidel Herrera era gobernador de Veracruz.

En bajo perfil fundaba empresas que servían para enmascarar recursos desviados desde los días en que a Veracruz lo mal gobernaba Fidel Herrera Beltrán.

Otro sesgo de la trama duartista y la repulsa social por la impunidad en que se mueve Karime Macías es el congelamiento de cuentas bancarias, filtrada al periódico Reforma para amainar el reclamo de los veracruzanos que la ven reír y vivir una vida de placer en Londres.

Hay jolgorio hoy porque la PGR congeló cuentas bancarias de Karime Macías y sus parientes, las del papá Tony y la mamá Yazmín, la hermana Mónica y el cuñado José Armando, las primas y los primos, todos los que dejaron huella en el gran atraco a Veracruz.

Y hay grandes titulares y despliegue en los medios por tal acción.

Nada nuevo. Este asunto es cuento viejo. Desde los días en que Javier Duarte huía y Karime se había esfumado, sabíase de la incautación de cuentas bancarias.

Una fecha: 14 de noviembre de 2016. Ese día, la PGR anunció el aseguramiento de 112 cuentas de Javier Duarte y su clan; cinco empresas embargadas, dos de ellas inmobiliarias; cuatro propiedades aseguradas, entre ellas una casa en Lomas de Chapultepec, otra en Polanco, el rancho Las Mesas de 92 hectáreas, en Valle de Bravo, y las tierras ejidales en Campeche.

Reforma detalló que el aseguramiento obedecía a dos delitos: enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

“La Procuraduría General de la República aseguró las cuentas bancarias del ex Gobernador de Veracruz y su cónyuge de acuerdo a la carpeta de investigación FED/SEIDF/UEIDFF-VER/0000691/2016.

“Esta autoridad ministerial —decía el documento— ordena por conducto del titular de esta Unidad Especializada, girar atento oficio a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, a fin de solicitar se lleve a cabo el aseguramiento de dichas cuentas bancarias, pues es oportuno precisar que las multicitadas cuentas bancarias se encuentran sujetas a investigación dentro de la carpeta de investigación en que se actúa.

“Ello en razón de que hay indicios fundados y suficientes que hacen presumir que el numerario que se encuentra en dichas cuentas bancarias fue obtenido con las ganancias derivadas de la comisión de algún delito por las personas investigadas y relacionadas en la presente indagatoria, dice el oficio CGI-II-257/2016”.

Entre las cuentas aseguradas estaban las de Daniel Duarte de Ochoa, el hermano del ex gobernador que vive en España; María Cecilia de Ochoa Guasti, madre del ex Mandatario, y Jesús Antonio Macías Yazegey y María Virginia Jazmín Tubilla Letayf, los suegros. También a Mónica Ghihan Macías Tubilla y Lucía Letayf Barroso, hermana y prima de Karime Macías, respectivamente; Corsi Tubilla Letayf, tía política de Duarte; y José Armando Rodríguez Ayache, concuño del ex gobernador que en abril rentó un avión en Toluca para llevar a su familia a Guatemala.

“El citado oficio está suscrito por Roberto Rojas Esquivel, agente del MP de la Unidad de Investigación y Litigación de la Coordinación General de Investigación, y fue dirigido a Héctor de la Paz Cázares, titular de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Fiscales y Financieros de la PGR”.

Y hoy, la historia vieja es un notición. Y un distractor.

Nada nuevo en el aseguramiento de bienes. Con un albazo, se sofoca la repulsa social que demanda que Karime Macías vaya a prisión.

Y Karime sigue impune.

Por la vía extrajudicial, los duartistas cómplices burlan la ley. Janeiro, Ortega, Spinoso acudieron al llamado de Yunes azul, sopesaron la consecuencia legal, ofrecieron devolver lo robado o aportar elementos para llevar a la cárcel a Javier Duarte.

Por fuera de la ley les fue mejor.

Algo así como arrepiéntanse y serán impunes.

Y lo son.

Archivo muerto

Hoy con Pepe Yunes, antes duartista, Anilú Ingram se proyecta con el aparato de poder y el dinero del pueblo. Montada en la Sedesol federal, cuya delegación en Veracruz encabeza, difunde las acciones y los logros, los alcances y los beneficios para un sector, el de los pobres que ya les gustó vivir enchufados al presupuesto y a los programas sociales. Difunde Anilú Ingram su imagen, lo que de entrada es ilegal. Su prensa la ve ya en el Senado, donde hoy despacha su benefactor, Pepe Yunes. Pero sus detractores no tardan en soltarle metralla poco fina, una variedad de lodo que se cuenta sola en correos electrónicos donde lo menos que se dice es por qué Javier Duarte la tenía en su círculo más cercano. Cañón… A ver, Pitágoras. Si Coatzacoalcos acumula un retraso social de 40 años, según refiere el alcalde electo, Víctor Manuel Carranza Rosaldo, entonces uno de los culpables lleva por nombre Iván Hillman Chapoy. Así se da un tiro en el pie el futuro presidente municipal. Viene de la “inadecuada administración de gobiernos estatales y municipales anteriores”, explica. Hace no tanto, de 2005 a 2007, mal gobernó Iván Hillman. Dilapidó 2 mil millones de pesos, sin obra decente, sin logro alguno. Ideó un acuario biósfera que habría salvado su administración, pero no lo cristalizó. Abandonó las colonias, a las que les construyó banquetas y guarniciones, pero no calles. Se clavó en el Encuentro Internacional del Mar, que traía figuras en el arte y la ciencia, pero que lo pagaba el gobierno de Fidel Herrera Beltrán. Le robó un parque al pueblo, el parque del DIF, para entregarlo con marrullerías legaloides a su esposa, la ex diputada Mónica Robles Barajas, y convertirlo en un negocio particular llamado Quetzalli. En ese lapso, los 40 años de retraso social, se inserta a Iván Hillman, del Clan de la Succión, de José Pablo Robles y Roselia Barajas, sus suegros, que son los padrinos de la diputada federal Rocío Nahle García, por quien Víctor Carranza fue candidato de Morena a la alcaldía de Coatzacoalcos, municipio al que desde enero de 2018 gobernará. O sea que entre los que jodieron a Coatza está su patrón… No se frena, como pregonó César Camacho Quiroz, el desafuero del Cisne Silva. Decía el líder PRI en la Cámara de Diputados que por deficiencias de la Fiscalía de Veracruz se había desechado el juicio para retirarle la inmunidad al vocero de Javier Duarte, Alberto Silva Ramos, dejando impune al intragable ex líder del PRI estatal. Pues no. Admite la Comisión Instructora la solicitud y ya programa el procedimiento para establecer si procede o no. Al Cisne se le acusa de desvío de recursos en su paso por la Coordinación de Comunicación Social, las empresas fantasma de las que no se tiene evidencia que le hayan prestado algún servicio al gobierno de Veracruz, algo del saqueo a las arcas públicas. Que entre a trámite no indica que el desafuero proceda. Con su mayoría en la Sección Instructora y en el pleno de la Cámara de Diputados, el PRI lo podría frenar. Pero el show debe continuar… ¿Quién es esa dama, eficiente en lo suyo, las empresas y las finanzas, que sirve de prestanombre a connotado priista, abogado de los que no litigan ni una pensión alimenticia y se dan ínfulas de juristas, en la compra —real o simulada— de terrenos con broncas y litigios millonarios en Coatzacoalcos? Sin pista…


INFORME ROJO

Mussio Cárdenas Arellano

COMANDANTE H: VAN CAYENDO LOS CÓMPLICES

* La célula que desmantela la Marina * Secuestros y un crimen en su haber * Ana Myriam en el desayuno de Dante * Brizuela y Méndez de la Luz también * Karime y las cuentas congeladas, vieja historia * ¿Iván para senador por Morena? * Murió Rius * Irreverente hasta con la iglesia * El narcomensaje reeditado.

9 de agosto de 2017

Ricos y pobres, los Chagra y los Ortiz, los del jet-set y los del barrio, sus allegados no verán ya al Comandante H. Diezmado, sus células, las del secuestro y el trasiego, y uno que otro crimen, van cayendo, conformándose así la denuncia que lo retendrá en prisión.

Sus convivios, su vida social, la foto en los diarios, mimetizado con los hombres del poder, candidatos a una diputación a su lado, el alcalde que huye de los reflectores y en otras convive con el poderoso operador de Los Zetas, serán historia ante la última embestida judicial.

Arraigado, no sujeto aún a denuncia formal, Hernán Martínez Zavaleta permanece bajo resguardo de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada desde aquel 29 de junio cuando huía hacia el sur y en Cárdenas, Tabasco, esperando a su familia, se le interceptó.

Es un arraigo y los arraigos caducan. Si no hay evidencia en su contra, el Comandante H se les va. Si no le imputan delitos y más delitos, secuestros y crímenes, trasiego de droga y extorsión, Hernán Martínez pronto volverá por su fuero y poder.

Corrían, pues, los días y nada contra él. Le imputaron el crimen de cuatro niños en la colonia Nueva Calzadas, el 24 de junio, asesinados también sus padres. Le atribuyeron que fue El H quien ordenó a un sicario, Alaín López Sánchez, alias “La Liebre”, que perpetrara la masacre.

Y “La Liebre” los mató. Y “La Liebre”, como es su naturaleza, corrió.

Una versión refiere que el sicario murió ejecutado, silenciado no se le ocurra ponerse a cantar tras una sesión de terapia judicial.

Otra, que “La Liebre” fue detenido en el municipio de Las Choapas y remitido a la Ciudad de México, donde habría confesado que ultimó a los niños por orden de su líder.

Con eso, El H está liquidado. Y de ahí vendrán otros delitos, el trasiego de droga, el robo de combustible, una larga serie de secuestros y la cuota a los giros negros del malecón de Coatzacoalcos, el derecho de piso a empresarios y comerciantes, a profesionistas y políticos.

Con “La Liebre” en sus manos, el gobierno federal tiene al Comandante H a un paso de concluir su vida en la cárcel.

Pero sin el brazo ejecutor de la masacre de la Nueva Calzadas, del que se cuenta que fue ultimado para garantizarse así su silencio, El H estaba por burlar la ley.

Ya no. Un intenso operativo en el feudo de Hernán Martínez Zavaleta, su zona de influencia, en la colonia Benito Juárez Sur de Coatzacoalcos, la tarde del lunes 7, tácitamente lo confina a ir a prisión.

Fue un operativo del Ejército, Marina-Armada y la Secretaría de Seguridad Pública, diezmando a una peligrosa banda de secuestradores. Cayeron nueve y fue liberada una víctima.

Sobre el Barrio Alegre de la Zona de Tolerancia, en la calle Agustín Lara de la colonia Benito Juárez Sur, se dispersaron los efectivos militares y los elementos policíacos. Sobrevolaba el área un helicóptero oficial en apoyo al personal de tierra.

Fue asegurado un vehículo. Se trataba de una camioneta marca Nissan Frontier de color naranja, con placas XX-26425. En su interior hallaron armas de fuego.

En el sitio fue asegurado un taxi, el número 216, con placas de circulación 7201-XDB, sobre la calle Silvestre Revueltas.

Detenidos la banda dedicada al secuestro, asegurados los vehículos, el operativo arrojó otro hallazgo: una de las viviendas se conectaba con otro domicilio, ubicado en la calle Agustín Lara.

Al lugar de los hechos acudió el propietario del taxi 216. Dio detalles sobre la desaparición del vehículo. Relató que el conductor, de nombre Guillermo Vidal, fue por el vehículo la mañana del lunes 7. Luego se esfumó. Nadie supo nada desde la mañana en que se llevó el automóvil.

Sábese hoy que aquellos no eran malandros sin peso. Se trata de una célula a la que se investigaba por su presunta relación con El H, lo que lo llevará a enfrentar una denuncia por crímenes mayores.

A uno, por ejemplo, le apodan El Sicario. Por algo será.

Sus datos son los siguientes:

Zeferino “AD”, apodado El Sicario, nacido el 26 de agosto de 1986, —a punto de cumplir 31 años— con domicilio en ranchería El Cocuite. Es originario de Cosamaloapan, Veracruz.

Ernesto “CP”, de 21, fecha de nacimiento 31 diciembre de 1995, con domicilio calle Agustín Lara 509, colonia 5 de febrero, de Coatzacoalcos.

Alberto “GD”, de 28, nacido el 20 de julio de 1989, con domicilio vía Terraza No. 90 de Ciudad Olmeca, municipio de Coatzacoalcos.

Guillermo “ZL”, con 31 años de edad y fecha de nacimiento 19 de julio de 1986, domicilio en la calle General Anaya numero 375 de la colonia Constituyentes, municipio. de Coatzacoalcos. Es taxista.

Danna Paola “SS”, 17 años de edad, y Roxana Abigail SW, de 31, ambas con domicilio en calle Emiliano Zapata no. 910, colonia 5 de Febrero, en Coatzacoalcos.

Julio César “CS”, de 27, domiciliado en Linda Vista y Aquiles Serdán numero 355. Es originario de Cosamaloapan, nacido el 14 noviembre de 1989.

José Alberto “RE”, 31 años, con domicilio en Jacarandas, Ciudad Olmeca, con fecha nacimiento 13 noviembre de 1986.

Según información extraoficial, la célula delictiva operaba desde hacía seis años. Secuestraba y exprimía a sus víctimas, usando casas de seguridad en el área de influencia de Hernán Martínez Zavaleta. Y por quien no pagaban era ultimado.

Entre los detenidos se halla Zeferino AD, apodado El Sicario, a quien se le encontró en su poder una camioneta Frontier, color naranja con reporte de robo. Su propietario fue localizado días atrás sin vida en Coatzacoalcos.

Son sus amigos en el bajo mundo, los que secuestran y matan, los que siembran el terror. Son la punta de un iceberg de corrupción, impunidad, encubrimiento oficial. Son los protegidos y subalternos del Comandante H, el que solía convivir con los hombres del poder y en un error craso se imaginó siendo el nuevo dios del círculo social.

Sus otros amigos están en el jet-set. Son los Chagra, los Ortiz, los Rodríguez, los Arreola, los Mathiano, los Moreno.

Son los Chagra que le rentan inmuebles para un gimnasio deportivo, o matan el tiempo en el Port House, donde el Muñeco y la Muñeca hablan por horas, donde se bebé y se snifea, se ríe y se cuentan historias que hacen temblar.

Son los Rodríguez y los Moreno, uno, Víctor, que enfrenta aún denuncias por corrupción a su paso por la delegación de Sedesol federal en Veracruz; el otro, Jesús, pasó del PRI al PAN y contendió por la alcaldía de Coatzacoalcos con un rotundo fracaso.

Otros Rodríguez, Alberto y Lucy, abrieron el antro llamado Once Once y tras la embestida de otro zeta, Julio Rodríguez Briones, alias “El Caballero” o el “Moto”, con amenaza de muerte, decidieron cerrar. Hoy fundan y fundan empresas dentro y fuera de Veracruz.

Ellos, sus aliados ricos, son parte de otra investigación.

Van cayendo los de las células delictivas, los que secuestran y asesinan.

Faltan los que llevaron al H al círculo social.

Archivo muerto

Junto a Dante, una dama, la ínclita e incomprendida Ana Myriam Ferráez. Y con ellos, cuatro ex alcaldes veracruzanos, entre otros Armando Méndez de la Luz, de Xalapa, y Martín Cabrera, de Orizaba, y un ex senador del PRD, Elías Miguel Moreno Brizuela. No llegaron Iván Hillman Chapoy, de Coatzacoalcos, y Gerardo Poo Ulibarri, del puerto de Veracruz. Cónclave de aliados en torno al dueño de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado Rannauro, la mañana de este lunes 7, en su residencia de Las Ánimas, en Xalapa. Sonreía Ana Myriam Ferráez, que lo mismo viste de azul que de naranja, o con el marrón de Morena; que quiso ser alcaldesa de Xalapa por el PAN-PRD, a contrapelo de los Yunes azules y que dos meses después de perder la elección ya se le ve con los aliados de Andrés Manuel López Obrador. Dante Delgado construye su candidatura al gobierno de Veracruz por el eje Morena-MC-Partido del Trabajo, tras dialogar con Marcelo Ebrard y ser conminado a acordar con AMLO, que a cambio respaldará a Movimiento Ciudadano para que Enrique Alfaro, alcalde de Guadalajara, sea candidato al gobierno de Jalisco. Mientras, jala priistas, panistas y perredistas veracruzanos, las Myriam, los Brizuela, los Hillman, a su proyecto. En las barbas de Yunes azul. De antología… Nada nuevo el congelamiento de cuentas a la pandilla de los Macías Tubilla. Al primero que la PGR se la aplicó fue a Tony Macías, padre de la ex primera dama de Veracruz, Karime Macías. Por ello amparó. Reforma da a conocer que la medida se aplica contra otros miembros del clan: Daniel Duarte de Ochoa, hermano de Javier Duarte; su madre, María Cecilia de Ochoa Guasti; Tony Macías Yazegey y María Virginia Jazmín Tubilla Letayf, los padres de Karime; su hermana Mónica Ghihan Macías, su prima Lucía Letayf Barroso; su tía, Corsi Tubilla Letayf, y su cuñado José Armando Rodríguez Ayache. La versión es sólo maquillaje ante la repulsa social por la impunidad a Karime Macías. Que es investigada por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero. Ajá. Tres funcionarios de la PGR, su titular, Raúl Cervantes; el subprocurador de control de procesos, Gilberto Higuera, y el titular de la SEIDO, Ismael Lira, dicen y reiteran: Karime Macías no es prófuga de la justicia; no hay elementos para proceder penalmente, y los señalamientos de otros prestanombres no bastan para fincarle responsabilidades. Y cuando el escándalo arrecia, trasciende que sí hay investigación en su contra y les congelan las cuentas bancarias. Buen show… Un día no remoto, esos morenistas que sacralizan al Peje, van a encumbrar a Iván. Terminarán votando por el Peje y chutándose a Iván Hillman en la misma elección. Uno para presidente y el otro para senador por Veracruz. Cuenta un insider de alto nivel en el pejepartido que hay acuerdo en la cúpula de Morena, que el Peje ya dio el sí, que como en los tiempos de Fernando Gutiérrez Barrios, a cambio de las loas y los espacios en el consorcio periodístico del Clan de la Succión, el ex alcalde de Coatzacoalcos irá en la lista plurinominal de Morena al Senado. Así, cómodo y si esfuerzo, a Iván se le acerca a un escaño senatorial. Otros, como Rocío Nahle García y Cuitláhuac García Jiménez, tendrán que ganarse la senaduría por la vía del voto o a rumiar el fracaso. Pasó Iván Hillman por la alcaldía de Coatzacoalcos y hasta el parque del DIF le entregó a su mujer. Y ahora le roba Morena a los morenistas. Si los pejefans lo permiten… Era cáustico y punzante, descarnado y demoledor, sencillo y profundo, sus monos sin glamur, su crítica avasallante hacia un sistema que fue, y es, letal para México. De la mano de Eduardo del Río, “Rius”, surgieron Los Supermachos, de los que fue despojado en un litigio interminable. Su personaje central, Juan Calzonzin, envuelto en su cobija eléctrica de la cual colgaba el cable y la clavija, llegó al cine bajo la interpretación de Alfonso Arau. Creó entonces Los Agachados, un retrato de la sociedad mexicana y en ella un tal Reuter Nopaltzin, el profesor Gumaro Asecas, los policías Cambijo y Bedovo, el cacique del pueblo, Trastupijes; don Cuco y don Céfiro, dos adultos mayores de innata capacidad alburera; don Falangino, el dueño de la tienda; la inolvidable beata doña Tecla, y don Matatías, filósofo que de tanto pensar terminó loco. Rius hacía caricatura política y social; producía tres, cuatro, cinco libros por año, o uno ya cuando la edad comenzaba a pesar. “Todos los moneros somos unos hijos de Rius”, llegó a decir Rafael Barajas, “El Fisgón”. Pasó por infinidad de medios de comunicación: Proceso, Siempre, Sucesos, Política, El Universal, Ovaciones, La Prensa y La Jornada. Creó revistas de humor político y blanco: La Gallina, Marca Diablo, La Garrapata, El Chahuistle y El Chamuco y los hijos del Averno. Fue seminarista y terminó ex comulgado. Fue hiriente con los hombres del poder, con el PRI y el PAN. De tendencia izquierdista, divulgó temas comunistas. Fue esencialmente ácido con el cristianismo e irreverente con Dios. Entre sus temas destacan “La Biblia, esa linda tontería”, “Cristo de carne y hueso”, “El mito guadalupano”, “Manual del perfecto ateo”, “La invención del cristianismo” y “El supermercado de las sectas”. Entre los títulos relativos al poder se cuentan: “Gorilas del sur”, “Votas y te vas”, “Santo PRI líbranos del PAN”. Murió este martes 8, aquejado por un deterioro en su salud… Narcomensaje reeditado el que circula en redes sociales del sur de Veracruz. Fue echado a andar en Sinaloa en 2005, lanzando amenazas contra los enemigos de Joaquín “El Chapo” Guzmán, y desde entonces lo reeditan en cada sitio donde prolifera el trasiego de droga, el pleito por los territorios, la guerra de los cárteles, la violencia sin control. Desde hace días circula e inunda las redes sociales, primero en Jáltipan, luego en Minatitlán y Cosoleacaque. Ahora es el Coatzacoalcos y en él se citan apodos y nombres, malosos y periodistas, dueños de medios, el de Diario del Istmo, el de Liberal, Notisur, Red, y un jefe policíaco de nombre Germán. El mensaje original corresponde a Sinaloa y aquí sólo se han insertado nombres y referencias con las que se crea psicosis y alarma entre los aludidos. No hay tal. Es parte de la violencia de los cárteles y el impacto entre la opinión pública. Sólo eso y nada más…


INFORME ROJO

Mussio Cárdenas Arellano

YUNES Y EL FISCAL WINCKLER: CADA QUIEN SU ROLLO

* Dice el gober que hay investigación sobre Karime * Decía Winckler que no había con qué procesarla * Secretario de Duarte en el caso Xóchitl Tress * Homenaje a Manterola * Amparo a Tarek no lo exculpa * Medios y periodistas, “ejecutables” * Crece secuestro en julio * Ex alcalde que vende armas.

8 de agosto de 2017

A ciegas procura justicia Jorge Winckler —y con maña—, ignorando si Karime Macías es impune o vulnerable a la ley, si le metió la mano al cajón, si fue el cerebro que perpetró el saqueo a Veracruz. Sobre la esposa de Javier Duarte, decía el fiscal, nada tenía qué investigar.

Lo refuta el gobernador Yunes, su patrón. Frente a la repulsa social, el grito de los medios, la exigencia de que se le aplique la ley, sostiene que el fiscal ya investiga qué delitos de índole estatal habrá cometido la ex primera dama de Veracruz.

Se ven, pues, en una Torre de Babel. Miguel Ángel Yunes Linares y Jorge Winckler Ortiz, gober y fiscal, hablando lenguas distintas, presas de la confusión.

Andan en Babel que es la torre de la soberbia, del cazador que no caza animales sino a sus enemigos. Es la Babel donde llegaron hablando la misma lengua y terminaron sin poder entenderse entre sí, lanzados hacia la dispersión.

Ajeno a todo, Jorge Winckler remite el caso Karime Macías a la Procuraduría General de la República. Que sea la PGR la que lleve el peso de hacer pagar a Javier Duarte y, si se puede, y si se quiere, llevar a la cárcel a Karime Macías.

Sea la PGR la que le impute los delitos mayores, el lavado de dinero, la asociación delictuosa, operación con recursos de procedencia ilícita, incumplimiento del deber legal. Acá, Winckler sólo lo encausa penalmente por desvío de recursos en la Comisión de Aguas del Estado de Veracruz y uso de un helicóptero oficial cuando ya no era gobernador.

Y a Karime ni eso.

Así andaba hasta que el gobernador lo centró. O Yunes percibió el desastre electoral por la inacción contra la esposa de Javier Duarte.

Domingo 6. Yunes maquilla la pifia, contradiciendo al fiscal. Y anuncia que ya investiga a Karime Macías:

“El Fiscal General del Estado me ha informado que se investiga ya su participación en otros ilícitos que tienen que ver con la disposición indebida de recursos públicos de carácter estatal; es decir, en el ámbito de competencia del Gobierno local, en este caso de la Fiscalía General del Estado”.

O sea que sí hay una tercera vía, la de los delitos con “recursos públicos de carácter estatal”, relativos a las atribuciones de la impune Karime.

Winckler había sido categórico, el miércoles 2.

Karime Macías, en el DIF, no tenía funciones ejecutivas. No era, pues, responsable de los recursos desviados.

Argüía Winckler:

“Su cargo era honorario al frente del patronato del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF)”.

Y con ello era impune.

No tuvo salario. No fue servidora pública. No manejó recursos públicos. Había un responsable de las finanzas del DIF. Había quien administrara. Había un encargado de compras. Y hay un fiscal que la solapa.

Según la tesis Winckler, Karime de Duarte era un holograma en el DIF.

Habrá acción penal, confía el fiscal del yunismo. Sí, la que le aplique, si es que no se impone la complicidad, la Procuraduría General de la República por lavado de dinero y otros delitos más.

“Estoy seguro —precisa Winckler— que la PGR esa investigación la tiene avanzada y que próximamente veremos un resultado en el que se establezca si ella participó o no en este delito que, señalo, es de materia federal.

Y por su parte, para la parte de la Fiscalía General del Estado, no habría delito que perseguir.

“A nivel local —recetó—, no le puedo imputar enriquecimiento ilícito porque ella no fue funcionaria pública. Estamos viendo si ella participó en algunas otras actividades como persona física, pero vinculada a su actividad en el DIF. Se está investigando y si así fuere veremos la manera, sin fabricar pruebas o inventar delitos, poder iniciarle un procedimiento”.

Y sentenció:

“Había otras personas encargadas de ver las compras y otros asuntos de tipo administrativo, pues Karime Macías sólo dirigía el patronato”.

Su declaración es insólita, frágil, cuestionable y cuestionada, evidente la intención de no fincarle cargos a la esposa del ex gobernador.

Lo encara Celestino Espinoza Rivera, abogado del puerto de Veracruz. Lo suyo es, resume, ignorancia legal o exceso de astucia.

Al portal AGN Veracruz, Celestino Espinoza le dice que el cargo de presidenta el sistema DIF es honorífico pero no deja de ser de servicio público, y eso le confiere responsabilidad administrativa:

“El cargo honorífico que tenía la ex primera dama, como presidenta del patronato del DIF, aun cuando no haya sido cargo remunerado, pagado por el estado, sino únicamente haya sido honorífico, sujeta a esa calificación que hace el código penal de cualquier persona que ejerza un cargo público”.

Y refuta el criterio de Winckler para no investigar a Karime Macías:

“No le interesa al Código Penal. Lo único que le interesa que cuanto al delito de enriquecimiento ilícito es que la persona que ostente un cargo no se haya visto beneficiada por el mismo, porque el hecho de tener un cargo público aun cuando no se pague, no tenga recursos públicos a su disposición, permite que a través de ese cargo honorífico se pueda hacer diferentes operaciones negocios fuera de la ley, y que el estado al no tener la forma de demostrar ese tipo de conductas lo que sanciona es que alguien se haga rico mientras esté ejerciendo el cargo, aun cuando no se le demuestre que el dinero viene de actividades ilícitas. Lo que se sanciona es el crecimiento desproporcionado y que no pueda ser comprobado, por lo tanto el código penal no habla solo de cercadores que se le paga por un trabajo, sino de quienes puedan representar al gobierno y se puedan ver beneficiados”.

Agrega:

“La redacción de ese artículo dice que será sujeto a investigación y a juicio, por enriquecimiento ilícito cualquier persona que haya tenido un cargo público un empleo”.

Espinoza Rivera dijo que es común que en el ámbito de gobierno no se entienda la diferencia entre un organismo público descentralizado y una dependencia de la administración pública estatal.

Dice Espinoza Rivera que a Jorge Winckler Ortiz no lo ve ignorante. sin embargo, sus asesores jurídicos son quienes han fallado mucho.

Reconoció que Jorge Winckler Ortiz, en ciertos temas se quiere pasar de astuto y manejar los hechos, justificando en ciertas leyes y en otros temas le delega a su personal las cosas sin revisarlo.

Así iba Jorge Winckler, construyendo el estado de impunidad de Karime Macías, hasta que el domingo 6 Yunes lo sacudió.

Ha de herir que Yunes le diga qué hacer, que lo llame a procurar justicia, que lo centre y lo obligue a proceder contra Karime Macías, la esposa de Javier Duarte.

No todo es una selfie, ni una foto de rodillas captando al gobernador, ni los chistes en Twitter, ni la evasión ante los medios que preguntan el por qué de la violencia que devora a Veracruz, ni el silencio ante los colectivos que buscan y buscan en las fosas clandestinas intentando hallar ahí a sus familiares.

Karime Macías es impune en el reino del yunismo. En ocho meses el fiscal no le ha logrado acreditar un sólo delito porque “su cargo era honorario” y “no le puedo imputar enriquecimiento ilícito porque ella no fue funcionaria pública”.

Y con eso el fiscal la mantiene a salvo.

Por algo Winckler no la tocó.

Archivo muerto

Aquel que gritó “Viva Javier Duarte”, también se embarró en el caso Xóchitl Tress. Es José Ramón Cárdeno Shaadi, citado su nombre por la diva alegre en la compra de la vivienda de lujo que el ex gobernador le compró por servicios prestados a la patria en el fraccionamiento Costa de Oro, en Boca del Río. Es Cárdeno Shaadi, del que se tiene evidencia que fue parte del fraude en el sector salud del gobierno duartista, por acción u omisión; el que manejaba y proyectaba, o mantenía a raya a Sandra Bonilla, directora Jurídica de la Comisión Estatal de Atención y Protección de los Periodistas hasta que los actuales comisionados le cortaron las alas por desleal; al que tildan de haber saqueado Casa Veracruz cuando la justicia le cayó encima a Javier Duarte, su patrón, y comenzó el rechinar de dientes y el llanto de la pandilla. Un historial que repugna el de Cárdeno Shaadi, incluida la compra de la casa a Xóchitl Tress, por orden del ladrón de los haberes de Veracruz… No te puedes ir, le decía Pedro Manterola Sáinz a Javier Duarte cuando la huída del ex gobernador iniciaba. No te puedes porque debe rendir cuentas del robo de los dineros, de los recursos para los adultos mayores, del fraude electoral, del desabasto de medicamentos en hospitales. No te puedes ir mientras no expliques el destino de 35 mil millones de pesos hurtados a Veracruz. No te puedes ir, le escribió Pedro Manterola en un contundente artículo que hoy el gobernador Miguel Ángel Yunes ha evocado una vez más. Lo leyó en el homenaje póstumo al ex subsecretario de Gobierno de Veracruz, fallecido el domingo 6 a causa de un infarto fulminante. Del ex alcalde de Martínez de la Torre y ex diputado federal, dijo Yunes que increpó, como muy contados priistas, a Javier Duarte en sus días de poder. Contribuyó a la caída del fidelato, prolongado en Javier Duarte, con ideas y con palabras, con operación política y con rentabilidad electoral. Este domingo su corazón dijo “hasta aquí”… De trámite, el amparo otorgado a Tarek Abdalá. Sólo es para que tenga acceso a las cuatro carpetas de investigación integradas por la Fiscalía General del Estado y que lo sitúan como el brazo ejecutor de Javier Duarte para saquear las arcas públicas. En mayo le concedió el amparo el juez quinto de Distrito en la Ciudad de México. La Fiscalía interpuso un recurso de revisión. Ahora lo confirma el Tribunal Colegiado de Circuito, ordenando que los tres fiscales anticorrupción den acceso al diputado Tarek Abdalá a las carpetas de investigación. Fuera de eso, Tarek no tiene nada. No lo absuelve ni será un amparo lo que frene el juicio de desafuero en su contra. Tarde o temprano pagará… Medios y periodistas son “ejecutables”. Medios y periodistas están viviendo de más. Hay una amenaza, presuntamente del Cártel de Sinaloa y del Cártel del Golfo, en que se citan nombres y apodos, unos en el lado oscuro de la ley y otros en la prensa. Dice el texto: “Venimos por papo, catre, flako, el caguamo, el chino, lic chavez, el morado, el trompo, el pollo enriquez, Ciro Nieto y varios directivos, reporteros policiacos, dueño de diario istmo, notisur, liberal. Red, todos achichinkles q andan de operadores financieros, protegiendo y secuestrando gente, con el apoyo del H, su gente que quedo en coatza y GERMAN comandante de la municipal, somos de la CDS y CDG carteles unidos ( cartel de sinaloa y cartel del golfo) trabajando todos unidos con el mayito y la reyna zambada alias (la tia)patrona del pasifico todos juntos para el patron de patrones (Joaquin Guzman loera el chapo Guzman)”. Se respeta la redacción original. Y que se sepa, no hay una sola acción para salvaguardar la integridad de los colegas y de los directivos y dueños de los medios de comunicación, los Robles, los Edeles, los Marcelos, los Theurel. Estos tres últimos de periodistas no tienen nada, pero un medio es negocio y otorga poder. Y también acerca a la muerte… Julio, una vez más, fue de los malosos. Creció el secuestro y el homicidio no cede. Según el boletín del Observatorio Ciudadano de Coatzacoalcos, en julio fueron asesinadas 13 personas y a cinco las privaron de su libertad. Los números: 32 ejecuciones, principalmente en los municipios de Acayucan y Minatitlán. En Coatzacoalcos, los secuestros se cometieron en los primeros días de julio. En cuanto a personas desaparecidas, fueron seis; o sea, hubo un incremento del 50 por ciento respecto a junio. En el rubro de robo de vehículos fueron 12 casos, igual que en junio; cuatro robos a casa-habitación; 15 a comercios, disminuyendo en un 25 por ciento respecto al registro de junio… ¿Quién es ese alcalde —alma de shérif o sicario—, adicto a la cacería furtiva, al disparo que da entre los ojos del venado y lo fulmina, que goza y se proyecta por el simple placer de ver morir al animal? Hoy no sólo caza. Hoy vende armas, escopetas, rifles, con registro o sin registro, permitidas o al margen de la ley, burlando a la Sedena porque eso, admítalo o no, es mercado negro y es ilegal. ¿Quién es?…


INFORME ROJO

Mussio Cárdenas Arellano

XÓCHITL TRESS: SE LE FUE LA BARBIE AL GOBERNADOR

* Una semana después queda libre * Acepta delitos y devuelve bienes * Tres años de prisión… en libertad * La mano del Tigre del Norte * Dante, otra vez por la gubernatura * Que los ex alcaldes le aplaudan * Teté Rico, jubilada * A reír: Yunes va por Karime y parentela * Atentado al Potro por cuota no pagada.

7 de agosto de 2017

Un corrido para Xóchitl Tress, el de la justicia burlada y la treta legal, que resuma el esplendor y el agasajo con Javier Duarte y las horas en prisión, tener que admitir delitos, tener que reparar el atropello a la ley, tener que comprar con una mísera multa su libertad. Y por ahí se le fue la Barbie al gobernador Yunes.

Qué días aquellos en que la diva alegre fue la reina del harem. Que si el depa en Santa Fe, Ciudad de México. Que si una Land Rover de más de un millón. Que si la casa de Puerto Vallarta. Que si la de Costa de Oro, en Boca del Río.

Qué días estos en que Xóchitl tiene que pagar por su libertad porque infringió la ley. Que si admite delitos porque los cometió. Que si repara el daño porque con esa maniobra se extingue la acción penal.

Qué laxo es el nuevo sistema de desastre penal que una vez devueltos los bienes propios de enriquecimiento ilícito, con una multa de 37 mil 500 pesos recupera su libertad. ¿Y el peculado? ¿Y la asociación delictuosa? ¿Y el desvío de recursos? ¿Y la coalición de servidores?

Viéndose en las celdas en el Penalito de Playa Linda, habrá pensado que mejor hubiera sido vivir ordeñando la vaca, sembrando la parcela, “vendiendo lechitas y mazapanes”, como cuentan que llegó a expresar.

Un corrido que muestre el cenit de la diva alegre y el desplome hasta tocar fondo, convertida en rehén de Miguel Ángel Yunes Linares, exhibiendo a la favorita del reino duartista sin capacidad para adquirir los bienes que estaban a su nombre. Con 700 mil pesos en nueve meses de funcionaria nadie compra propiedades por casi 20 millones de pesos.

Una semana le llevó a la musa del ex gobernador Javier Duarte ser libre, tras ser acusada de enriquecimiento ilícito pues en los días en que fue directora de Espacios Educativos su fortuna creció y el dispendio se volvió una forma de actuar.

Fue liberada el sábado 5, luego de devolver los bienes obtenidos ilícitamente, los “regalitos” de Javier Duarte, pagados con dinero del gobierno de Veracruz, vía una empresa fantasma — Terrami—, el otro sesgo judicial por el que el ex gobernador enfrenta cargos por lavado de dinero en el ámbito federal.

Entregó la casa ubicada en el fraccionamiento Costa de Oro, en Boca del Río, y retuvo otra vivienda pues sólo le lograron imputar 10 millones de pesos invertidos sin que su salario de funcionaria —700 mil pesos en nueve meses de gestión— alcanzara para adquirir tales propiedades.

Una semana de muerte para la ex panista que fuera candidata a la diputación federal por Acayucan y a la alcaldía de San Juan Evangelista, derrotada en ambas ocasiones, alfil de los Yunes azules en la región de Rodríguez Clara y Juanita, su pueblo natal, y finalmente pieza y trofeo de Javier Duarte.

O sea que bateó a los Yunes, se dejó cortejar con Javier Duarte y paga las consecuencias.

Detenida en Puerto Vallarta, el sábado 29 de julio, llegó a Veracruz y se le remitió al Penalito de Playa Linda en el puerto de Veracruz. Ahí conoció la prisión por dentro. Ahí entendió que el yunismo la quería acabar.

Burló, sin embargo, al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares usando una treta legal: devolvió los bienes y se acogió a los beneficios del nuevo sistema de justicia penal. Reparó el daño, la enjuiciaron en tiempo récord, le fijaron una pena que la inhabilita para ocupar cargos públicos en tres años, pierde sus derechos políticos en ese lapso y con una multa de menos de 40 mil pesos, logra su libertad.

Un corrido, el de la justicia burlada, ha de resumir cómo Xóchitl Tress gozó el agazajo de Javier Duarte, el asedio de Yunes y cómo compró su libertad.

Su abogado, Arturo Nicolás Baltazar, no habla de más:

“Mi cliente está en libertad, no puedo decir más por cuestiones de la defensa, fue una estrategia que se planteó desde el principio”.

Fue su estrategia y la suavidad de la Fiscalía de Veracruz que deja a la pandilla duartista reparar el daño para extinguir la acción penal, sin imputarle otros delitos.

Con saña la trató el yunismo. Traída de Puerto Vallarta en ropa de playa, de inmediato se le vinculó a proceso y un juez le dictó prisión preventiva de dos años. Luego le determinarían seis meses más para investigación.

Notiver reveló el viernes 4 el contenido de la audiencia en que admitió el delito y ofreció reparar el daño.

Y ahí implicó de nuevo al duartismo:

“Señala haber sido engañada por Javier Duarte y por Tarek Abdala, quienes nunca le dijeron que la empresa que pagó el costo de la casa era una ‘empresa fantasma’.

“La operación de compraventa se llevó a cabo en el Restaurante ‘El Azafrán’ y en la misma participó el dueño de dicho establecimiento Victor López Gazus, quien estaba enterado de toda la trama, así como José Ramón Cardeno Shadi que era Procurador Fiscal (posteriormente secretario particular de Javier Duarte) y un abogado de nombre Mauricio Byron.

“Usó en varias ocasiones el avión de gobierno (Tajín), una de ellas para regresar de Cancún con sus amigas. Le llamó a Duarte para que se lo enviara. En otra ocasión fue a una cena privada con Duarte y Beto Borge (entonces gobernador de Quintana Roo). En varias ocasiones más fue con Duarte a la Ciudad de México”.

Y su abogado Arturo Nicolás asegura que no se estableció que hubiera relación sentimental entre la diva alegre y el ex gobernador. Ajá.

“La camioneta Land Rover —agrega Notiver— se la regaló Duarte pero se la quitó cuando dejó de ser Directora de Espacios Educativos.

“Además de la casa Duarte a través de Tarek le entregó dinero en efectivo (1.5 mdp) para comprar los terrenos colindantes con la casa nueva”.

Oficialmente, se le atribuye un amorío con Javier Duarte. Así lo expresa uno de los cómplices del ex gobernador, José Juan Janeiro, en su declaración ante la Procuraduría General de la República. El 25 de julio se hizo pública.

Se refiere a la compra de un departamento en Santa Fe, Ciudad de México, y una camioneta Land Rover, adquiridos con dinero público por órdenes de Javier Duarte.

Es una de la 82 pruebas que sirvieron para que un juez federal iniciara proceso contra Xóchitl Tress.

Su mote de “viuda alegre” le viene del escándalo en redes sociales por la circulación de sus fotografías con poca ropa, y en varias de ellas junto al ex diputado priista, Rafael Rodriguez. Todo tras el levantón y asesinato de su esposo, el ex diputado panista Gregorio Barradas Miravete.

En Coatzacoalcos, días antes de ser puesta en libertad, el fiscal de Veracruz, Jorge Winckler, explicó los cargos y la naturaleza de la acusación:

“Lo que pasó con la señora Tress es que ella ingresa en el mes de marzo del 2014 como funcionaria pública en el área de la Secretaría de Educación que se llama Espacios Educativos y durante su encargo que duró nueve meses y fracción tuvo ingresos totales de salarios bonos y aguinaldos no mayores a 700 mil pesos y en esos meses exactamente incrementó su patrimonio de manera desproporcionada. Por lo tanto esa conducta es la que se sanciona”.

Xóchitl Tress decía no poseer bienes. Luego le aparecieron tres casas en Costa de Oro, municipio de Boca del Río, los cuales fueron embargados.

Dijo entonces Winckler que la Fiscalía “presume” que Javier Duarte le regaló tres casas en Boca del Río a su supuesta novia, que resulta ser Xóchilt Tress Rodríguez. Y usó a la empresa Terrami.

Explica Winckler que “la empresa Grupo Comercial Terrami S.A. de C.V. —que no posee activos ni personal, y cuya sede se encuentra en una zona marginal de Veracruz— se vincula con la red de compañías fantasma revelada por Animal Político en 2016 y a las que el gobierno de Javier Duarte entregó cientos de millones de pesos por obras y servicios que no se llevaron a cabo.

“La firma Terrami no fue contratista del gobierno de Veracruz, pero su dirección y socios la conectan con la red de empresas fantasma.

“Una de las personas —identificado en la investigación de PGR como JMM— detrás del manejo de las cuentas bancarias de Terrami y otras empresas fachada vinculadas a Duarte, está prófugo y con una orden de aprehensión girada a nivel federal”.

Apunta todo a que detrás de Terrami está el diputado federal Tarek Abdalá, a quien le atribuyen parte del saqueo desde que fue tesorero del gobierno duartista, unos 23 mil millones de pesos.

Casas y terrenos, en Puerto Vallarta y Boca del Río, 1.5 millones de pesos en efectivo y viajes de placer en aviones del gobierno de Veracruz, y el abogado de Xóchitl Tress asegura que no se estableció que existiera relación sentimental. Ajá.

Hoy se sabe que su libertad tuvo que ver con los integrantes del grupo musical Los Tigres del Norte. Xóchitl Tress, según medios nacionales y estatales, incluso en redes sociales, mantiene o mantuvo una relación sentimental con Luis Hernández, el menor de la dinastía, con nexos a nivel presidencial y de ahí las gestiones en altos vuelos del poder para enfrentar a Yunes.

Otra versión sostiene que grupos fuera de la esfera de gobierno, extralegales, habrían obligado a recular a Yunes azul.

Un corrido estilo Tigres del Norte para Xóchitl Tress. Y en él su caída en prisión, la aceptación del delito, la devolución de los bienes y la compra de su libertad.

Así se le fue la Barbie al gobernador.

Archivo muerto

A éste la obsesión lo mata. Quiere ser, una vez más, gobernador. Es Dante Delgado, el de los negocios con Pronasol, el de la policía que torturaba y mataba ferrocarrileros, el de la emboscada y ejecución de Toribio Gargallo, el cacique de Omealca, en los días en que ejercía el poder. Convoca a ex alcaldes de Veracruz que militaron en su línea política cuando fue gobernador sustituto, en los años 80. Será su anfitrión esta mañana en su casa del fraccionamiento Las Ánimas, en Xalapa, y ahí haría pública su decisión de contender de nuevo por la gubernatura de Veracruz. Irá el ex líder nacional de Movimiento Ciudadano y ex presidente municipal de Xalapa, Armando Méndez de la Luz; no así el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia de Veracruz, Edel Álvarez Peña, que ahora milita en la línea yunista azul. Aspira a ser el candidato de la alianza Morena-Movimiento Ciudadano-Partido del Trabajo, para así desterrar al PAN del gobierno de Veracruz y cobrarle a Yunes su paso por la cárcel, cuando el chirinismo por orden del ex presidente Ernesto Zedillo Ponce de León ordenó denunciarlo y confinarlo en el penal de Pacho Viejo. Salió tiempo después con un amparo, no por inocente sino porque lo acusaron cuando el delito ya había prescrito. Con esto, los candidatos de Morena al Senado serían Rocío Nahle García y Cuitláhuac García Jiménez. Dante y sus obsesiones, que desatarán, sin duda, una reacción virulenta del gobernador Miguel Ángel Yunes, dos objetivos: Dante Delgado y Morena, el partido del Peje López Obrador, a los que buscará destrozar… Una traición y se fue. Jubilación forzada a la maestra María Esther Rico en Petróleos Mexicanos, a petición del sindicato petrolero y con la venia de su líder en Nanchital, Ramón Hernández Toledo. Pasa a retiro la ex alcaldesa de Nanchital, tildada de traidora, que en la elección municipal operó para el PAN-PRD, para Zoila Balderas, la futura presidenta municipal. Teté y sus hijos Brenda y Eduardo Manzanilla Rico, alcaldesa y titular del DIF, respectivamente, le dieron la espalda a su líder máximo, el mandamás de la Sección 11, Ramón Hernández Toledo, y contribuyeron a la derrota del candidato del PRI, Adolfo Morales Zárate. Hoy Teté Rico lo paga… Sonó atronadora la carcajada. Que Miguel Ángel Yunes, el gober de Veracruz, va contra los Duarte-Macías y el diputado Spinoso, por prestanombre, por incumplido, porque ofreció devolver lo robado y se echó para atrás. Pues si los pone en manos de la Fiscalía de Veracruz ya valió. Y si los remite a la PGR, igual, ya valió. Jorge Winckler, el fiscal de cobre, no puede ni con los Porkys, y el procurador general Raúl Cervantes hace todo para que el ex gobernador y su pandilla, la familia ruin de Karime, los Mansur y los Janeiro, los pillastres del Clan Duarte, todos libren la acción de la justicia. De ahí el ja-ja-ja de los casi 8 millones de veracruzanos que ya no creen ni la paz de los sepulcros… No fue lío de faldas ni venganza de los giros negros. A Antonio Cervantes, alias El Potro, lo tuvo en la mira el crimen organizado, le vació sus armas, nueve disparos, cuatro de ellos de muerte, y vive para contarlo. Habría obedecido a una cuota no pagada, no suya sino de dos personajes de alto nivel en el ayuntamiento de Coatzacoalcos. Y los tiros se oían en Carranza y Díaz Mirón. Y los impactos llegaron a la cúpula municipal…


INFORME ROJO

Mussio Cárdenas Arellano

CISNE SILVA: EL PRI ENCUBRE A LOS SUYOS

* César Camacho tambalea el desafuero * Por “deficiencia de la Fiscalía”, dice * Le refuta diputado del PRD * Xóchitl, vinculada a proceso * Otro tanto y la traen en bikini * Eva Cadena: los retratos hablados * Políticos y empresarios en otra lista de zetas * El H y el arraigo * El abogado que escondió la coca.

4 de agosto de 2017

No vale un centavo El Cisne. Y menos con el estigma de la corrupción y el saqueo, los alardes del pedante por el que sólo se puede sentir desdén y repudio, su mano en las arcas públicas, en las empresas fantasma y el abuso de poder. Y aún así, lo encubre el PRI.

Punto para Alberto Silva Ramos, El Pato de Tuxpan —o el Cisne—, que tiene en César Camacho Quiroz, su líder cameral, un aliado sin par, el que advierte que el desafuero del vocero de Javier Duarte no va.

“Ese asunto ha quedado sin efecto, justamente por la deficiencia de la Fiscalía de Veracruz”, acusa este priista de torpezas y dislates únicos en el albazo de San Lázaro que de entrada provoca irritación.

Para eso, y sólo para eso, sirve César Camacho, líder del PRI en la Cámara de Diputados, intendente de la impunidad, tapando los desechos y la pestilencia del priismo duartista —al menos cinco legisladores con denuncia encima— que con el fuero de diputado logran evadir la ley.

Para eso está ahí el ex gobernador del Estado de México, hijo del Grupo Atlacomulco, de Chuayffet y Peña Nieto, que ve por la suerte de la pandilla de Javier Duarte, los Tarek y los Silva, los que enfrentan la acción de la Fiscalía de Veracruz tras el escándalo de corrupción que tiene al gordobés en prisión y sujeto a juicio.

Su argumento, de arranque, es así de concreto: “Este asunto ha quedado sin efecto”.

Y le imputa la culpa a la Fiscalía del joven abogado Jorge Winckler, el minifiscal del yunismo que con el caso Tarek Abdalá Saad mordió el polvo ya, ya, ya.

Engreído y borrachín, intragable como es, Silva Ramos enfrenta un juicio de desafuero para encarar las denuncias que le enderezó la Fiscalía de Veracruz, la epopeya del saqueo en la Coordinación de Comunicación Social, una tanda de millones para pagar publicidad a medios propiedad de la pandilla duartista o untando la mano de industriales del periodismo que cobraron con creces la lisonja y el aplauso, el silencio y la complicidad.

Tan sucio como Javier Duarte, el Cisne pasó por la Sedesol estatal y ahí ordenó pago a empresas fantasma, proveedoras de las que no hay rastro de lo que le hayan suministrado al gobierno. Y luego se las llevó a la Coordinación de Comunicación Social, donde siguió el saqueo. Y osa decir que lo de las denuncias sólo son ganas yunistas de joder.

Su desafuero se tramitó el 14 de julio. Ese día la Secretaría General de la Cámara de Diputados recibió la solicitud de la Fiscalía de Veracruz para proceder contra él. Se exige retirar la inmunidad. Se pide dejarlo en manos de la justicia.

Se le imputan por lo menos de tres delitos: abuso de autoridad, incumplimiento de un deber legal y coalición de servidores públicos.

“Entre otras acciones se les acusa de ordenar pagos a medios de comunicación y no reportar los gastos al Congreso del estado, de un total de mil 567 millones, 771 mil 359 pesos, por lo que se desviaron recursos públicos para los cuales no existía presupuesto ni suficiencia presupuestal”, cita un comunicado la Fiscalía General del Estado.

Pero Camacho Quiroz, y Peña Nieto, y Osorio Chong, quieren ver a su estirpe libre y a salvo, el priismo corrupto inoculado contra la vacuna de la justicia.

Camacho, en ese punto, tiene el refuerzo de otro priista, Ricardo Ramírez, presidente de la Sección Instructora donde se ventilan los juicios de desafuero. Y Ricardo Ramírez es igual de gandalla. Advierte que las carpetas integradas por la Fiscalía de Jorge Winckler presentan inconsistencias.

“La carpeta jurídicamente no está estable —señaló—. Además, el propio fiscal de Veracruz, hizo público que invitó al diputado Silva a comparecer para que revise la información de la demanda, debido a que hay inconsistencias”.

Con esa treta van salvando al Pato de Tuxpan. Le atañen torpeza a Winckler y mantienen a Silva Ramos en una burbuja de impunidad.

Lo dicho este jueves 3 por César Camacho y Ricardo Ramírez fue refutado por el diputado del Partido de la Revolución Democrática, Omar Ortega. Quién puede exculpar si la Sección Instructora no ha sesionado aún. Y se desecharía sólo si la Fiscalía General de Veracruz se desiste.

“La información que yo tengo es que el próximo martes sesiona la Sección para atender el caso de Silva Ramos. Esa manifestación (de César Camacho) es un error, porque aún cuando las carpetas estén incompletas, la solicitud llegó a la Secretaría General de la Cámara y se debe atender”, agregó.

Otro diputado federal, del PAN, también integrante de la Sección Instructora, Juan Pablo Piña, acusa que no hay motivo para no desahogar el tema del desafuero del Cisne. Pero la mayoría priista tiene la encomienda de encubrir.

Pinta mal el caso Silva. Va por el mismo camino que el juicio de desafuero seguido a Antonio Tarek Abdalá Saad, ex tesorero de Javier Duarte, acusado de malversar 23 mil millones de pesos, de desviar recursos hacia una cuenta concentradora para evitar su fiscalización y de arrebatar recursos de origen federal a dependencias del gobierno duartista.

Y sigue impune.

El 27 de abril, la Sección Instructora de la Cámara de Diputados desechó el juicio contra Tarek Abdalá. Arguyó que había un juicio de amparo sin resolver y que por ello no procedía retirar la inmunidad.

Del caso, el portal Animal Político refirió:

“Los diputados del PRI que integran esta sección decidieron no presentar ni siquiera el dictamen de desafuero para que se votara, con el argumento de que no había condiciones.

“De esta forma, Tarek Abdalá conserva su fuero y no podrá ser detenido por la Fiscalía de Veracruz, que lo acusa de desviar fondos públicos por un monto de 23 mil 156 millones de pesos.

“No es procedente emitir dictamen en ningún sentido, y por eso propongo aplazarlo”, decía Ricardo Ramírez.

Le imputó a Jorge Winckler la carga del caso. “Obstruyó la acción de la justicia, al ocultar y distorsionar la información que tenía sobre un amparo que protegía al diputado Antonio Tarek Abdala de la acción de la justicia”.

Y justificó:

“Dicho ‘desorden judicial’ genera ‘condiciones no favorables a la emisión de un dictamen en ningún sentido por parte de este órgano jurisdiccional del Poder Legislativo’ ”.

Así se le fue Tarek Abdalá al fiscal Winckler.

Así se le está yendo ahora el Cisne Silva.

Así salva el PRI a los suyos.

Lacra de uña filosa el ex alcalde de Tuxpan, donde dejara una deuda descomunal, un conflicto con el IMSS, bombazos en el parque central, el tufo a complicidad con el narcoempresario Francisco Colorado Cessa, sentenciado a 20 años de prisión en Texas por lavarle dinero a Los Zetas, a los hermanos Treviño Morales, o auspiciar la exhibición de la playmate paraguaya Larissa Riquelme, convertida en promotora de carnaval.

No vale un gramo en cobre Alberto Silva, madreador de periodistas, que se ensañó con Jorge Manrique, y que sus golpeadores en el penal de Tuxpan mantuvieron en el infierno a Maryjose Gamboa, comunicadora y diputada del PAN.

Insolente y patán, enfrenta denuncias por el saqueo a las arcas de Veracruz, codo con codo con Javier Duarte, siendo vocero pero, sobre todo, su manipulador y empinador.

Su vida es un lastre. Su paso por el gobierno, un ejemplo de corrupción. Sus manos en el escándalo de las empresas fantasma, en el pago que consintió, en la trama que inició cuando mandaba en Sedesol estatal y que culminó en la Coordinación de Comunicación.

Sólo César Camacho, Peña Nieto, Enrique Ochoa, el líder nacional del PRI, van por salvar su fama, la del cómplice que ayudó a Javier Duarte a destrozar las finanzas de Veracruz.

Así encubre el PRI a los suyos.

Archivo muerto

Ropa de playa, casi en bikini, cubría la piel de Xóchitl Tress. Así la apañó la Policía Ministerial en Puerto Vallarta, a las puertas de un fraccionamiento de lujo, en los límites de Jalisco y Nayarit. En ropa menuda se le tomó declaración, allá en el Pacífico. Así se le trajo a Veracruz. Algo de saña yunista hubo ahí, quizá la de la venganza porque Xóchitl Tress, antes, durante o después de contender por la alcaldía de San Juan Evangelista, en 2013, rompió con los Yunes azules y se entregó a la causa de Javier Duarte. Ya es reclusa oficial, con dos años en prisión preventiva y medio año más para la aportación de pruebas. Este jueves 3, un juez la confinó. Sigue en el imaginario colectivo el estupor. A Xóchitl Tress la embiste el aparato judicial con más severidad que a los secuaces de Javier Duarte que serían culpables del desvío de cantidades mucho mayores… No sólo son los videos, que por su origen son prueba ilícita. Eva Cadena Sandoval invoca otra evidencia con la que los cargos en su contra se van cayendo: los retratos hablados de quienes participaron en la entrega de recursos para Morena, que debían llegar a Andrés Manuel López Obrador. En ellos acredita la ex diputada por el distrito Coatzacoalcos Rural la identidad de quienes consumaron la celada, vinculados al diputado local Amado Cruz Malpica, coordinador de Morena en el Congreso de Veracruz. Sábese además que la identidad de por lo menos dos personajes clave está totalmente demostrada, con nombre y apellido, y sus ligas con el grupo morenista que arribará al próximo ayuntamiento de Coatzacoalcos son inobjetables. Sin mayor ruido, Eva Cadena destroza el argumento yunista y morenista con el que casi la llevan a prisión… Esa lista quema. Y la otra peor. En aquella están “El Lolo”, el “Pela Papas”, el “Tatuado” y advierten que van por el “Cuper”. Son los nombres del último narcomensaje, una cartulina naranja y en ella la sentencia de muerte. Hay otra lista y esa alude a políticos y empresarios del sur y de otros rincones de Veracruz, los que solían posar la foto con los malos y los que terminaron lavando los millones que les hacían llegar. Esa lista, cuando se cumpla su contenido, escandalizará… Se agota el tiempo y el H vuela rumbo a la impunidad. Hará un mes Hernán Martínez Zavaleta cayó junto con dos matones, en Cárdenas, Tabasco, cuando huía de la ley. Aquel 29 de junio, el H se enfrió. Y voló a la Ciudad de México, bajo resguardo de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO). Ahí le dictaron el arraigo, imputándole la autoría intelectual de la masacre de los niños, los cuatro menores ultimados hasta con tiro de gracia, su madre Martidiana y su padre Clemente, el taxista y marino al que el gobierno yunista vincula con la ejecución del “Berna”, Bernardo Cruz Mota, lugarteniente del Comandante H. Habría ordenado el H a uno de sus sicarios, Alaín López Sánchez, alias “La Liebre”, la masacre de los niños, pero el matón no aparece y, peor, se presume que ya no habita entre nosotros, que fue ejecutado y desaparecido. Sería “La Liebre” el testigo de cargo y su voz, letal contra Hernán Martínez, el jefe regional zeta. Pero si no aparece, tácitamente se cae el Caso H. En breve concluirá el período de arraigo y habrá que ver con qué elementos de prueba lo puede retener y consignar la SEIDO. Una pifia ahí y el gobernador Miguel Ángel Yunes entrará en zona de crisis… ¿Quién es ese empleado de juzgado federal al que hará unos años le hallaron un “queso” —paquete de coca— en su escritorio y no en el área de resguardo para sustancias prohibidas? Pista 1: lejos de llevarlo a juicio, sólo le aplicaron un castigo de seis meses. Pista 2: a su jefe lo degradaron, simularon haberlo inhabilitado de por vida y lo jubilaron. Justicia pervertida…


INFORME ROJO

Mussio Cárdenas Arellano

KARIME MACÍAS: EL FISCAL NO TIENE CON QUÉ

* A ocho meses, nada contra la esposa de Duarte * Winckler: palos de ciego * “Estamos viendo si participó en otras actividades” * Refutan a José Pablo Robles * González Anaya, “bandido de marca”: Madrazo * Pasivo que recibirá Víctor Carranza * Sigue Corintia * Fepade: las pruebas contra Eva son ilícitas.

3 de agosto de 2017

Suerte, la de Karime Macías. No la toca el gobierno federal y menos el yunismo, que en ocho meses no tiene un cargo contra la esposa voraz de Javier Duarte, ni una pista del saqueo en sus días de primera dama, cuya mente perversa destrozó las finanzas de Veracruz.

Sin uñas, la garra de la justicia sólo acaricia a sus víctimas. No tiene con qué llevar a los tribunales ni a sentencia de cárcel al cerebro que condujo a quienes perpetraron el atraco bajo las órdenes del ex gobernador, tras él, Karime, su clan, familiares y amigos, arrasando con todo aquello que la corrupción les dio.

Ocho meses van y el yunismo no sabe aplicar la justicia a ciegas, sin distingo ni presiones. Su fiscal, Jorge Winckler, nada le imputa porque, reza el joven abogado del caso Porkys, Karime Macías tenía un estatus ideal: ejerció el poder sin tener responsabilidad frente a la ley.

Asombra el atorón en que se halla el minifiscal del yunismo, célebre por sus silencios y desplantes ante la prensa, el de los emojis y las selfies, el del rollo que suplanta a los resultados y la descabellada razón por la que la señora de Duarte es tácitamente intocable.

Tuvo un cargo Karime Macías Tubilla, el de presidenta del DIF estatal, pero fue honorífico. Y por ahí se les fue. La puede pescar la PGR por lavado de dinero, pero ni un pelo le toca.

A falta de pan, pues, tortilla. Y como no hay forma de encausar penalmente a Karime Macías, el fiscal del yunismo pretende vender la aprehensión de Xóchitl Tress, la señora que deslumbró a Javier Duarte y lo hizo volar, como el mayor golpe de la justicia desde que los españoles desembarcaron en tierras jarochas.

Una amante —en términos del cómplice del saqueo, José Juan Janeiro— con tres viviendas y una Land Rover—, vale por la esposa que operó el robo de miles de millones, los inyectó en empresas de papel y los lavó adquiriendo mansiones, ranchos, edificios, hoteles y tierras ejidales.

Xóchitl Tress, la viuda de ex alcalde panista electo de Rodríguez Clara, Gregorio Barradas Miravete, fue aprehendida en Puerto Vallarta, el sábado 29 de julio, por el delito de enriquecimiento ilícito. Se le trajo a Veracruz y un juez determinó prisión preventiva de dos años, lo que ni el peor de los secuaces de Javier Duarte.

Ha de creer el yunismo —el gobernador Miguel Ángel Yunes y su fiscal Winckler— que con una figura de ornato subsana la ausencia del trofeo mayor.

Su alegato es teatral. A Karime, dice Winckler, no se le puede acusar de enriquecimiento ilícito por no haber sido funcionaria. “Su cargo era honorario al frente del patronato del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF)”.

No tuvo salario. No fue servidora pública. Lo que sí sabe Winckler es que la Procuraduría General de la República y el Servicio de Administración Tributaria la investigan por lavado de dinero.

“Estoy seguro que la PGR esa investigación la tiene avanzada —señala Winckler— y que próximamente veremos un resultado en el que se establezca si ella participó o no en este delito que señalo es de materia federal.

“A nivel local, no le puedo imputar enriquecimiento ilícito porque ella no fue funcionaria pública. Estamos viendo si ella participó en algunas otras actividades como persona física, pero vinculada a su actividad en el DIF. Se está investigando y si así fuere veremos la manera, sin fabricar pruebas o inventar delitos, poder iniciarle un procedimiento.

“Había otras personas encargadas de ver las compras y otros asuntos de tipo administrativo, pues Karime Macías sólo dirigía el patronato”.

Ocho meses de yunismo y el fiscal Winckler nada tiene contra Karime Macías.

“Estamos viendo si ella participó en algunas otras actividades”, dice.

¿”Estamos viendo”? Ocho meses van del gobierno yunista y nada tiene la Fiscalía de Veracruz sobe Karime Macías.

“Se está investigando y si así fuere veremos la manera, sin fabricar pruebas o inventar delitos, poder iniciarle un procedimiento”, agrega.

Ocho meses de yunismo azul y Winckler aún investiga.

Habría sido un robo de alta escuela. A la vista de todos, en pantallas de TV, cabinas de radio e impresos, lanzando declaraciones, ofreciendo explicaciones, decidiendo qué hacer para empadronar adultos mayores, otorgando beneficios sociales, hasta redactando una insufrible columna periodística que sólo ella solía leer. Y no era Karime quien decidía en el DIF.

Falso.

Era Karime Macías quien ejercía el poder a fondo, la que determinaba a qué proveedores favorecer, qué empresas suministrarían el apoyo alimentario, qué eventos realizaría el DIF. Mandaba en el DIF y fuera de él, en cada área del gobierno duartista, cualquier espacio donde se pudiera llegar.

Y Winckler no tiene con qué llevarla a prisión.

O sea, fue la mano que meció la cuna y el yunismo azul no la puede atrapar. O no la quiere atrapar.

A Xóchitl Tress, en cambio, el yunismo la tiene en prisión, acusada de enriquecimiento ilícito, por el desproporcionado crecimiento de sus bienes en el tiempo que fue directora de Espacios Educativos.

A Coatzacoalcos acudió, este miércoles 2, el fiscal Winckler. Ahí, reunido ante la prensa, leyó el boletín y pretendió evadirse.

Increpado por la prensa, le recordaron que lo leído ya la lo había expresado el gobernador Yunes. “En el sur también se ve Facebook”, le reclamaron. Y Winckler respondía con desdén. A las preguntas incómodas, un “gracias”.

De Xóchitl Tres, expresó el fiscal:

“Lo que pasó con la señora Tress es que ella ingresa en el mes de marzo del 2014 como funcionaria pública en el área de la Secretaría de Educación que se llama Espacios Educativos y durante su encargo que duró nueve meses y fracción tuvo ingresos totales de salarios bonos y aguinaldos no mayores a 700 mil pesos y en esos meses exactamente incrementó su patrimonio de manera desproporcionada. Por lo tanto esa conducta es la que se sanciona”.

Explicó que Xóchitl Tress aseguró no tener bienes. Y resultó que adquirió hasta el momento tres, en Boca del Río, ya embargados.

La Fiscalía “presume” que Javier Duarte le regaló tres casas en Boca del Río a su supuesta novia, que resulta ser Xóchilt Tress Rodríguez. Y uso a la empresa Terrami.

Explica Winckler que “la empresa Grupo Comercial Terrami S.A. de C.V. —que no posee activos ni personal, y cuya sede se encuentra en una zona marginal de Veracruz— se vincula con la red de compañías fantasma revelada por Animal Político en 2016 y a las que el gobierno de Javier Duarte entregó cientos de millones de pesos por obras y servicios que no se llevaron a cabo.

“La firma Terrami no fue contratista del gobierno de Veracruz, pero su dirección y socios la conectan con la red de empresas fantasma.

“Una de las personas —identificado en la investigación de PGR como JMM— detrás del manejo de las cuentas bancarias de Terrami y otras empresas fachada vinculadas a Duarte, está prófugo y con una orden de aprehensión girada a nivel federal”.

Apunta todo a que detrás de Terrami está el diputado federal Tarek Abdalá, a quien le atribuyen parte del saqueo desde que fue tesorero del gobierno duartista. Y si es Tarek, Winckler ya valió. Infructuosamente intentó el yunismo que el Congreso federal le retirara el fuero para proceder penalmente.

Ahí se traba Winckler. Ni avanza en los asuntos del duartismo, imputando delitos y llevando a prisión a ex secretarios y una vocera, Gina Domínguez, pero intocable Karime Macías, la mente perversa que urdió el atraco.

Fallido el gobierno de Yunes en lo financiero, fallido en la seguridad.

Anida en él la impunidad y la venganza. Y las pifias del fiscal.

Y Karime, intocable.

Ocho meses van y a ver qué le pueden encontrar.

Archivo muerto

Pela y tunda, la que le asesta Marco Antonio Madrazo Carrión a José Pablo Robles, el sedicente Maquiavelo en su columna “Se Dice”. Refuta el abogado que el director de Pemex, José Antonio González Anaya sea “el mejor talento veracruzano”, como obsequiosamente lanza el dueño de Diario del Istmo, Imagen de Veracruz e Imagen del Golfo. Tan talentoso, acusa Toño Madrazo, “que fue colocado en esa Dirección de Pemex en el gobierno de Enrique Peña Nieto, por su ex concuño Carlos Salinas de Gortari, ex presidente muy querido por la Nación”. Le dice que González Anaya “es un bandido de marca”, que con su familia, su extinto padre, José Antonio González Pereyra, y su hermano Oscar, así como el abogado Alfredo Ramón de Diego y sus hijos “despojaron vilmente a un anciano de nombre Inocente Armas Alor, de 10 Hectáreas ubicadas en el nuevo Malecón con salida a la Avenida Universidad, Y aprovechándose de la influencia de su ex concuño, manipula a la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, concretamente a la ex Ministra Olga Sánchez Cordero, y actual ministro Alfredo Ortiz Mena, para ejercer ilegalmente la Facultad de Atracción sin tener los requisitos de legalidad para tal caso”. Se trata de un caso aún no concluido pese a que el ayuntamiento de Coatzacoalcos se prestó a otorgar permisos de construcción y la Profepa y Semarnat consintieron la devastación de dunas y la alteración del hábitat de una manada de coyotes. El caso regresó a la SCJN y de un momento a otro irá a cortes internacionales. No para ahí Marco Antonio Madrazo. Talentoso González Anaya, le tendió alfombra roja al cuñado de Salinas de Gortari, Jerónimo Gerard empresa Sierra Oil & Gas) simulando que descubrió un nuevo campo petrolero frente a Dos Bocas, en Tabasco. Se trata de un hallazgo que técnicos de Pemex realizaron hace 25 años. O sea, el hallazgo del cuñado salinista, en el Pemex del concuño salinista, huele a fraude. “De esto puede dar cuenta el prestigiado don Rafael Marquet Martínez de Escobar, ex vocero de Petróleos Mexicanos Zona Sur y ex miembro del Consejo Editorial de sus Medios Impresos”, agrega. Tunda feroz la del abogado Madrazo, quien sí conoce de qué está hecho el consorcio periodístico de José Pablo Robles y el Clan de la Succión… Eso se ve con lupa. Son las cuentas por pagar, el millonario pasivo con el que tendrá que lidiar Víctor Carranza apenas asuma la presidencia municipal. Será en la entrega-recepción cuando vea qué pasa y qué no, qué obras y servicios deberá liquidar. En el pasivo municipal hay obras realizadas y a medio construir, con retraso en el pago, o servicios prestados que no han sido saldados, o también pagos reclamados por obras no ejecutadas. Con cargo al erario de Coatzacoalcos hay pendientes que el alcalde Joaquín Caballero Rosiñol se ha negado a finiquitar, incrementada la deuda por intereses y el pago de abogados. Con ese panorama asumirá funciones el presidente municipal Víctor Carranza, la pieza de Morena, el alfil de Rocío Nahle García, la diputada federal que pone y dispone como si el ayuntamiento de Coatzacoalcos fuera de su propiedad… Otro nombre comienza a sonar en el firmamento judicial de Veracruz. Es el de Corintia Cruz Oregon. Ella, una de las favoritas en el reino del duartismo, sería nada de no haber tenido el impulso de Javier Duarte, la proyección y el aval, cuadrándose medio gobierno de Veracruz en su entorno. Corintia Cruz pasó por el ayuntamiento de Xalapa, el gobierno duartista y el PRI estatal, dejando en el camino a mujeres priistas de trabajo y lealtad. Ella, por ser bonita, cayó mejor en el ánimo de Javier Duarte. En redes sociales ya le atribuyen un desvío de 9 millones de pesos, provenientes de las arcas públicas que ni remotamente podría justificar. ¿Será que no?… Eva Cadena ya se les fue. Muy a su pesar, Santiago Nieto Ramírez, titular de la fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, admite que los videos que sirvieron de evidencia para imputarle el uso de dinero ilegal, millones que tendría que entregar al Peje López Obrador, dueño de Morena, carecen de validez. “La prueba es una prueba ilícita, efectivamente, en virtud de que la persona que la grabó no la está aportando al procedimiento”, dice el titular de la Fepade. “Sin embargo, existen pruebas circunstanciales. Estamos nosotros en este momento desarrollando el procedimiento de investigación. Se han pedido los videos y los testimonios de los trabajadores de los hoteles y al C4 de Veracruz para tener otro tipo de pruebas más allá de la prueba ilícita, para poder sostener una imputación en contra de la señora Eva Cadena”. Pues ya valió porque por lo menos en el hotel Marriott nunca hubo solicitud para aportar los videos, según testimonio del gerente. Y al paso de un mes, la grabación en automático se borra. Si la Fiscalía de Veracruz no solicitó el video en tiempo, lo último a lo que podría acogerse la Fepade, ya no existe. Como aquí se apuntó, contra Eva Cadena no había nada porque la única evidencia era prueba ilícita, los videos captados sin su consentimiento y no aportados por la persona que los grabó. Sí, para infortunio de Rocío Nahle, Amado Cruz Malpica y Andrés Manuel López Obrador, Eva Cadena se las va a cobrar por la vía legal…


INFORME ROJO

Mussio Cárdenas Arellano

XÓCHITL TRESS: EL PRECIO DE SER “LA OTRA”

* Dos años de prisión preventiva * Ni a la pandilla duartista le fue igual * De Karime que se encargue la PGR, si puede * Xóchitl: su caso precipita el divorcio de Karime * Parra Cota: transas en Tabasco y Veracruz * Constructoras bajo sospecha * Muertos con narcomensaje * Zetas Vieja Escuela advierten.

2 de agosto de 2017

Desdeñaba Xóchitl Tress vivir de “lechitas y mazapanes” y lanzó sus flechas al cielo, atinando en el duartismo que le dio poder, la enriqueció, la corrompió hasta hacerla sentir la primera dama de Veracruz bis. Hoy está en prisión preventiva y ahí pasará por lo menos dos años.

Con saña, trata el yunismo a su rehén, la ex panista que soñó con ser diputada por Acayucan y luego alcaldesa de San Juan Evangelista, hilando fracasos electorales y más fracasos hasta llegar a los brazos —literalmente a los brazos— de Javier Duarte.

Enfrenta Xóchitl Dominga Tress Rodríguez cargos por enriquecimiento ilícito, acusada por la Fiscalía General del Estado por la compra de bienes inmuebles —una casa en Boca del Río, fraccionamiento Costa de Oro, allá donde viven los Porkys violadores— y gastar más allá de lo que sus ingresos de funcionaria le podían permitir.

Ahí se finca la embestida del gobierno yunista —el fiscal Jorge Winckler al frente, Miguel Ángel Yunes detrás—, llevando a juicio a la mujer a quien el cómplice del gang duartista, José Juan Janeiro, prestanombre en el saqueo, identificó como la “amante de Javier Duarte”.

Dijo Janeiro a la Procuraduría General de la República que con dinero público el ex gobernador le compró una camioneta Land Rover y un departamento de lujo en Santa Fe, el sector más in de la capital del país.

Y no se filtró si Javier Duarte la usó para saquear los recursos de Espacios Educativos, donde la incrustó, o si Xóchitl Tress le metió mano al presupuesto para cristalizar su sueño de vida de oropel, nada de vivir de “lechitas y mazapanes” como contara en su pueblo a quienes la querían oír.

Abatida por la derrota del PAN, frustrado su sueño de ser alcaldesa de San Juan Evangelista, Javier Duarte la sacó del PAN. Era la zona dominada por la estirpe de Cirilo Vázquez Lagunes, por los medios hermanos que han sobrevivido a la violencia de los cárteles o por arreglos en la renta de territorios, la droga y los migrantes, la custodia de sus haberes, el poder al servicio de los que transgreden la ley.

Así, vía la operación celestina del diputado federal Erick Lagos, ingresó Xóchitl Tress al harem duartista, convertida en directora de Espacios Educativos, con presupuesto descomunal, con presencia en todo Veracruz.

Pronto pasó a ser, según la versión de Janeiro, en la primera dama de Veracruz bis, atizado ese fuego por las fotografías difundidas en 2012 en redes sociales y en el periódico Excélsior que la mostraban el topless, en lencería, en selfies, en amoríos con otros personajes de vida pública, uno de ellos Rafael Rodríguez, diputado federal por el PRI, esposo de la alcaldesa de Rodríguez Clara, Amanda Gasperín Burbarela.

Aún así, Xóchitl Tress se quedó. Y terminó mal.

Hoy el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares —de autónomo el fiscal Winckler nada tiene, es su empleado— le da con todo y su aparato judicial la sujeta a prisión preventiva de dos años.

Ni a Arturo Bermúdez, el falso general, ex secretario de Seguridad Pública, también acusado de enriquecimiento ilícito por un monto mayor, le fue igual.

Ni a Francisco Valencia, ex director de la Comisión de Aguas del Estado de Veracruz, acusado por un desvío de más de 200 millones de pesos, le dieron prisión preventiva así.

Ni a Mauricio Audirac, ex secretario de Finanzas; ni a María Gina Domínguez Colío, ex vocera, con sus 400 millones encima; ni a funcionarios menores.

Difunde la Fiscalía de Veracruz que Xóchitl Tress ganó apenas 700 mil pesos, siendo directora de Espacios Educativos,a y adquirió su casa de Costa de Oro, la del número 281 en la esquina de Sardina y Salmón, en 4 millones de pesos —precio de venta— aunque su valor real fluctúa entre 10 y 12 millones de pesos.

Y pudo ser legal la compra, pero no pasó por operaciones bancarias ni dejó huella en el sistema fiscal.

O sea que Xóchitl Tress, por ignorancia o por dejadez, se trabó en una operación de compra-venta que pudo haber justificado con sólo demostrar que pagó con el producto de sus “lechitas y mazapanes” que tanto desdeñó.

Detenida en Puerto Vallarta, la tarde del lunes 31 de julio, fue trasladada a Veracruz de inmediato. A la una de la mañana del martes 1 de agosto comenzó su audiencia inicial. Al amanecer ya tenía encima la prisión preventiva de dos años.

Es un exceso, acusa el abogado Tomás Mundo Arriasa. Y sí que lo es.

De toda la pandilla, sólo a Javier Duarte le aplicaron la prisión máxima por el monto altísimo que le imputan y delitos como delincuencia organizada.

Otras versiones advierten que la casa de la novia de Javier Duarte en realidad cuesta 5 millones de pesos. “Sin embargo —dice el portal Versiones— Xóchitl la habría adquirido en la mitad, es decir dos y medio millones de pesos”.

Agrega:

“Durante un recorrido de versiones.com.mx, se comprobó que al momento el inmueble permanece deshabitado. Dos de los focos de la planta que dan hacia la calle quedaron encendidos.

“A pesar del estilo minimalista, el inmueble sobresale de entre el resto de residencias. Los azulejos colores café claro y oscuro le dan una vistosidad única a la fachada.

“La jardinera que se ubica en la entrada principal luce podada y bien cuidada. Las puertas de madera permanecen cerradas.

“Los balcones que ofrecen una vista panorámica del fraccionamiento están rodeados de gruesos cristales y tubulares cromados que llegan a la altura de la cintura de una persona con estatura promedio.

“Se sabe que durante la administración de Javier Duarte, la vivienda era utilizada regularmente por Xóchitl, quien casi siempre llegaba acompañada de amistades para convivir en el interior.

“Tras darse a conocer la prisión preventiva por dos años que le fue dictada a ‘la novia de Duarte’, la FGE compartió un comunicado en el que menciona sin mayores detalles que el domicilio de Boca del Río le fue embargado”.

Tiene el Penalito de Playa Linda una rea con sello duartista: Xóchitl Tress. Le viene a modo pues en el duartismo fue en ese lugar donde el ex gobernador Javier Duarte mantuvo inicialmente a la periodista y hoy diputada local por el PAN, Maryjose Gamboa. Luego la llevó a Tuxpan, al penal controlado por zetas y por la mafia de Alberto Silva Ramos, el ex vocero y hoy diputado federal.

Cae Xóchitl por no más de 20 millones de pesos gastados por encima de sus ingresos de funcionaria estatal, y en cambio, Karime Macías, la esposa de Javier Duarte, vive en Londres como si fuera una reina en el exilio.

Karime usaba una tarjeta de crédito adicional, entregada por Moisés Mansur, el cómplice que reside en Canadá y sobre el que pesa una orden de captura internacional. Por horas adquiría lo que fuera, zapatos, bolsas, ropa. Era dinero público robado a Veracruz, peo como no era funcionaria de gobierno, no hubo cómo clavarle el delito.

No tiene la PG con qué actuar contra ella la Fiscalía de Veracruz. Una fuente de la Fiscalía dice que todo está en manos de la PGR, que la puede acusar de lavado de dinero, pero ya se tardó en actuar.

Karime Macías es materia de la PGR, quizá por lavado de dinero y delincuencia organizada pues hay rastros de las cantidades que manejó, lo que compró, lo que trasladó, sin reportar movimiento alguno al Servicio de Administración Tributaria.

Pero la PGR no actúa, la encubre, a mantiene a salvo de la ley.

Acusa la Fiscalía de Veracruz que las imputaciones a Karime Macías, incluidas en las denuncias que interpuso el entonces candidato panista a la gubernatura, Miguel ángel Yunes Linares, las atrajo la PGR. Y ahí seguirán.

Cito a la Fiscalía: Xóchitl Tress no está en prisión, sujeta a juicio, por los regalos de Javier Duarte —la Land Rover y el depa en Santa Fe—, pues ese es tema de la PGR, sino por el enriquecimiento desproporcionado durante el tiempo de que funcionaria de gobierno.

Al margen de lo jurídico y las atribuciones de la PGR y la Fiscalía, lo de Xóchitl Tress es político. Yunes azul ya tiene a su rehén; le dictan prisión preventiva de dos años; la aprieta peor que a otros alfiles de la pandilla del duartismo, a Bermúdez, a Audirac, a Gina, a Valencia; le cobra la traición al yunismo tras la derrota en la elección municipal de San Juan Evangelista, en 2013.

Lo de Xóchitl es político. Cayó apenas Janeiro reveló que fue la amante de Javier Duarte. Así de cosas sabrá.

Intocable, desde Londres, Karime Macías ve tras las rejas a su rival.

Mientras, paga Xóchitl Tres simplemente por ser “la otra”.

Archivo muerto

Tan urgida andaba Karime de ser la esposa burlada y que le cae Xóchitl Tress. Una infidelidad, la de Javier Duarte, le allana el camino al divorcio o la sume en el cinismo. Una delación, la de José Juan Janeiro, el cómplice y prestanombre, le da elementos para consumar su separación del ex gobernador, el rompimiento del vínculo con el sátrapa con el que saqueó a Veracruz. Janeiro habló y soltó el tema en la PGR, en una declaración ministerial que pareciera diseñada para el alejamiento de la pareja. Javier Duarte tenía un amorío con la ex panista y ex titular de Espacios Educativos, refirió Janeiro, y fue generoso, sumamente generoso, con ella, obvio con el dinero de los veracruzanos, obsequiando una camioneta Land Rover y un departamento en Santa Fe, en la Ciudad de México. Insólita revelación de Janeiro. Como si hubiera sido planeado que se lo dijera a la PGR… Donde va, Parra Cota es de temer. Llegó de Tabasco, donde lucró a placer. Llegó con fama infame, tocándole algo de lo que hizo el químico Andrés Granier cuando fue gobernador, hoy en prisión hospitalaria pues en el reclusorio donde está confinado no ha puesto un pie en población ni en la celda de rigor; para Granier, la clínica y el confort, el engaño de que se muere y el encubrimiento del sistema. De allá llegó Marco Antonio Parra Cota y en Veracruz ni resolvió el tema de las empresas fantasma de Iván Hillman Chapoy, entonces gerente del organismo de cuenca Golfo-Centro de Conagua, ni transparentó los contratos de obra. Peor aún, los empuercó. Hay por lo menos 20 contratos asignados por Parra Cota que ya están sujetos a investigación. Por lo montos que se manejan, es inverosímil que empresas constructoras se desplacen hasta Veracruz. Una de ellas, Desarrollo Regional Especializado Consultores Asociados, S.A. de C.V., con domicilio en el Estado de México, cachó un contrato por un millón 322 mil 429.37 pesos; otra, Coordinación de Ingeniería de Proyectos, con sede en Estado de México, contrato por un millón 372 mil 807.70 pesos; una más, Mi Herno Servicios Especializados, con domicilio en Tabasco, contrato por 752 mil 267.79 pesos; una más, Constructora y Comercializadora Musan, también de Tabasco, contrato por un millón 388 mil 016 pesos; otra más, Edificaciones y Obras Santa Fe, con domicilio en Sinaloa, se lleva el mayor contrato por 11 millones 352 mil 152.90 pesos. Hay empresas de Quintana Roo, Sinaloa, Chiapas, Nuevo León, Jalisco. Todas por invitación restringida de mínimo tres participantes, tirándole a obras no rentables. Quienes saben, lo resumen: la asignación de obras fue directa y en las de bajo monto, las asignadas a empresas de estados que difícilmente vendrían a Veracruz para ganar un millón de pesos, lo más seguro es que sólo se usó su documentación y la ejecución corrió a cargo de una empresa local. Ya se esperaba algo con Parra Cota, precedido de la peor fama. Y ahora despacha como subdirector general de Infraestructura Hidroagrícola de la Conagua. Qué más da si en Xalapa le saben sus triquiñuelas y algo más… Encajuelados, muertos y tiro de gracia. Y con ellos el narcomensaje. Otro hecho de sangre en Coatzacoalcos que cimbra a la sociedad, que exhibe el nivel de violencia y el fracaso de los operativos de seguridad, la de la madrugada del martes 1. Dentro del taxi 1004, yacían un hombre y una mujer, ella mutilada, ambos con tiro de gracia. Con ellos un narcomensaje suscrito por los Zetas Vieja Escuela. Y a detalle los nombres sus adversarios, cinco matones de bandas opuestas. Y no hay cómo parar al crimen organizado…


INFORME ROJO

Mussio Cárdenas Arellano

PEOR QUE XÓCHITL TRESS, KARIME… Y LA DEJARON IR

* Detenida, la “novia” de Duarte * Le imputan enriquecimiento ilícito * Otra rehén de Yunes * Intentan desvirtuar labor de Rubén Espinosa * Era periodista, no activista * Güereja dio préstamo, no donación a Deantes * Acusan a Felícitas con Miyuli * Sedesol: más corrupción que en el duartismo * Jueces y magistrados, en el caso Janet.

1 de agosto de 2017

Por una Land Rover y un depa, sus pecados de carne y un amorío con Javier Duarte, y una traición al yunismo azul, Xóchitl Tress va a prisión, imputándole enriquecimiento ilícito y algo más. Y a Karime, más rica y más sucia, la dejaron ir.

Tras las rejas, la “viuda alegre” ha de contar las horas para enfrentar a la justicia yunista, que a falta de peces gordos bajo proceso penal —Tarek, Silva, Spinoso, Carvallo, Mota, Nemi, Ferrari— ataca los hilos más frágiles y morbosos del duartismo.

Bronceando el cuero, se hallaba en Puerto Vallarta —entre los límites de Nayarit y Jalisco—, cuando elementos de la Fiscalía de Veracruz ejercitaron acción legal contra la ex directora de Espacios Educativos del gobierno estatal.

Hacia la tarde, este lunes 31, en aquel sitio turístico, Xóchitl Tress fue interceptada. Se le enteró de los cargos en su contra y de su traslado a Veracruz.

Apareció minutos después en el portal de El Universal. Una foto sin necesidad de photoshop: el teléfono en su mano, la mirada con un dejo de nervio, los miedos que no se pueden ocultar. Está perdida.

Es ya otra rehén del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, consumando la venganza y cobrando una vieja deuda. En 2013, luego de perder la elección a la alcaldía de San Juan Evangelista, Xóchitl Dominga Tress Rodríguez pateó al yunismo azul y entró en el harem de Javier Duarte.

Es rehén de Yunes. Es la rehén a quien la Fiscalía General de Jorge Winckler ha de destrozar, evidenciando que los millones desviados servían para el placer.

Sobre Xóchitl pesan los decibeles de escándalos históricos y de nuevos escándalos, los de sus carnes al aire y los senos desnudos, y los obsequios de Javier Duarte con cargo al erario, revelados por uno de los cómplices y prestanombre del ex gobernador de Veracruz.

Saltó a la fama cuando un lote de fotografías íntimas inundó las redes sociales, retomadas por el periódico Excélsior y viralizadas en plena campaña por la diputación federal por el distrito de Acayucan, en 2012, entonces candidata del Partido Acción Nacional.

Frente al espejo, Xóchitl Tress se mostraba sin nada en el torso, sus pechos de frente, menos lonjas de las que siempre contó, el cabello platinado, como si la magia de un estilista la hubiera podido transformar. Y se tomó la selfie.

Otras gráficas escandalizaron igual. Era Xóchitl en lencería, en un apasionado beso con su amante, el ex diputado federal priista, Rafael Rodríguez, esposo de la alcaldesa de Rodríguez Clara, Amanda Gasperín Burbarela, a quien le imputaban el levantón y crimen del esposo de Xóchitl, el ex presidente municipal electo, Gregorio Barradas Miravete.

Aquello mermó su camino a la diputación federal. Falló en la elección. Perdió votos o generó el rechazo de quienes la vieron como una extensión de Goyo Barradas, quien enfrentó a la fidelidad en su tierra y en el Congreso federal, desde donde dijo, en la más alta tribuna del país, en 2007, que la única fidelidad en Veracruz era al narco.

Enredada con un priista, sin una lágrima que volviera a engañar, Xóchitl Tress perdió la elección y fracturó un proyecto panista de control en la región ganadera y piñera.

Volvió a escena en 2013. El PAN y los Yunes azules —Miguel Ángel y su hijo Fernando— le dieron un voto de confianza. Contendió entonces por la alcaldía de San Juan Evangelista.

Más madura, con mejor discurso, dueña del escenario, quiso sumar los apoyos del panismo, y enfrentó al Clan de los Vázquez, siendo Abel Vázquez Lagunes, medio hermano del extinto cacique Cirilo Vázquez Lagunes, el candidato del PRI-Verde a la presidencia municipal de San Juan.

Volvió a fallar. Y a partir de ahí se alejó del yunismo azul. Azuzada por el diputado federal Erick Lagos, mano derecha de Fidel Herrera Beltrán, operador de Javier Duarte, hoy haciendo amarres con Yunes, no dudó en pasar a las filas del duartismo, sin hacer pública su renuncia al PAN.

Llegó a Espacios Educativos, alarmando a todos, prendiendo focos de alerta, pues a Xóchitl Tress no se le sabían méritos ni capacidades, compromiso con la educación, manejo de recursos vastos como los que concentra esa dependencia.

Recordada por el escándalo de las fotografías sin ropa, o en lencería, pronto viralizó las redes sociales y los medios de comunicación.

Su ignorancia era patética. Cuestionada sobre el número de escuelas construidas, sólo respondía: “muchas, muchas”.

Dejó Espacios Educativos sin estridencias ni ceremonias aspavientos. Sólo se fue.

Su relación con Javier Duarte era obvia. Se confirmó cuando el cómplice del ex gobernador en el saqueo a Veracruz, en el robo a las arcas públicas, en la creación de una red de prestanombres para encubrir el destinos de miles de millones, José Juan Janeiro, cantó.

A la Procuraduría General de la República le dijo Janeiro que en 2014 Javier Duarte ordenó se adquiriera una camioneta Land Rover y un departamento de lujo en la Ciudad de México para Xóchitl Tress.

Sólo el vehículo tiene un costo entre 935 mil pesos y 2 millones 400 mil. El depa está situado en Santa Fe, la zona más exclusiva del Distrito Federal.

De lo señalado quedó constancia cuando a Javier Duarte le fueron leídos los cargos, se detalló la imputación y se le vinculó a proceso, el sábado 22 de julio.

Tenía Xóchitl Tress 26 años cuando Javier Duarte la cortejó con un cargo de alto nivel en su gobierno, arrancada al yunismo azul, asestando el golpe en el orgullo del hoy gobernador de Veracruz.

Y Yunes le cobra la traición.

Peores son los pecados de Karime Macías Tubilla, la evidencia de su corrupción. Sobre la esposa de Javier Duarte pesan señalamientos graves, la operación del saqueo, los miles de millones robados a las finanzas del gobierno de Veracruz, las instrucciones a tres cómplices —Moisés Mansur, José Juan Janeiro y Alfonso Ortega— para crear empresas de papel, empresas fantasma, para canalizar el dinero robado y realizar inversiones en inmobiliarias dentro y fuera de México.

Ordenó adquirir ranchos, casas, edificios, hoteles. Enviaba o llevaba millones de pesos en efectivo y los lavaba en sus empresas de papel, según refieren Janeiro y Ortega, a las órdenes de la primera dama.

Más implicada, más sucia, Karime Macías fue clave en el robo de los dineros, en el saqueo y en el fraude, en el engaño.

Su pecado no fue tener una Land Rover o un depa en Santa Fe.

Su pecado fue extraer miles de millones del erario público de Veracruz y hacerlos suyos, como un mariscal de campo que ordena a sus infanterías cómo moverse, qué hacer, cómo canalizar lo robado al sistema financiero, a las tuberías bancarias de las que habla con precisión Alfonso Ortega, cómplice suyo, cómplice de Javier Duarte, que terminaría negociando su libertad, cancelando una orden de aprehensión una vez que pactó con la PGR.

Si la justicia existiera, por el monto de sus delitos, Karime Macías iría a la cárcel.

Pero es intocable, inalcanzable para Miguel Ángel Yunes, protegida del secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, su padrino, encubierta por la PGR, por el gobierno de Enrique Peña Nieto

Xóchitl Tress no. Xóchitl sólo recibió una Land Rover, un depa y traicionó a Yunes azul.

Y por eso va a prisión.

Archivo muerto

Fue Javier Duarte. Lo acosó Javier Duarte. Lo llevó a la muerte Javier Duarte. Por su labor periodística, no por ser activista, el reportero gráfico Rubén Espinosa Becerril fue asediado, autoexiliado, seguido y ejecutado. Y lo mataron por sus fotos y por su reclamo de justicia a los periodistas ultimados. Es la voz de Norma Trujillo Báez, reportera de La Jornada Veracruz y amiga de Rubén, compañera de lucha, juntos en la exigencia de esclarecer las muertes violentas de los periodistas en Veracruz. Habla este lunes 31, cuando se cumplen dos años del crimen, a nombre del colectivo Voz Alterna. Hay voces —acusa— empeñadas en desvirtuar la imagen de Rubén, presentarlo como activista y anarquista, “a fin de que su asesinato no sea investigado con base en su trabajo en los medios de comunicación”. Recordó que la labor de Rubén Espinosa, free-lance, colaborador de Proceso, Cuartoscuro y AVC, se centró en la cobertura de movimientos sociales, la protesta de los inconformes, el grito de los reprimidos, “pero con una mirada profesional y no la de un activista”, y por ello se debe investigar a los ex funcionarios del gobierno duartista como posibles responsables de su crimen”…​ Fue préstamo, no donación de María Elena Saldaña a la esposa de Gabriel Deantes Ramos. Lo aclara y puntualiza el ex operador de Javier Duarte cuando la bola de nieve ya toma forma y amaga con arrastrar a la popular “Güereja” de la televisión, que resultó ser su cuñada. Es préstamo, dice el ex secretario del Trabajo y encargado de comprar a la oposición para enfrentar a Miguel Ángel Yunes Linares e impedirle ser gobernador de Veracruz, como finalmente ocurrió. Es préstamo de “La Güereja”, pero no precisa Gabriel Deantes cuándo lo liquidó o si aún lo debe. Y algo que no cuadra: María Elena Saldaña, la del préstamo, fue tema de comentarios y notas en revistas de la farándula al revelarse que atravesaba por una situación económica crítica por falta de contratos en las televisoras nacionales. Y se dio el lujo de prestarle a su cuñado duartista 2.5 millones que hoy le sirven a Gabriel Deantes para enfrentar la denuncia por enriquecimiento ilícito por 58 millones de pesos… A nombre de Yunes, doña Felícitas Alcántara manda y abusa, explota al trabajador, viola la ley. Hace de cuenta que los excesos del duartismo son ahora de color azul. Una carta, dirigida al gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, retrata a la subdelegada de Sedesol estatal en el sur, con base en Minatitlán. Un grupo de trabajadores describe de qué está hecha Felícitas Alcántara, su trato déspota y soberbio; atropello a las condiciones de trabajo; uso de vehículos para que sus allegados duerman con el sistema de aire acondicionado encendido; personal dado de baja pero que continúa cobrando salario y viáticos, y al proceder a devolverlo, que se deposite en la cuenta 4152 3132 3990 XXXX de Bancomer a su nombre, bajo la vigilancia de su sobrina Rosa Margarita Ramírez Alcántara, con categoría de Promotora de Bienestar, aunque encargada de la nómina y viáticos; firmas falsificadas de agentes municipales, y cobro de 1.20 pesos por cada caja de apoyo alimentario. Nada, sin embargo, inquieta a Felícitas. Su madrina es Isabel Wong Chang, concuña de el gobernador Yunes, lo que les da un halo de impunidad, muy al estilo Fidel o Duarte… Un juez y tres magistrados federales, por lo menos, otorgaron amparos a Janet Sánchez Orozco. Le dieron pasaporte de impunidad, acusada la señora de defraudar y retener dineros ajenos, y de otros señalamientos y acusaciones que están por llegar a los tribunales para incrementar la acción judicial en su contra. Un juez y tres magistrados determinaron que no hubo fraude ni engaño, pese a las evidencias, y le concedieron el amparo. Son jueces y magistrados federales con los que primero se cabildeó. Uno de los abogados señalados por la parte agraviada de operar con ellos, se apellida Gagstatter, el mismo que defendió a los inculpados en el crimen del pastor Claudio Martínez Morales. Janet Sánchez, del Clan Andrade, la familia dueña del sindicato de electricistas, enfrenta denuncias por 767 mil pesos más daños, intereses y gastos jurídicos. Y vienen más…

 

ANTERIORES

 

 


INICIO          CULTURA          ENTRETENIMIENTO          OPINIÓN          VIDEOS

 
Páginas consultadas: contador de visitas
SERVICIOS QUE OFRECEMOS.
PROMOCIÓN DE IMAGEN
PUBLICACIÓN DE EVENTOS
IMAGEN DE GRAN DESPLIEGUE
BANNER
VIDEO
LINKS
AUDIO

¡ANÚNCIESE AQUÍ! ¡ESCRÍBANOS!

SERVICIOS QUE OFRECEMOS.
PROMOCIÓN DE IMAGEN
PUBLICACIÓN DE EVENTOS
IMAGEN DE GRAN DESPLIEGUE
BANNER
VIDEO
LINKS
AUDIO

EL JEJÉN. Nota que hincha. ¿Quiénes somos? | Contacto | Publicidad | Aviso Legal EL JEJÉN. Nota que hincha.
Copyright© 2009 a favor de El JEJÉN Microempresa, en trámite.
Todos los derechos reservados
Derechos de Autor en trámite.
Desarrollado por Zenón Ramírez García
Papantla, Veracruz, México