ENTÉRESE DESDE SU MOVIL,
CONECTESE A INTERNET Y SOLO ESCRIBA:
http://eljejen.com

fapermex_small.jpg (1518 bytes)
band_mx.gif (16678 bytes)
   

INICIO          CULTURA          ENTRETENIMIENTO          OPINIÓN          VIDEOS

 
¡ANÚNCIESE AQUÍ! ¡ESCRÍBANOS!

RECOMIENDE ESTE CONTENIDO 

 

ESTADO DEL TIEMPO

TV INTERNET

 

 

 

Sin tacto

Sergio González y Levet

CNOP, MÁS ASPIRANTES

Ayer era para mí de cinco la lista de aspirantes a dirigir la CNOP estatal -el sector popular del PRI en la entidad-: 1, doña Rosita Luna, la esposa del Director de El Gráfico de Xalapa y otros medios: 2, Ana Rosa Valdez, la alcaldesa de Paso de Ovejas que anheló sin conseguirlo integrar la pareja caciquil de su región, junto con su esposo Adolfo Ramírez Arana; 3, Fernando Sánchez García, recordado por su imborrable paso por la Fundación Colosio Veracruz; 4, Hugo Vázquez Zárate, el dirigente magisterial de la Sección 56; 5, un caballo negro, que podría salir de entre alguno de los candidatos a alcalde que no ganaron en la pasada elección municipal.

Pero me quedé corto, porque son muchos, una legión, los apasionados militantes priistas y no tanto que aceptarían “sacrificarse” en apoyo de su partido, alicaído en lo financiero pero firme y competitivo en lo electoral (claro, en la lista larga caben muchos que no se han dado cuenta que el PRI perdió la gubernatura -y la Secretaría de Finanzas- y piensan que el sector popular sería una mina de oro para sus bolsillos personales… ilusos).

Por lo pronto, tendríamos que agregar a varios que actualmente son presidentes municipales y se quedarán sin empleo a partir del primer día del año 2018: Manuel Rosendo Pelayo, de San Andrés Tuxtla; Patricio Chirinos del Ángel, de Tempoal, y Segundo Grajales Lagunes, de Puente Nacional.

Esta última es una terna que aparece como tal en algún rincón partidista, y que seguramente será tomada en cuenta a la hora de integrar las pre-listas para integrar las listas para integrar la terna sobre la que decidirá la dirigencia estatal, con el visto bueno de la dirigencia nacional.

Manuel Rosendo no lo ha hecho mal, y mantiene una buena presencia dentro del PRI, no obstante que su candidato a sucederlo en el Ayuntamiento de San Andrés Tuxtla perdió ante el independiente Octavio Pérez Garay y ciertas fuerzas ocultas de la región.

Patricio Chirinos del Ángel trae un buen currículum partidista pues ha sido, además de un buen alcalde de Tempoal, diputado federal y local, siempre en las filas tricolores.

Y Segundo Grajales, el munícipe de Puente Nacional, es el representante en el terruño de Marcelo Montiel, quien le arrimaría la fuerza que conserve -si aún persiste- en la poderosa región de Coatzacoalcos. Sí, Segundo es hijo del recientemente finado don Serapio Grajales Montiel, quien era tío carnal de Marcelo, y por tanto es primo carnal del otrora hombre fuerte electoral indiscutible del sur de Veracruz.

Habría que añadir muchos nombres más, si se toman en cuenta todos los que suspiran por el puestecito, y entonces la lista se vuelve interminable, pero podemos considerar que el próximo está entre los considerados: dos féminas, un cumplido priista, un dirigente profesoril, tres alcaldes en funciones… y el caballo negro, que cabalga con buenos bríos y muchas condiciones hacia el puesto.

Pronto lo sabremos, y pronto sabrá el que llegue que -como le hizo la maestra y próxima senadora Erika Ayala Ríos- la fuerza del sector la tendrá que imponer él, con sus propios recursos morales, físicos y materiales, porque el horno no da para más.

A ver quién se saca la rifa del tigre….


Sin tacto

Sergio González y Levet

EL CAMBIO EN LA CNOP

​Presentada la renuncia por la maestra Erika Ayala Ríos, los priistas veracruzanos del sector popular se aprestan a buscar a quien encabezará en Veracruz y en adelante la Confederación Nacional de Organizaciones Populares.

​Con todo y las broncas económicas y la astenia de recursos que enfrentan el Comité Directivo Estatal, los sectores y las organizaciones del partido tricolor, varias y varios militantes más o menos distinguidas o distinguidos se apuntan para sacrificarse en bien de su partido.

​¿Nombres?

Primero las damas: la actual alcaldesa de Paso de Ovejas, Ana Rosa Valdez Salazar, quien asegura que cuenta con el apoyo de la lideresa saliente, y doña Rosa Luna Hernández, esposa de José Luis Poceros, dueño y director de Gráfico de Xalapa.

Por parte de los caballeros: Fernando Sánchez García, quien hizo un destacado papel como presidente de la Fundación Colosio Veracruz y como funcionario público, y Hugo Vázquez Zárate, el líder de la Sección 56 del SNTE.

​De entre esos cuatro podría salir el nuevo dirigente popular, aunque también persiste en el ambiente la posibilidad de que otro priista distinguido pudiera ocupar la Secretaría General.

Tal vez dé la sorpresa algún candidato que no pudo ganar en la pasada elección municipal (descarte usted a Alejandro Montano, que ya estuvo en esa posición, y a Fidel Kuri Grajales, que como Secretario de Organización nunca se paró en el Comité Directivo).

Es que la lista actual es flaca… y/o conflictiva

Y la bronca con esa lista de los aspirantes a la CNOP, es que ninguno reúne el perfil idóneo para los tiempos que corren.

Veamos:

Ana Rosa Valdez, alcaldesa de Paso de Ovejas, es esposa de Adolfo Ramírez Arana, ex alcalde y ex diputado local del mismo lugar. La pareja, muy cercana en su momento al gobernador Javier Duarte de Ochoa, planeaba eternizarse en la rotación de puestos entre la alcaldía y la diputación local, pero se les acabó el sueño cuando se les terminaron los recursos que les bajaban desde el Gobierno del Estado. He ahí una razón por la que Ana Rosa perdió estrepitosamente cuando buscó la diputación local.

​Doña Rosita Luna… bueno, doña Rosita es una buena mujer, una militante disciplinada, una priista distinguida, pero le faltaría el fogueo que da el liderazgo.

​Fernando Sánchez, con ser un buen militante, con tener merecimientos de sobra por su trabajo, tiene una imagen esencialmente discreta, que sería inconveniente para un sector que requiere de un líder entrón, declarador, echado para adelante en los medios, no un caballero de la política como lo es él.

​Y Hugo Vázquez Zárate es demasiado profesor, demasiado líder magisterial, por lo que terminaría por convertir al sector popular en una simple derivación del sindicato que él lidera, en detrimento de las otras organizaciones que integran el sector popular.

​Por eso es muy probable que salga un caballo negro.

Y hay por ahí un ex candidato a alcalde que reúne las condiciones de liderazgo y experiencia, aunque más vale no decir su nombre, porque se le echaría toda la otra caballada encima.

Es que en el PRI actual se pelean las posiciones, de cualquier nivel, como si hubiera lana y poder igual que antes.

Sin tacto

Sergio González y Levet

MARÍA DE LA LUZ GUTIÉRREZ DE HERNÁNDEZ

Debió haber sido presidenta municipal de Xalapa, pero hace 30 años las condiciones para que una mujer fuera tomada en cuenta dentro de los ajustes políticos eran aún más difíciles que en la actualidad.

Hubiera sido una gran alcaldesa. Su inteligencia, su preparación, su personalidad la hubieran llevado a hacer muchas cosas buenas por la capital, por la ciudad que tanto quiso.

Xalapa hoy sería diferente: tal vez sus calles menos tortuosas, tal vez sus flores con más color y belleza. Tal vez su gente un poco más feliz, y la ciudad más próspera.

Y es que doña María de la Luz Gutiérrez de Hernández era una mujer con una capacidad de decisión inédita, y la entereza sobrada para hacer realidad sus ideas, sus deseos y sus sueños.

No fue alcaldesa, aunque le tocaba, pero fue en cambio una Subprocuradora de Justicia de alto nivel y productividad sorprendente, añadidos a su honorabilidad prístina, allá en los años 80 del siglo pasado.

Y era además una gran mujer: esposa y madre como nadie para su compañero de vida, el reconocido ingeniero Miguel Hernández, y para sus hijos, a quienes les facilitó una vida hermosa y una preparación estricta y amable.

No por nada Iván es un médico magnífico, como muy, muy pocos, y no por nada Edgard es un gran dentista, de los mejores de Veracruz, y no por nada Elizabeth es también es una reconocida profesional en el área de salud.

Los norteamericanos usan en inglés una frase para definir el fallecimiento de una persona: pass away (“pasó adelante en su camino”, en una traducción libérrima pero reveladora). Esa expresión aplica perfectamente en el caso de la licenciada María de la Luz, porque no se fue, propiamente hablando, sino que pasó a ocupar un lugar imperdible en el amor de sus seres queridos y en el afecto de quienes tuvimos la suerte de conocerla.

Discreta como fue en su vida familiar y profesional, la licenciada María de la Luz dio instrucciones precisas a su familia para cuando ella “pasara adelante”: nada de velorios ni funerales, nada de recibir condolencias y muestras (aunque genuinas) de dolor. Dejó este mundo en la intimidad de los miembros de su hogar -con su esposo y sus hijos amados, con sus nietos tan consentidos- según su voluntad, así como era ella para organizar todas las cosas.

Uy sí, cómo se va a extrañar a la licenciada Gutiérrez en estos tiempos en que las personas como ella son los escasos modelos de la virtud, el ejemplo perfecto de que aún es posible hacer las cosas bien y con honorabilidad.

Decía don Adolfo Ruiz Cortines cuando alguien le comentaba que alguien era honesto: “¿Ya lo pusieron donde hay?” Y sí, a lo largo de su exitosa carrera de abogada, cuando a doña María de la Luz la pusieron en donde había, se mantuvo siempre al margen de la corrupción. Cuán pocos pueden decir eso.

Al ingeniero Miguel, a los doctores Elizabeth y Edgard, y a nuestro querido amigo Iván, la sincera condolencia de mi familia, de Elsa, Mariana y Camilo, que tan cercanos los hemos sentido siempre.

¿Qué se puede decir frente a esta pena invicta? ¿Cómo paliar el dolor genuino e imborrable? El único consejo posible, para ustedes que recetan tanto, es esperar que el tiempo llegue con su remedio de la resignación, y dejar que persista el mejor recuerdo de la licenciada María de la Luz Gutiérrez de Hernández: esposa, madre y ciudadana ejemplar.

En paz descansa…

Sin tacto

Sergio González y Levet

LA FRASECITA DE DUARTE

“Tengo algo que declarar”, dijo Javier Duarte después de que en las anteriores audiencias en el juzgado guatemalteco solamente había contestado “No tengo comentarios”. Y soltó la ahora famosa frasecita:

“Paciencia. Prudencia. Verbal contingencia. Dominio de ciencia. Presencia o ausencia, según conveniencia”.

Fue el 4 de julio en la entrada y salida de la Torre de Tribunales de la ciudad de Guatemala, a las 13:20 hras.

Javier Duarte repitió una frase que por alguna razón ignota se quedó prendida hace muchos años en un recoveco de la mente de Karime Macías, y ella la repetía a menudo con sus amistades, e incluso la hizo pública en su Twitter personal (primero el 10 de junio de 2010 y una segunda vez el 2 de enero de 2011) y en su columna Casa Veracruz (“Una receta milagrosa”, publicada el 18 de julio de 2014 en varios diarios y portales del estado).

En esa columna, Karime revela que la frase se la “dio, hace algún tiempo”, su “amiga Alma Rosa de Coatzacoalcos” (muy probablemente se refiere a Alma Rosa de la Fuente de Anaya, esposa de Rafael Anaya Mortera, quien fue tesorero del alcalde Marcelo Montiel y lo sustituyó durante los últimos meses de 2004).

La frase original proviene del Evangelio según San Tiago Montoto del abogado y escritor Santiago Montoto (Sevilla 1890-1973): “En Sevilla hay que tener paciencia y prudencia, verbal continencia; no exhibir excesiva ciencia, y presencia y ausencia según conveniencia”.

Estas palabras también se le han atribuido a José Luis Morales, quien fue jefe de Policía de Castilla y León entre 1995 y 1999, y era famoso por sus muletillas y ocurrencias.

Bueno, la cita revela la pobreza del acervo intelectual de la pareja Duarte-Macías, quienes confesaban en la intimidad que no eran dados a la lectura, aunque en público trataban de alardear -más ella que él- una gran cultura. Y digo pobreza porque si de citar se trata, pudieron buscar mejor a luminarias de la literatura española o mexicana, en lugar de un ocurrente jefe de la policía.

Tal vez a don Félix Lope de Vega y Carpio: “¿Quién se robó el dinero de Veracruz, por favor?” “Fuenteovejuna, señor” “¿Y quién es Fuenteovejuna?” “¡Todos los duartistas a una!”.

O a nuestra Sor Juana: “¿O cuál es de más culpar/ aunque cualquiera mal haga:/ la que peca” [en Europa] “por la paga/ o el que paga” [en la cárcel] “por pecar?”

Pero eso sí, tanto Karime como Javier son malos para citar, porque ella cambió el “no exhibir excesiva ciencia” por “dominio de ciencia”, y él dijo “verbal contingencia” en lugar de “verbal continencia”. En ambos casos, se cambia el sentido de la frase original.

Y la frase en sí es bastante rudimentaria. Según la cita final de Duarte en el Tribunal de Guatemala, se compone de 12 palabras: siete de ellas sustantivos que terminan con el sufijo “encia”, el sustantivo “dominio”, el adjetivo “verbal”, las preposiciones “de” y “según”, y la conjunción disyuntiva “o”.

Como se puede ver, no hay en ella ningún verbo, que morfológicamente es el tipo de palabra más importante en la oración y el que le aporta al significado “acción, pasión o movimiento”.

No se puede considerar de ninguna manera un poema, ni siquiera un conjunto de versos, porque no tiene ninguna métrica y su intención lírica es sumamente primitiva y cacofónica.

Vaya, hasta la ocurrencia de los frutsis y los gansitos podría tener más miga.

Lo dicho, la lectura no es lo de ellos; lo suyo, lo suyo… era robar.


Sin tacto

Sergio González y Levet

MANUAL PARA PRECANDIDATOS 2 (VERSIÓN 2017)

Sigo con los consejos en forma de indicaciones para quienes andan en pos del sueño escurridizo de alcanzar un escaño en el Senado o asiento curuleco en la próxima legislatura federal y en la local, después de obtener el sí del jefe respectivo y el apoyo de la prensa…

3. Hay que hacer presencia en todo el estado (para los senadores) o en el distrito respectivo (para los diputados). Primero, regresar a los orígenes, reavivar las amistades infantiles, saludar de nuevo a los familiares olvidados, hacer presencia en el pueblo o la ciudad natal, al barrio. Nunca sobra crear una fundación para arrimar apoyos y crear imagen de benefactor.

4. Hay que hacer presencia en el partido. Empezar las visitas recurrentes al edificio de Ruiz Cortines. Conseguir el saludo -aunque sea pasillero- al presidente, a la secretaria de organización, a la secretaria de administración (a la secretaria general no, porque nunca va). Llevar regalitos a las secretarias, a los auxiliares y a los abrepuertas, nunca se sabe.

Y acercarse a los líderes de los tres sectores, para ver con qué camiseta pueden buscar la candidatura.

También hay que buscar un nombramiento dentro del Partido, el que sea en cualquiera de las secretarías, los sectores, las organizaciones: “Auxiliar B del secretario privado del segundo asesor del titular de la oficina de atención a militantes del sector popular en la parte suroeste de la parte norte del estado”. Todo sirve.

5. Es sumamente importante mandarse a hacer una encuesta cuyo resultado único e inconmovible sea que el aspirante es conocido, querido, admirado, reverenciado en su distrito. Mientras más exagerado el resultado, mejor (la realidad es lo de menos). Y portar copias al por mayor del documento para mostrarlas y regalarlas a la menor provocación en cafés, salas de espera, oficinas partidistas. Mandar, obviamente, a todas las redacciones una copia con “atentos saludos”, para que los cuates o los aliados de esta ocasión promuevan la encuesta.

6. Darse varias vueltas por el Altiplano. Probar visitas al edificio nacional del Partido. Revisar si en alguno de esos recovecos no hay un paisano a modo -jarochos hay hasta debajo de las piedras, en todo el mundo-.

Ir a Bucareli, pero mejor: localizar la oficina alterna en donde realmente despacha el Secretario de Gobernación y darse una vuelta para saludar a los que entran y salen, en una de ésas hay un conocido que pueda empujar un poquito más la candidatura.

(Ya entrados en gastos y por esos lares, para los priistas una visita a Toluca no es mala idea. Si no se obtiene ningún resultado, si no se halla a nadie conocido, al menos se puede aprovechar para paladear una riquísima torta de chorizo o comer en los restaurantes de lujo de Metepec, que son garantía).

7. Hay que hacer currículum, y si no se tiene, inventarlo: que si alguna vez pasó una manifestación por el frente de tu casa, entonces poner “organizador de eventos masivos en apoyo de varios candidatos del Partido a la Presidencia de la República”. Exhibir una credencial antigua -las hacen inmejorables y económicas en la Plaza Santo Domingo en el DF- que dé cuenta del pasado largo e impoluto del aspirante en tareas de su partido desde la cuna.


Sin tacto

Sergio González y Levet

MANUAL PARA PRECANDIDATOS 1 (VERSIÓN 2017)

La última medición creíble arroja la cantidad de veracruzanos que de una manera y otra buscan/quieren/sueñan ser candidatos a diputados para el proceso de 2018, como 600,004 (para los que no aprendieron o no les enseñaron a leer cifras en la primaria, son como 600 mil, cuatro).

Sí, como 600 mil ciudadanos… más dos funcionarias del área de desarrollo social que han hecho pública su aspiración a ser abanderadas de sus partidos para una de las dos senadurías, más los dos actuales senadores que van en pos de la gubernatura.

Ante cifra tan elevada, en la que están incluidos con toda seguridad muchas aguerridas lectoras y muchos soliviantados lectores -dejadme la esperanza-, esta columna se convierte una vez más en una especie de Sedesol periodística y ofrece un servicio social, universal y gratuito, a quienes gusten aprovecharlo.

Tal servicio es la emisión de un manual genérico, para uso y disfrute de la juventud estudiosa y musical (ah no, eso es de Bach y su Clave bien temperado)…rectifico: para uso y disfrute de los políticos y prospectos de políticos que han echado a andar sus esperanzas y su ilusión en pos de la gubernatura, un escaño senatorial, una curul federal o una local.

Son recomendaciones que a nadie le caen mal, y que surgen de las ideas y la experiencia recogidas entre muchos que lograron llegar y otros que lo han intentado sin éxito, pero persisten:

1. Lo primero es lo primero: sin la voluntad explícita del que decide, ni moverse. Así que hay que buscar la aquiescencia del señor que corresponda en cada caso. Pero es la real, la que ha sido expresada claramente, no la que muchos inventan a partir de mensajes trípticos, de simbolismos o de ese pretexto que siempre han enarbolado los nacidos para perder: “Pues no me dijo que sí, pero tampoco me dijo que no, así que le sigo…”

“Si no tienes la simpatía de alguien del círculo cercano del Presidente o del Gobernador, o peor, si tienes un enemigo ahí, ¡ni le busques!”, previene un damnificado de anterior contienda.
​Esa voluntad expresada debe traer consigo los apoyos políticos de todo tipo: del partido, de los militantes, de los liderazgos… y los otros apoyos también, esos que permiten sufragar la búsqueda de los sufragios, si me permiten la eufonía.

2. Junto a ese primer paso y tal vez hasta un poco antes, hay que buscar la voluntad de periodistas para ir creando una imagen en los medios… en esos mismos medios que leen y consultan quienes arriman los datos al interior de los partidos para que sean tomados en cuenta por quienes toman las decisiones finales. No hay de otra: la mejor forma de encartarse en las listas es a través de menciones en periódicos -en particular en columnas políticas serias e importantes, que serán unas 20; no perder tiempo y recursos en pasquines o publicaciones marginales-. Y también en noticieros de radio y televisión, y ahora en los muy importantes y leídos portales informativos -ojo: son pocos los que valen la pena en este sentido: no llegan a diez-.


Sin tacto

Sergio González y Levet

RAMÓN POO, ALCALDE 

No, no quiere ser senador ni diputado federal o local, menos gobernador

Ramón Poo Gil sólo quiere terminar bien su cuatrienio… y regresar a lo suyo, a la empresa, en donde está su verdadera formación, su vocación, su mundo...

Y eso de no sudar calenturas ajenas le da el tiempo y la pausa para trabajar en un solo objetivo. Y por eso no se distrae de sus importantes funciones como el presidente municipal del municipio históricamente más importante de América, el primero de tierra firme en nuestro continente, el que fundó el gran conquistador (aunque no nos guste) Hernán Cortés, el de mayor presupuesto en la entidad.

El más conflictivo y demandante también.

Pero Ramón se da tiempo para atender demandas y solucionar conflictos, porque está dedicado de lleno a hacer un excelente papel, como lo hizo su padre, don Gerardo Poo Ulibarri, cuando fue el mejor alcalde del municipio de Veracruz.

Se explica porque un empresario exitoso es necesariamente un buen administrador, y un buen administrador, irremediablemente, es un funcionario eficaz.

El problema de la función pública es que la han desempeñado tradicionalmente los políticos, y ante el estado de las administraciones públicas de los tres niveles de gobierno, urgen ya otros perfiles: gente que sepa de números, de trabajar en serio, de honorabilidad.

Por eso Ramón Poo va a entregar buenas cuentas a los veracruzanos cuando termine su labor, Trabajando Juntos hasta el último minuto del día 31 de diciembre de 2017.

De ahí vendrá una merecida vacación, un respiro para empezar a mirar en retrospectiva y hacer la evaluación final; los costos y los logros de haber sido un servidor público en tiempos tan difíciles como éstos.

¿Qué dejará Ramón cuando salga? Yo creo que saldos a favor, sobre todo en obra pública. La remodelación integral del centro histórico es lo visible, lo presumible en la superficie, pero también hizo mucha obra a pie de piso -pavimentaciones y bacheos permanentes a lo largo de los tres años y seis meses y días de la administración, más lo que falta-, y mucha obra enterrada, de ésa que no se advierte porque lo cómodo no despierta ninguna emoción entre la masa, sólo el disfrute. Nunca se verá una manifestación de apoyo porque ya no hay hoyos en la calle o porque los servicios se hicieron más eficientes.

Al pueblo le queda eso de ir a quejarse, no de reconocer, para eso es pueblo.

No obstante, Ramón les dice constantemente a sus colaboradores que él y ellos no llegaron al Ayuntamiento para cosechar alabanzas, sino para servir a la comunidad. Y una autoridad sólo sirve a su pueblo cuando hace su trabajo bien, cuando cumple a cabalidad sus funciones. Cumplido el deber, lo que queda es continuar con el trabajo hasta que se cumpla el plazo definitivo.

Por eso Ramón Poo se ve satisfecho, contento, con la experiencia de haber sido la primera autoridad del primer Ayuntamiento de América. Por eso piensa redoblar el esfuerzo en los seis meses que le quedan para terminar como empezó: a tambor batiente.

Y después va a ver que fue bueno.

 

ANTERIORES

 

 


INICIO          CULTURA          ENTRETENIMIENTO          OPINIÓN          VIDEOS

 
SERVICIOS QUE OFRECEMOS.
PROMOCIÓN DE IMAGEN
PUBLICACIÓN DE EVENTOS
IMAGEN DE GRAN DESPLIEGUE
BANNER
VIDEO
LINKS
AUDIO

¡ANÚNCIESE AQUÍ! ¡ESCRÍBANOS!

SERVICIOS QUE OFRECEMOS.
PROMOCIÓN DE IMAGEN
PUBLICACIÓN DE EVENTOS
IMAGEN DE GRAN DESPLIEGUE
BANNER
VIDEO
LINKS
AUDIO

EL JEJÉN. Nota que hincha. ¿Quiénes somos? | Contacto | Publicidad | Aviso Legal EL JEJÉN. Nota que hincha.
Copyright© 2009 a favor de El JEJÉN Microempresa, en trámite.
Todos los derechos reservados
Derechos de Autor en trámite.
Desarrollado por Zenón Ramírez García
Papantla, Veracruz, México